Chuck D: el poder del hip hop

Pionero del rap, activista negro y líder de Public Enemy, reivindica el vínculo entre música y política
Sebastián Ramos
(0)
8 de diciembre de 2011  

La historia oficial de los negros en la Argentina es un gran silencio. Nadie enseña nada sobre el tema de los africanos en la Argentina, están blanqueados. Hay intereses y ciertos poderes que insisten en que aquí no hay negros. Según la historia, aquí los negros eran esclavos y luego desaparecieron, murieron todos. En la Argentina, los afrodescendientes han sido invisibilizados". Que un extranjero venga y te cachetee con una verdad oculta en tu propio país es sin dudas síntoma de que algo importante está sucediendo. Y si ese extranjero es un intelectual nada ortodoxo, formado en las calles de Queens, Nueva York, y cantante de uno de los grupos pioneros y más influyentes de la música rap, todo esto resulta de lo más atípico. Tanto como esta primera visita a la Argentina de Chuck D, fundador y líder del grupo Public Enemy, para ofrecer una conferencia con el nombre de "Música, política y diáspora, el rol de la cultura hip hop en la construcción de la identidad afro y la lucha contra el racismo" y una noche de soundsystem junto a su compañero DJ Lord, que, mañana y en el marco de una nueva edición de la Black Family Reunion, promete hacer bailar hasta a las babosas.

Destruyendo mitos

Toda una leyenda del rap norteamericano, Chuck D aterrizó en Buenos Aires junto a su esposa, la doctora Gaye Theresa Johnson, socióloga y especialista en historia de la cultura y el racismo vinculada con movimientos musicales, convocados por la organización Diáspora Africana de la Argentina (Diafar), que preside Fernando Pita, creer o reventar, sobrino del guitarrista Carlos García López (por estos días en la banda de Charly García) y primo de Fidel Nadal. "Uno de los motivos que tiene Diafar es romper con el mito de que en la Argentina no hay gente negra. El hombre negro es un concepto, pero el afrodescendiente es una realidad y es imposible pensar que en América haya un país que no tenga población afro. El objetivo final es un mundo sin racismo, pero no se puede llegar a ese mundo sin racismo si no empezamos por reconocer que los afrodescendientes existen. Cuando acá se dice que no hay gente negra se está invisibilizando, según las estadísticas, a dos millones de personas que si bien no son negras sí son afrodescendientes. Este tipo de encuentros tiene el fin de visibilizar a toda esa gente", sostiene Pita, sentado al lado de Chuck D, en una de las mesas del lobby de un hotel de Palermo.

-Después de tantos años y cierto reconocimiento sobre tu obra, ¿todavía te sentís un enemigo público?

-Mirá mi piel... [se señala el brazo]. No importa donde estés en el mundo, la gente más oscura es la más pobre y los más ricos son blancos. Eso es lo que siempre quisimos cambiar. No importa si sos famoso o lo que sea, a nosotros un taxi a la noche no nos para. El planeta es de todos los seres humanos, pero hay algunos que utilizan el poder, los gobiernos y los países para odiar a la gente. Por eso inventaron las fronteras y las aduanas y toda esa mierda de la inmigración. Por suerte, mientras los gobiernos separan a la gente, la música los une.

-¿El mensaje del hip hop ha cambiado ahora que se ha instalado en el mainstream ?

-Siempre cambia cada dos años, pero sin dudas el gran cambio fue que la música de los artistas representa ahora más a las compañías que a la gente. Por otro lado, creo que eso sucede especialmente en los Estados Unidos, mientras que en el resto del mundo la esencia del hip hop es cada vez más fuerte y sigue siendo el único lugar donde poder expresarse políticamente en el ámbito musical.

Al preguntar por qué, Gaye es la que toma la palabra: "Creo que eso tiene que ver con que el hip hop es el único lugar donde la gente tiene voz. Y esto es una realidad no sólo para la gente negra. Porque la gente que trabaja en el negocio de la música hoy no son músicos, son abogados, y ellos no tienen contacto con la clase trabajadora, pero el hip hop todavía tiene la posibilidad de servir a un mensaje de unidad y al mismo tiempo con conciencia crítica. El hip hop hace las preguntas que nadie quiere hacer. Martin Luther King se preguntaba por qué los Estados Unidos eran tan racistas o por qué la gente era excluida no porque no amara a su país, sino precisamente porque lo amaba demasiado". Ya lo había advertido el mismo Chuck: "Ella es más inteligente que yo".

"Por otro lado, lo mejor del hip hop hoy no se difunde a través de las compañías discográficas, sino a través de Internet -agrega el rapero-. De hecho, Internet salvó a Public Enemy, me permitió viajar por el mundo y poder estar trabajando todo el tiempo en algo nuevo. Internet acortó las distancias. Fuimos uno de los primeros grupos de rap en tener un sitio web, quizá los Beastie Boys lo hicieron antes, pero enseguida estuvimos nosotros ahí y las posibilidades para contactar e intercambiar música son realmente increíbles."

-¿Cuáles son tus primeros recuerdos musicales de cuando eras un niño?

-Siempre había música en la casa de mis padres. Ellos tenían muchos discos y la música estaba siempre, por todos lados. James Brown, Sonny Rollins, muchos. La música era todo en las casas de los negros en los años 60 y 70. Y también se escuchaba Led Zeppelin, The Rolling Stones, The Beatles, Johnny Cash. La música era música y no entendía de diferencias raciales. Como te dije antes, la música mantiene a la raza humana unida y son los gobiernos los que la separan, en los Estados Unidos y también aquí en la Argentina.

-¿Escuchaste algo de hip hop argentino o a las bandas locales que te acompañarán en la Black Family Reunion?

-No mucho, aunque sí tuve un contacto con esa chica...

"Malena, de Actitud María Marta -intercede Pita-. Ella estuvo en un festival en Río de Janeiro y Chuck la invitó a subir a rapear con ellos."

"Sí, ella tiene un flow muy poderoso. Ojalá el hip hop se convierta en algo más grande también aquí. Tengo entendido que en la Argentina hubo siempre mucho y muy buen rock, ¿no? Bueno, ¿sabés quién inventó el rock? Los negros. Supuestamente eso no se puede decir, pero el rock viene del blues, de Chuck Berry, Little Richard, Bo Diddley... enseguida estuvieron Elvis Presley, Jerry Lee Lewis, Fats Domino... y después vinieron los Beatles, los Stones, Animals y después Led Zeppelin y Meat Loaf y más tarde llegaron Pearl Jam y Nirvana y Rage Against The Machine, que son tan buenos como cualquiera de los que te nombré. La gente cree que el rock es música de blancos, pero el rock también es cosa de negros.

-Y el jazz y el reggae y el soul y el funk...

-La gran clave de todo está en el ritmo, man .

Y habrá que creerle, porque Chuck D decide que las palabras ya no son suficientes y se pone a tamborilear sobre la mesa, sobre la silla, sobre su cuerpo y remata: "Todos los instrumentos tienen este ritmo".

Celebrar las diferencias

El rapero, que desde hace veinte años también recorre las universidades del mundo con el firme propósito de concientizar a diferentes personas sobre la importancia de conocer sus raíces, de defender su cultura, sostiene que "la historia de la música ha sido manipulada para que no se exprese en ella la contribución de los negros. Hay mucho para estudiar al respecto, cien años de grabaciones, desde 1917 hasta hoy, donde el hip hop aparece como una suerte de biblioteca de la historia de la música negra".

Entonces, las palabras de la doctora Johnson vuelven a cerrar la idea-concepto: "No se trata de reconocer la contribución negra por sobre la blanca. Se trata de reconocer la diversidad de la contribución. Decir que es negro o es blanco no es reconocer diferencias y las diferencias son para celebrarlas, no para ocultarlas. Esa es una de las cosas por las que estamos aquí. Toda la gente merece el crédito de lo que hizo o hace".

"Un buen conductor con un mal auto"

A dos años de la asunción como presidente de los Estados Unidos del primer afroamericano, Barack Obama, las sensaciones al respecto son variadas. "Un buen hombre y un mal gobierno", sintetiza Chuck D. "O un buen conductor con un mal auto." De todas formas, el rapero asegura que "cuatro años no son suficientes ni para ser malo ni para ser bueno. Obama no ha aplicado, o no ha podido aplicar, buena parte del plan y por eso habrá que darle más tiempo". Y Pita, presidente de Diafar, agrega: "Igual creo que la llegada de Obama ha sido un símbolo muy fuerte para la comunidad afro en el mundo. Antes, un niño negro no soñaba con poder llegar a ser presidente por sólo ser negro. Aunque sea apenas el primer paso, Obama rompió con eso".

TRES AÑOS CLAVE

1982

Formación del grupo


Public Enemy irrumpió en la escena neoyorquina con un fuerte contenido político y letras que reflejaban lo que la comunidad negra podía y no podía hacer.

1988

It Takes a Nation of Millions to Hold Us Back


El segundo álbum de Public Enemy fue el que catapultó al grupo a la fama, con buenas críticas de la prensa y un millón de copias vendidas en poco más de un año. Con infinitos samples, se lo reconoce como uno de los discos más influyentes del género.

1989

Haz lo correcto


A un año del impacto de It Takes a Nation ... Public Enemy se consagró musicalizando el film de Spike Lee, con el tema "Fight The Power".

PARA AGENDAR

Black Family Reunion: Chuck D y DJ Lord Soundsystem, junto a Tiro de Gracia, Actitud María Marta y Leeva Spinetta. Niceto Club: Niceto Vega 5510. Mañana, a las 21.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.