Cómo es el nuevo disco de No Te Va Gustar, tema por tema

La banda uruguaya editó un álbum de versiones para celebrar sus 25 años de carrera.
La banda uruguaya editó un álbum de versiones para celebrar sus 25 años de carrera. Crédito: Guido Lafigliola
Oscar Jalil
(0)
12 de abril de 2019  • 15:57

La canción es la misma... Aquel chiste de Led Zeppelin para bautizar la película y disco doble en vivo de 1976 sigue siendo una excusa perfecta a favor de extender la permanencia de un reportorio exitoso. En Otras canciones, No Te Va Gustar continúa ese legado pero va un poco más allá del repaso previsible armado con versiones nuevas de temas conocidos. Pensado como una pieza de celebración por los 25 años de trayectoria de la banda uruguaya, que también incluye la reciente publicación de una autobiografía firmada por el periodista argentino Mateo Crespo ( Memorias del olvido), el disco suma un DVD de la filmación del concierto semi acústico registrado el 19 y 20 de diciembre del año pasado en una de las salas del Auditorio Adela Reta de Montevideo, donde se realizaron varias tomas de algunos temas mientras una reducida platea -integrada por allegados a la banda- seguía de cerca el pasaje incesante de invitados rutilantes como Julieta Venegas, Jorge Drexler, Hugo Fattoruso y Robi Draco Rosa, entre otros.

La idea de reinterpretar viejas composiciones que no suelen integrar el set-list de los shows de NTVG es la primera novedad, pero son los arreglos y cambios de estilo de algunos temas clásicos el verdadero acierto de la apuesta revisionista. Entre todos los invitados, sobresale el aporte del grupo de música marichi Flor de Toloache: tres de las cuatro integrantes de esta formación nacida en Nueva York iban a participar de dos tracks y terminaron aportando cuerdas y coros precisos a media docena de canciones. El ambiente íntimo que respiran las sesiones quedó bien marcado en el registro final y ofrece una nueva lectura para los que todavía descreen del potencial de la banda más popular de la música uruguaya. Emiliano Brancciari se corre del rol protagónico y la pequeña orquesta crece en detalles más cercanos al candombe de cámara que al agite de estadio o las confortables repeticiones acústicas de los clásicos que conocemos todos. Son catorce razones para redescubrir el efecto NTVG, gracias a canciones escondidas y otros milagros de la reinvención. A continuación, un repaso tema por tema.

"Comodín": El teclado reverberante de Francisco Nasser ofrece la primera diferencia respecto del hit original incluido en El tiempo otra vez avanza. Los vientos y la base se combinan en un preciso equipo jugado a favor de Emiliano Brancciari y su plegaria de liberación sentimental.

"Al vacío": Nueva vida para una canción clave de NTVG. La calidez de la cantante colombiana Catalina García (Monsieur Periné) dibuja otros colores al relato despechado mientras las cuerdas de Flor de Toloache completan la restauración.

"Esos ojos": Una vieja canción escrita en 2001. La letra le habla directamente a los represores y violadores de los Derechos Humanos que asolaron a Uruguay durante la última dictadura militar. Recién apareció como tema extra de El camino más largo (2008), y ahora tiene su versión definitiva.

"Cruz de olvido": Esta ranchera añeja -popularizada por el cantante mexicano Vicente Fernández- es uno de los momentos más logrados de Otras canciones, gracias a la sentida interpretación compartida entre las voces femeninas de Flor de Toloache y el tempo lento de Brancciari.

"Chau": Julieta Venegas -abonada a las colaboraciones en discos ajenos- se adueña del clásico incluido en Por lo menos hoy. Swing, gracia y buena vibra para un letra que habla sobre abandono y rechazo.

"Me ilumina hoy": Un cambió de piel para un tema que le debe mucho al primer R.E.M. Aquel fulgor eléctrico que abría El tiempo otra vez avanza ahora se transforma en una balada que crece entre las cuerdas y los juegos corales.

"A las nueve": De nuevo el piano de Nasser marca diferencias. El hitazo para estadios suena más limpio en los bronces y la cadencia de una pequeña orquesta para mejorar esos temas que saben todos.

"Clara": Adorada por los fanáticos de NTVG, "Clara" abandona su estilo de murga para convertirse en milonga gracias al aporte notable de Hugo Fattoruso en acordeón. "La canté toda diferente", dijo Brancciari al concluir una de las tomas del registro en vivo.

"Tirano": El ritmo de candombe viaja en el vaivén de una canción de denuncia y las notas se acentúan en el saxo barítono, la percusión y las guitarras con la participación de Guzmán Mendaro, uno de los fundadores de la mítica banda oriental Hereford.

"De nada sirve": Otro rescate que no forma parte de las presentaciones en vivo de NTVG. Un tema hecho a la medida de Jorge Drexler y su capacidad para transformar una canción sencilla en un mensaje emocional.

"Te quedás": La rústica marcial que identifica al tema que cierra El camino más largo crece en los arreglos de cuerdas de Flor de Toloache. El grupo de música mariachi nacido en Nueva York le imprime un color de cámara que la canción original no tenía.

"Verte reír": Íntima y en plan country-folk, el himno reggae de NTVG acá funciona como un ejercicio de imaginación y arreglos delicados gracias al aporte, una vez más, de las chicas de Flor de Toloache.

"Poco": La voz gastada de Robi Draco Rosa es una bendición para un tema no tan trascendente de NTVG. El ex Menudo y afamado productor latino se adueña de la canción en un in crescendo de tensión épica.

"No era cierto": Tema incluido en el disco debut, el final de Otras canciones tiene algo de destino circular y también una muestra de evolución desde las mullidas superficies del registro semi-acústico en donde el detalle y los invitados pueden mejorar la celebración.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?