El Chango Spasiuk, vida y obra del presente

Gabriel Plaza
(0)
20 de septiembre de 2019  

El papá del Chango Spasiuk, carpintero y violinista aficionado, le compró su primer acordeón a piano en una relojería de Apóstoles. Desde ese momento, el músico no se separó más del instrumento. "Yo comía y dormía con el acordeón. Me lo sacaba solo para ir a la escuela", recordaba en una nota con LA NACION durante su última presentación en el Festival de Cosquín. Hoy, el Chango Spasiuk es una referencia del acordeón y está celebrando treinta años con la música mañana en el Teatro Ópera, y el sábado 28 de septiembre en el Teatro de la Fundación en Rosario.

"Son 30 años de música desde mi Consagración en Cosquín en el 89 y la grabación posterior de mi primer disco, pero como no soy un artista de éxitos radiales, el concierto se centrará más en mi sonido actual, que de alguna manera es la síntesis de todos estos años de búsqueda musical", explica el Chango Spasiuk.

En todo este tiempo, el acordeonista misionero pasó de captar la atención del mundo del rock a partir de tocar con Divididos en Obras a ser un referente de la música litoraleña como compositor y arreglador. Su música instrumental fue sumando capas de profundidad a lo largo de los años haciendo pie en sus raíces. A partir del proyecto documental Polcas de mi tierra (1999), donde exploraba los sonidos de las migraciones ucranianas asentadas en su pueblo natal de Apóstoles, el acordeonista dio un salto contemporáneo en su música, traduciendo la compleja trama rítmica de sonidos y corrientes estéticas del Litoral, que van de Tránsito Cocomarola a Isaco Abitbol.

Sus formaciones también fueron mutando desde aquellas primeras agrupaciones con bajo y batería hasta el delicado ensamble con piano, violín, guitarras, percusión y acordeón. "Mi grupo de ahora es lo que quiero mostrar, donde entran desde la música para películas, las obras del disco Polcas de mi tierra, la tradición del chamamé o mis composiciones más contemporáneas de discos como Tarefero de mis pagos".

En este concierto, el compositor misionero estará acompañado por Matías Martino (piano), Diego Arolfo (guitarra y voz), Marcos Villalba (guitarra y percusión), además de Marcelo Dellamea, Heleen de Jong en chelo y Pablo Farhat en violín. "También habrá otros invitados conectados con otros aspectos de mi mundo sonoro". Después de grabar doce discos donde rompió los estereotipos sobre lo que se espera de un chamamecero -crear obras de cámara con sonidos del Litoral para el violinista Rafael Gintoli o cruzar piezas sonoras con el productor electrónico Chancha Via Circuito en Pino Europeo-, el Chango fue creando su propio universo en el acordeón. En ese sonido introspectivo se resume el misterio de la vida en el Litoral.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.