John Mayer: "Me aburro rápido y ahora siento que salí de mi zona de confort"

Traductor del blues para las nuevas generaciones, el músico nacido en Connecticut, se presenta hoy en el Hipódromo
Sebastián Chaves
(0)
29 de octubre de 2017  

Un hombre y su guitarra: a los 40 años, el romance, es el mismo
Un hombre y su guitarra: a los 40 años, el romance, es el mismo

"La búsqueda de todo" sería la traducción del nuevo disco de John Mayer y su consiguiente gira de presentación que lo traerá por la Argentina para tocar hoy en el Hipódromo de Buenos Aires. Y a sus 40 años, el músico nacido en Connecticut parece hacer honor a ese lema, aunque se trate más de una búsqueda interna que de una ambición puertas afuera. Desde su reivindicación del blues hasta el formato del show en diferentes secciones (banca completa, acústico y en trío), Mayer quiere complacer a su audiencia, sí, pero antes que nada a sí mismo. "Me aburro rápido y ahora siento que salí de mi zona de confort", asegura del otro lado del teléfono.

Con una carrera que comenzó con el tercer milenio y que hoy lo tiene con siete discos de estudio bajo el brazo, John Mayer se convirtió rápidamente en el traductor del blues para las nuevas generaciones y logró que los grandes maestros del género lo abracen casi de inmediato. B. B. King, Eric Clapton y Buddy Guy son algunos de los nombres que le dieron el visto bueno a lo largo de su carrera. "Es algo que ni te imaginás, yo estaba en la mitad de mis veintipico y ya había tocado con todos ellos", recuerda casi en tono de reverencia. "Todo sucedió muy rápido en mi carrera, apenas entré a la industria de la música ya me habían pasado demasiadas cosas", dice.

-¿Sentís que le devolviste la juventud al blues?

Uh, es difícil decirlo. No creo que haya hecho nada revolucionario por el blues, en términos de forma y estructura, pero sí siento que reintroduje los grandes maestros a otro público. Sea tocando sus canciones o invitándolos a mis shows. Me encantaría decir que experimenté y que hice evolucionar al género pero no creo ser tan bueno, sí para mantener al blues en un alto grado de exposición. Quiero que esté donde tiene que estar y me gustaría en el futuro volver a las raíces del género, cuando crecés te empieza a importar que tu carrera perdure y evolucionar como artista, pero también es difícil centrarse en un solo estilo porque hay muchos sonidos para investigar a cada rato.

-¿Cumpliste 40 años hace unos días, esa cifra redonda fue al que te obligo a mirar tu carrera en perspectiva?

Sí, definitivamente, es el momento justo para analizar todo lo que hice. Es un buen punto de partida para pensar este año y el que viene, me gusta hacer ese recorrido. No se trata de ponerle un final a nada, pero sí es interesante mirar para atrás para ver dónde estás. Es, al mismo tiempo, una reevaluación y una celebración.

"Hay algo que no se puede transmitir con la tecnología", dice
"Hay algo que no se puede transmitir con la tecnología", dice

-¿Y eso es lo que te llevó a girar en este formato?

-Hay dos razones por las que elegí girar así. Una es que quería hacer una retrospectiva de mi carrera, no sólo como un grandes éxitos, sino también para mostrar todas las facetas musicales. Y la otra es que si rompés la continuidad del show es fácil sentir la adrenalina en cada canción. Cada cuatro o cinco temas es un nuevo comienzo, y entonces me ayuda a mantener la concentración. En otras giras me pasaba que al promediar el concierto perdía intensidad, pero nunca la perdés en las primeras canciones. Es una forma de mantenerme fresco y de ofrecer cosas distintas. Es una de las giras en las que me he sentido más enfocado.

-Tu versión de "Free Fallin'" es tu canción más escuchada en Spotify. ¿Tiene un nuevo significado para vos tocarla en vivo después de la muerte de Tom Petty?

-Seguro. Ahora se convirtió en un tributo, aunque claro que siempre lo fue. Tom Petty fue un compositor increíble, y suele pasar que cuando sos tan bueno y tu carrera es tan consistente ya lo damos por sentado y lo valoramos recién cuando esa persona ya no está. Pensamos que estaría para siempre porque no paraba de hacer buenas canciones. "Free Fallin'" es un tema mágico, cada vez que lo toco puedo disfrutarlo sin esa relación amor-odio que uno tiene con sus temas propios. Es como jugar a ser ese artista que nunca vas a llegar a ser. La corporizás de otra manera, no te involucrás como compositor y entonces es otro tipo de disfrute. La voy a tocar siempre en vivo.

-Hablás mucho de disfrutar el presente. ¿Es algo que te replanteaste después de tu cirugía en la garganta?

Puede ser. Fue una situación extraña porque nunca llegué a plantearme que podía terminar con mi carrera pero sí aprendí a cuidarme. Me cuido mucho más ahora, sé que no podés hacer cualquiera todos los días y después subir al escenario y rendir igual. Siento que soy mejor cantante y que tengo menos confianza en mis voz. Es difícil de explicar, lo sé (risas). A medida que te volvés más viejo, aprendés a cantar pero también sos consciente de tus limitaciones; cuando sos joven pasa al revés, no sos tan bueno pero te creés el mejor.

-¿Lo aprendiste después de tocar con tantos músicos legendarios?

Definitivamente me hicieron mejor músico y mejor persona. Cada uno de ellos me dio una lección de vida. Fue tremendo vivir eso desde tan chico. Hoy siento que les debo mucho a ellos y a la forma en la que me contuvieron cuando recién comenzaba. Esa idea de pasarles la música y la sabiduría a las nuevas generaciones es algo que quiero mantener, ser generoso con los músicos más jóvenes. Porque hay algo que no se puede transmitir con la tecnología, por más avances que haya, hay algo que sólo se puede transmitir de persona a persona.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.