La renovada Teresa Parodi

Gabriel Plaza
(0)
26 de septiembre de 2005  

"Pequeñas revoluciones" , presentación del CD de Teresa Parodi. Invitados: León Gieco, Pepe Céspedes (guitarra), Cóndor y Dani de la Bersuit (coros), y Guadalupe Farías Gómez (voz). El viernes último, en el teatro Opera.

Nuestra opinión: muy bueno

Teresa siempre encuentra la forma de reinventarse, por si le hiciera falta, en cada canción y en cada nueva historia que descubre en ese otro país que conoce de cerca: el trabajo silencioso del campesino, la obstinación del inundado, la melancolía del migrante correntino, la sabiduría de las tejedoras del cerro, la lucha de las Madres de Plaza de Mayo o la persistencia del desocupado.

Sus crónicas rurales o urbanas hablan de esas "pequeñas revoluciones" cotidianas que dieron nombre a su último disco y que presentó anteanoche en un prácticamente repleto teatro Opera. El público recibió estruendosamente los nuevos temas, cantó los clásicos y hasta coreó los estrenos especiales que la correntina entregó a sus seguidores.

"Ustedes saben que siempre me gusta regalarles canciones nuevas", dijo Teresa, a manera de código cómplice con un público que le entregó la ovación de la noche a la inédita "Aún caminan conmigo".

Fiel a esa especial comunicación que entabló con sus seguidores desde el inicio del concierto la cantautora arrancó con los estrenos del álbum producido artísticamente por Pepe Céspedes (uno de los cerebros compositivos y bajista de la Bersuit Vergarabat), que marcan un rumbo en la apertura de sonidos que había mostrado ya en "Soy feliz", producido por Afo Verde.

La autora encontró en "Pequeñas revoluciones" un canal fluido para asociarse con los sonidos rioplatense que ensamblan bien con su identidad litoraleña y el fraseo agreste de su voz. Es que más allá del sello chamamecero que lleva con orgullo, Parodi es ante todo una dúctil cantautora, hacedora de estribillos, que en el pop serían rotundos hits.

Con una banda dirigida por el guitarrista Marcelo Predacino, que sabe cómo acompañar la intensidad y los climas de las canciones entre el toque acústico o el sonido eléctrico, Teresa puede pasar sin sobresaltos del huayno estribillero de "Pa´ festejarlo", al chamamé crudo de "Elogio del musiquero", o a la belleza austera de "Bajo el naranjo amarillo", una de las gemas de su flamante CD. En vivo, los temas nuevos se intercalan con los que ya se convirtieron en clásicos como el popurrí con "Apurate, José" y "Pedro Canoero".

Sin embargo, Parodi no necesita de sus temas más populares para sostener el clima de sus shows. Queda demostrado con la recepción que tienen las nuevas "Corre, niño, corre", "Oda al pueblo caminando", o la inédita "La Celedonia Batista", con Guadalupe Farías Gómez.

Cerca del final, Teresa se dio el gusto de invitar a Gieco para estrenar en vivo "El ángel de la bicicleta", en una versión tan poderosa como la del disco de León. Un cierre ideal para una artista que sabe cómo grabarse -con sus canciones- en el inconsciente de la gente.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.