Las canciones de Marlango en su versión más despojada

El dúo español presenta esta noche en la Usina del Arte Delicatessen, un concierto en el que el público elige el repertorio
El dúo español presenta esta noche en la Usina del Arte Delicatessen, un concierto en el que el público elige el repertorio
Inés María Agosta
(0)
6 de octubre de 2016  

Leonor Watling y Alejandro Pelayo
Leonor Watling y Alejandro Pelayo

En 1994 nacía Marlango, el dúo español que conforman Alejandro Pelayo y Leonor Watling y que ya cuenta con más de 90 temas y 6 discos en su haber. El hecho de que el nombre haya surgido de una equivocación (Leonor descubrió casi diez años más tarde que la mujer que Tom Waits nombra en la introducción de la canción "I Wish I Was in New Orleans" no se apellidaba "Marlango", sino "Montelongo") no parece preocuparles.

"No hace más que ratificar nuestra sensación de que todo a lo que le dedicas mucha atención al final no es tan importante", dice Pelayo. Watling a su vez cuenta "Waits me dijo que toda inspiración viene de un malentendido. Automatic imperfection, nuestro segundo disco, hablaba de eso: hay una manera de hacer las cosas bien que es muy estándar y una manera de hacer las cosas mal que es infinita". "Muy creativa", agrega Pelayo.

A casi dos años de haber sacado el disco El porvenir, Marlango ofrece esta "degustación" de sus temas y versiones en su estado más puro: sólo piano y voz. De ahí el nombre Delicatessen. Para sorpresa de sus integrantes, lo que empezó siendo algo chico para unos pocos se transformó en una gira que ya lleva más de cien presentaciones en vivo -hoy, a las 21, estarán en la Usina del Arte, con entrada gratuita- y cada una de ellas es única porque el público elige lo que quiere escuchar. "Hay algo bonito en ver cómo está la gente esa noche, hacerlo entre todos y después decirles: «Ven que te vamos a dar un paseo»", dice Watling.

-¿Cómo ven al público argentino?

Alejandro: -Es culto a la vez que apasionado por la música, el oficio, las canciones y tiene respeto por el que está arriba del escenario. El nivel mínimo está mucho más arriba que en otros sitios. Es un gusto venir acá, es una sensación de éxito para nosotros.

-Han contado que alguna vez pensaron en seguir caminos separados. ¿Qué es lo que los une?

-Siempre conviven esas dos sensaciones porque vivimos en un territorio que es muy frágil, el de escribir canciones. Si lo piensas como una condena es horrible, por eso es importante para nosotros no perder ese punto lúdico infantil.

Leonor: -Es extraordinario encontrar a alguien que creativamente pueda seguir contándote cosas después de diez años. Es nuestro patio de recreo. Siempre intentamos cuidar eso.

Alejandro: -Marlango no es un encargo, encargos ya tenemos en nuestras vidas que pagan hipotecas y facturas. Tenemos necesidades íntimas, personales y estéticas que cuidamos mucho y que saciamos ahí, lo demás nos...

Leonor: - Alimenta.

Entre las asignaturas pendientes se encuentran tocar en París, hacer giras con un cuarteto de cuerdas e incluir elementos audiovisuales en sus conciertos. Por lo pronto, piensan comenzar con sus encuentros creativos en vista de su próximo disco. Un proceso que definen como una provocación, una acción y reacción entre las ideas que cada uno propone.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.