Las voces de muchas mujeres en una sola voz

Con Madreselva, su último disco, Georgina Hassan se afianza como intérprete de la canción popular
Con Madreselva, su último disco, Georgina Hassan se afianza como intérprete de la canción popular Crédito: Lole García
Mauro Apicella
(0)
28 de enero de 2018  

Georgina Hassan es de esa generación de músicos que con el final del siglo buscó su camino en la música de raíz folclórica y se encontró con una canción popular de amplio espectro que fue tallando a su manera, en composiciones propias de letra o música. Sin apuros, pero tampoco descansos, publicó cuatro discos: Primera luna, en 2005, su debut como solista; Como respirar, cuatro años después; Tornasol, en 2014 y hace seis meses Madreselva. La particularidad de los dos últimos, además de que se la escucha más afianzada en su propia obra, es que fueron realizados por financiamiento colectivo.

"El primer disco fue de llorar mientras lo grababa. Luego de un tiempo en el que fui muy nómade viajando por varios lugares, recuerdo que mi hermano Ariel me fue a buscar a Chile y me dijo: 'Grabemos un disco'. Los viajes me hicieron solista porque para seguir viajando tenía que tocar y cantar".

Si bien el disco lo produjo su hermano [realizador del ciclo de culto Encuentro en el Estudio], tuvo las composiciones que Georgina venía cantando: "Empecé siendo intérprete. La parte compositiva despertó después. Creo que lo que más siento desde ese momento hasta ahora es haberme afianzado en lugares que no sé cómo van a funcionar con el público pero sé que son mi hoy. Al mismo tiempo, creo que hay una línea estética que se mantiene. Tal vez en aquel tiempo mi voz sonaba más veinteañera. Tanto en Tornasol como en Madreselva tuve la necesidad de acercarme a la poesía. Reinventarme en la manera de escribir".

A instancias de la periodista Gabriela Borrilli Azara, comenzó a hurgar en una poesía que no le fuera contemporánea. "Me presentó poetas argentinas que no conocía, musicalicé algunas obras e hicimos un espectáculo". De alguna manera, Madreselva es consecuencia de ese trabajo. Con obras de una autora como la chaqueña María Elosia Zamudio -que dejó un trabajo a principios del siglo XX, apenas conocido en la actualidad- de Emilia Bertolé y de Diana Bellessi se fue construyendo Madreselva. "Me gustó la idea de traer a esta actualidad ciertas voces femeninas".

Ese tipo de canciones conviven con otras que llevan letra y música de Georgina y con otras que no le pertenecen, como la "Nana para Julia", de Goytisolo, que conforman un universo femenino. ¿Deliberado? "No, se fue dando porque no me propuse hacer un disco con obras de mujeres argentinas. Pero hicimos, con Diego Penelas, arreglador de este disco y con quien vengo trabajando, algunas canciones de ese repertorio y en los ensayos de esa propuesta poética musical para una actuación en el CCK, me encantó lo que pasó. Quise grabarlo y que en esa grabación se sintiera lo que pasaba en vivo. Después sumé canciones mías, de Goytisolo, de Liuba María Hevia y al final me di cuenta de que ese universo femenino estaba presente incluso en lo escrito por algunos hombres".

El título Madreselva podría disparar una asociación tanguera aunque no se trata de un disco de tango (simplemente será porque hay un tema de ese repertorio que lleva aquel nombre). "Me cuesta ponerme un cartel -dice Georgina-. Como le di mucho lugar a la composición, hago canciones. Obviamente que un folclorista dirá que no es folclore lo que hago. Siento que no encajo en algunos lugares, pero sí en un movimiento independiente, autogestivo y que sigue lo que le late, no lo que va a gustar. Las generaciones que vinieron después de nosotros tienen menos miedos. Y no se preguntan si los van a cuestionar o no".

De todos modos, Hassan, que viene de una familia de músicos (su padre, Alberto, fue uno de los fundadores de Opus 4), que se formó en un conservatorio y luego comenzó a desarrollar un estilo que está bien plasmado en cuatro discos, también se animó a las costumbres de este siglo y abrió las puertas de su casa para dar recitales ante quienes la ayudaron a publicar Tornasol y Madreselva, por financiamiento colectivo.

"Así es como uno también tiene la certeza de que hay gente que te sostiene. Las devoluciones son fuertes. No es solamente que te vaya a ver mucha gente. No me desvela ir a cantar a festivales. Es acompañar la vida del alguien con la música. El origen de la música es ese: acompañar la vida de las personas. Siempre hice música. De chica para espantar al miedo. Cuando tenía miedo cantaba", dice.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.