Quién es Claudia Montero, la argentina que ganó cuatro Latin Grammy

La compositora Claudia Montero está radicada en España; elige las formas clásicas y se deja llevar por la influencia tanguera para sus obras instrumentales, que son ganadoras
La compositora Claudia Montero está radicada en España; elige las formas clásicas y se deja llevar por la influencia tanguera para sus obras instrumentales, que son ganadoras Fuente: Archivo
Mauro Apicella
(0)
25 de noviembre de 2018  

La última edición de los premios Latin Grammy no tuvo un "gran ganador" sino muchos ganadores. Es decir: el favorito J Balvin solo se llevó una estatuilla de sus ocho nominaciones; Jorge Drexler acopió tres y resultó el más galardonado, delante de varios músicos que alzaron una en cada mano: el gran Chico Buarque, Luis Miguel , la ascendente cantante Rosalía con su trap flamenco y la argentina Claudia Montero , que se impuso en las categorías Mejor álbum clásico y Mejor composición clásica contemporánea. Lo curioso es que aún no es conocida en la Argentina y tiene otros dos Latin Grammy que ganó en 2014 y en 2016.

Su vida cambió bastante en la última década y media. Fue una de tantas personas que dijeron "basta" en la Argentina y emigraron a probar suerte en España. Se fue con su título de grado de un conservatorio argentino y con la idea de una especialización en Valencia. Una vez que su título estuvo homologado en España comenzó a dar clases en conservatorios de la comunidad valenciana. Pero nunca dejó de componer ni de pensar otro tipo de vías, más allá de las convencionales, para difundir su trabajo.

Mágica y misteriosa de Claudia Montero - Fuente: YouTube

04:03
Video

Claudia escribe música instrumental, tiene un perfil romántico que también va orientado al neoclasicismo y con un sello porteño muy fuerte. Aunque no tiene boleto definitivo de regreso -porque su ascendencia es española, porque su esposo desde hace cinco años es un valenciano y porque la mayoría de sus hijos viven en España- Valencia es su lugar en el mundo y el epicentro de trabajo desde donde puede proyectar su carrera.

"Lo que te da el Latin Grammy es una visibilidad impresionante; lo que un artista necesita para ser reconocido y convocado. El grammy es honorífico. Si lo sabés gestionar es un camino que se te abre. Yo hice una apuesta diferente de la que se hace en la música clásica. Rompí con la imagen del compositor sentado al teclado del piano. Decidí mostrar que soy una mujer que está viva, que tiene una imagen. Me muevo pensando en cómo los artistas pop logran la repercusión que actualmente consiguen. No nos movemos con esos números pero, ¿por qué no podemos vivir de lo que hacemos?", reflexiona esta compositora que decidió grabar y publicar sus propios discos y hasta hacer videoclips para algunas de sus obras más recientes, como uno en el que se la ve como una especie de maga, vestida con capa azul, caminado por un bosque nevado. Animarse y arriesgar. Eso es lo que hizo Claudia, de manera muy solitaria. Porque si bien los artistas de clásica o crossover publican videoclips, en general se trata de cantantes o instrumentistas, no de compositores.

El Grammy fue otra apuesta solitaria. "Llegué a la edición de 2014 porque grabé en 2013 mi primer disco. Pensé que tenía posibilidades de algún reconocimiento, con un producto digno. Y lo hice desde el desconocimiento. Tuve que hacerme miembro de la Academia. Cuando me encontré nominada casi me desmayo y cuando tuve la estatuilla en la mano quedé en shock. El proceso es muy transparente y claro. En 2016 me presenté con mi cuarteto de cuerdas y como ya había ganado antes supuse que esa vez no me lo darían. Me lo dieron y este año me llevé otro dos", dice poco después de su arribo a España, desde Las Vegas, donde se entregaron los premios.

La música de Claudia también es clara y muy tonal, sin pretensiones de experimentación ni vanguardia; está trabajada sobre formas clásicas muy establecidas y toma distancia de las corrientes actuales de la música contemporánea. "Hay una confusión estética con la expresión contemporánea y lo que eso significa. No tiene que sonar a determinada forma o estilo. Tiene que ver con que el compositor esté vivo. Se necesita que no haya sido compuesta hace más de 25 años para aplicar al premio Grammy -aclara-. Me defino como romántica urbana con un respeto absoluto por las formas musicales. Tengo mucha devoción por la forma y el equilibrio y las cuestiones armónicas y melódicas. No me aparto de los parámetros. Pero mi identidad es porteña; lo tengo en el ADN", dice Claudia, que sin duda no disimula esa influencia tanguera (y específicamente piazzolleana) sino que la manifiesta de manera explícita en muchas de sus obras. "Escribo con los mismos gestos desde 1993. Son los mismos porque hay una identidad que permanece. Lo que hago es trasladarla a diferentes formaciones instrumentales. El último Latin Grammy como compositora cierra un corpus de una investigación entre los instrumentos de la orquesta de cuerdas", explica.

Claudia Montero gana Latin Grammy 2018 - Fuente: YouTube

01:56
Video

Claudia se tomó una licencia de su trabajo docente para avanzar en la composición. Actualmente está trabajando en una obra que le encargó la Royal Liverpool Philharmonic, que se interpretará en marzo próximo, y en una composición llamada Ave Fénix, que estrenará, el 27 de junio del año que viene, la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires, dentro de su temporada en el Teatro Colón.

"La pulsión se dirige. No acepto encargos de obras que sienta que no vaya a poder componer: con instrumentos que no son afines a mí, por ejemplo. En esto hay que ser como un actor para poder decir: a este personaje lo puedo hacer, a este otro no. Cuando acepto me comprometo en cuerpo y alma. Lloro con los segundos movimientos de mis obras". Claudia también dice que la composición a pedido es bastante estresante y que también hace falta tiempo "para vivir". "Porque si no tenés experiencia vital no podés escribir nada".

Lo que te da el Latin Grammy es una visibilidad impresionante; lo que un artista necesita para ser reconocido y convocado
Claudia Montero

¿Existe una audiencia predestinada a su música? "Mi música es totalmente cercana. Estoy acostumbrada a que incluyan alguna obra mía en programas donde hay composiciones de Beethoven, Ravel o Arvo Pärt. Esas son pruebas de fuego. Si soy capaz de resistir quiere decir que funciona. Si me pusieran en un ciclo de música contemporánea me sentiría incómoda. No trabajo con medios mixtos, no hago electroacústica, no puedo participar en esos programas. Siento mucho respeto y admiración por los compositores que generan materiales con otros recursos. Pero uno debe sentirse cómodo en una programación para que el que va a escuchar también pueda disfrutar".

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.