Mi primer Lollapalooza: con o sin padres, los centennials toman el predio

Fuente: LA NACION
Dolores Moreno
(0)
29 de marzo de 2019  • 19:23

Once amigas del Saint Catherine's, de entre 16 y 17 años, lograron su objetivo: no perderse esta edición del Lollapalooza 2019 . Están en quinto año y tuvieron que organizarse: los padres se dividieron para traerlas y llevarlas, y hasta definieron un punto de encuentro. Pero adentro del Hipódromo de San Isidro están solas, como si fuera una salida de chicas. Y esta es su primera vez en el festival, algo que las tiene emocionadas. "Siempre nos daban ganas de venir. Algunas amigas habían venido antes y nos habían contado lo bueno que estaba. A partir de eso empezamos a pensar cómo venir. Además hay varias bandas que tocan que nos gustan", cuentan. En lugar de faltar al colegio, las amigas fueron al turno mañana, pasaron por sus casas, se bañaron, eligieron la ropa adecuada y llegaron pasadas las 16.

"No faltamos", dicen a coro. Están sentadas cerca del escenario Perry, mientras Omar Varela hace su set. "El evento nos parece tremenda movida. Todavía tenemos que dar más vueltas, pero está buenísimo. Hay un montón de gente. Hay un poco de todo. Es como un boliche de tres días. Hay amigos y gente conocida", dice Sol, que se convirtió en la vocera del grupo. Tienen remeras coloridas, glitter, el pelo suelto. Son de las afortunadas, sacaron entradas para los tres días. "Vinimos a ver a Kendrick Lamar , Tiesto, Sam Smith, Khea, Paulo Londra . Un poco de todo. Lo bueno es que están en distintos horarios", agrega.

Fuente: LA NACION

Suena un tema que les encanta, quedan Sol, Ampi y Cata sentadas. El resto se mueve al ritmo del trap. No son las únicas que están viviendo la experiencia de estar por primera vez en el festival que año a año se va convirtiendo en un clásico, especialmente para los adolescentes.

Más temprano y cerca del Main Stage 2, varios grupos de amigos y amigas se relajan en el pasto acolchonado. Muchos de ellos también están viviendo su primera experiencia en el festival. Entre ellos están las chicas de Euskal Echea de Llavallol. Tienen 15 años y están en 4to año. Pero a comparación del otro grupo de adolescentes solo vinieron a la primera fecha y para ver a Twenty one pilots. "Nos gusta la variedad de música", dicen. También les gusta Wos, Years & Years y Dak1llah. Pero no están solas, la mamá de Antonella las trajo a todas y mientras ellas pasean tranquilas por el kilométrico predio, la madre hace su propio recorrido. Aunque, a las 22, tienen planeado encontrarse porque a ella como a su hija les gusta el dúo estadounidense.

Fuente: LA NACION

A medida que pasan las horas, el predio recibe más y más gente. Los debutantes del festival pasean, se sacan fotos con los carteles del Lollapalooza, se sorprenden con las cabinas de música electrónica donde hay gente bailando y con los looks -siempre están los que eligen diferentes disfraces de animales-. Las chicas del colegio Estrada de Villa Martí están descansando antes de que llegue el show de Rosalía. Están en sexto año y también es su primera vez. Además de estar vestidas para la ocasión con vinchas con orejitas, remeras con brillos y glitter, tienen en sus mochilas abrochado un pañuelo verde, el símbolo de las adolescentes que se manifestaron para que el aborto empiece a ser legal, seguro y gratuito cuando se trataba la ley en el Congreso.

Hay grupos de chicos. Pero la mayoría de ellos ya estuvo en alguna otra edición del Lolla. No es el caso de Mateo y Ricardo, dos amigos de 16 que decidieron venir al festival porque son fanáticos de Twenty One Pilots. También les gusta Post Malone. A comparación de las chicas, ellos van y vuelven solos y no tuvieron problemas para conseguir permiso.

Caminar por el Hipódromo da esa sensación de juventud eterna. Gran parte del público no supera los 21 años. También hay algunos padres como la mamá de Isabella. Es ella la encargada de cuidar a su hija y a sus amigas del colegio Holy Cross de San Isidro. Las chicas de segundo año son fanáticas de la música y no quieren perderse ni a Post Malone ni a Khea ni a Tiesto. Tres de ellas tienen un short negro bien corto. Como tantas otras teens trajeron una muda de ropa por si se pone frío a la noche. Pero el look no es cosa menor para ellas. Desde que se enteraron que pondrían un pie en este evento que están pensando en qué ponerse. A la hora de posar para la foto, lo hacen de costado.

El primer Lolla es para todos, no sola una oportunidad de escuchar a sus bandas preferidas sino también la de pasar diez horas con amigos y, en muchos casos, sin padres a la vista.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.