Músicos en casa: "Siempre creo que hay que estar preparado para lo peor", dice Santiago Motorizado

Mora Sánchez Viamonte y Santiago Motorizado en su casa de La Plata
Mora Sánchez Viamonte y Santiago Motorizado en su casa de La Plata Fuente: RollingStone - Crédito: Martín Bonetto
Juan Barberis
(0)
11 de junio de 2020  • 16:22

"Los dos somos taurinos, me parece que ese es un dato. Somos muy caseros y nos gusta mucho estar acá en la casa, cocinar, pasarla medio encerrados", dice Mora Sánchez Viamonte, tecladista de 107 Faunos, confinada desde el inicio de la cuarentena junto a su pareja, Santiago Barrionuevo, cantante de Él Mató a un Policía Motorizado. Los dos pasan los días de cuarentena junto a su perro Ricardo, en una casa ubicada a pocas cuadras del centro de la ciudad de La Plata. "Me gusta hacer cosas que tenía pendientes, como leer, ver series, así que lo estuve disfrutando bastante", dice Santiago. "Aunque sé que puede ser chocante leer a alguien que disfruta cuando está pasando una catástrofe socioeconómica, en un país que tiene casi la mitad de la gente pobre".

Mientras 107 Faunos intenta terminar a la distancia la segunda parte de un disco que iba a ser editado por un sello español, del cual en abril pasado editaron la canción "El baile fantasma", Mora trabaja junto a un amigo en la edición de una película que involucra a varios personajes de su banda, y le dedica el resto del tiempo a su propio taller de cerámica, su otra actividad paralela. "Más allá de que las tiendas donde vendo cosas se cerraron, me puse a producir y a laburar acá en casa", dice ella. "Armé una tienda online ahora, le puse pilas a ese otro costado".

"Me gusta hacer cosas que tenía pendientes, como leer, ver series", dice Santiago Motorizado. Mientras tanto, su pareja, Mora Sánchez Viamonte, intenta cerrar un disco con 107 Faunos, trabaja en la edición de una película y lleva adelante un taller de cerámica
"Me gusta hacer cosas que tenía pendientes, como leer, ver series", dice Santiago Motorizado. Mientras tanto, su pareja, Mora Sánchez Viamonte, intenta cerrar un disco con 107 Faunos, trabaja en la edición de una película y lleva adelante un taller de cerámica Fuente: RollingStone - Crédito: Martín Bonetto

Por el lado de Santiago, que antes de la cuarentena había llegado de una intensa gira por España de quince fechas seguidas casi sin descanso, su costado creativo quedó en pausa. "Como no puedo proyectar en el tiempo, siento como que no tuviese sentido. Para mí una canción o un disco es el principio de algo, el puntapié para un montón de aventuras que ahora no puedo pensar", dice Santiago, aunque asegura que su colaboración en el Quilmes Rock junto a Zoe Gotusso para versionar "Final", de Almendra, fue un incentivo. "Hacer eso me motivó, me alegró un poco la vida en el sentido musical", dice. "Estuvo buenísimo, me dieron ganas de hacer algo".

Con el presente en pausa, para los dos la proyección de un futuro probable resulta una práctica insalubre, entre giras postergadas y discos inconclusos. "No me imagino nada bueno. Al menos desde lo musical va a estar muy complicado para volver a pensar en recitales como los conocíamos antes. No pareciera que vaya a ocurrir dentro de poco", dice Mora. "Siempre creo que hay que estar preparado para lo peor, en todo sentido. Es lo que toca", suma Santiago. "Es una sensación rara. Una parte de mi cerebro está muy triste, otra parte de mi cerebro dice 'qué extraño todo', y otra parte de mi cerebro dice 'váyanse todos a la concha de su madre'".

Santiago Motorizado y Mora Sánchez Viamonte en la producción de Músicos en casa de Rolling Stone
Santiago Motorizado y Mora Sánchez Viamonte en la producción de Músicos en casa de Rolling Stone Fuente: RollingStone - Crédito: Martín Bonetto

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.