Normal People: Nick Drake, Elliott Smith y un soundtrack marcado por la angustia del desencuentro