Nuevas voces: muñecas bravas, ellas cantan el tango como ninguna

Julieta Laso, de la Orquesta Típica Fernández Fierro, y Victoria Di Raimondo, junto al Cuarteto La Púa, encarnan el nuevo repertorio de la escena actual, que se verá en el festival Facaff
Gabriel Plaza
(0)
26 de julio de 2017  

Julieta Laso es la intensa vocalista con espíritu punk de la Orquesta Fernández Fierro desde hace tres años
Julieta Laso es la intensa vocalista con espíritu punk de la Orquesta Fernández Fierro desde hace tres años Crédito: Gentileza Peter Tea

Son dos voces fundamentales de la escena del tango del siglo XXI. Se llaman Julieta Laso y Victoria Di Raimondo. Simbolizan y expresan, desde lo que cantan, la urgencia de una generación que tuvo que reinventarse como movimiento cuando el tango tenía firmada el acta de defunción. En el transcurso de poco más de quince años, solistas, compositores, bandas y orquestas de jóvenes músicos se multiplicaron, inventaron un circuito que no existía, fundaron lugares y festivales independientes y hasta crearon un repertorio y un sonido para evitar que el tango se transformara en una lengua muerta.

Ambas pertenecen a ese colectivo generacional que buscó una nueva sonoridad para la Buenos Aires actual y que formarán parte del festival Facaff, que se desarrollará entre el 10 y el 26 de agosto: Julieta Laso es la voz icónica de la Orquesta Típica Fernández Fierro, grupo seminal en el desarrollo de las típicas desde su aparición, en 2001, y Victoria Di Raimondo, cantante y letrista, capitaneó desde la periferia mendocina el grupo Altertango, formado en 2000, que condensó el cruce natural entre el rock y el tango.

Julieta Laso es una porteña con el espíritu bravo de una Tita Merello contemporánea, y Victoria Di Raimondo, una mendocina que es una extraña mezcla de PJ Harvey tanguera. Ambas son actualmente una referencia de esa nueva canción desesperada de Buenos Aires del siglo XXI: tangos oscuros, barriales, alienados y existenciales, que reflejan a esta generación.

"Con Julieta hablamos de esta Buenos Aires actual y eso se refleja indudablemente en la intensidad y la forma en que cantamos esos tangos actuales -se define Di Raimondo-. Creo que lo que cambió en nosotras fue la actitud para tocar esos tangos nuevos. Claro que tiene que ver con la información que procesamos todos los días, con la violencia en la calle y con la velocidad a la que vivimos cotidianamente", reflexiona la cantora, de 41 años.

¿Qué es cantar tango hoy?

"No sé -responde Laso-. Básicamente es hablar de lo que pasa, y lo hacemos con el tango. Me gusta esa idea de ser contundente de la Fierro para hablar de hoy. A veces está bueno ser contundente en estos tiempos en cuanto a la ferocidad del sonido, el volumen y la poesía. Básicamente no cantamos ni contamos las historias de los viejos tangos, que son hermosos y me encantan, pero hablamos de temas sociales y del amor también, desde un punto de vista distinto. Las letras son muy actuales. Eso me parece que es importante. Todo eso es fruto de un desarrollo que se viene dando en la gente que está escribiendo, en los compositores que vienen de otro palo y aportan al tango otras cosas. Eso está buenísimo.

Hace tres años y medio que Julieta Laso debutó como la nueva voz icónica de la Fernández Fierro, tras el portazo del emblemático cantor Chino Laborde. A partir de su presencia en vivo, la orquesta encontró otro giro en la forma de decir sus tangos nuevos. Esa voz sombría teñida de tabaco y café negro encarnó perfectamente el sonido oscuro de la Fierro en su nueva etapa. A los cinco meses de entrar, grabó con la orquesta su primer disco, En vivo (2014), y plantó una nueva versión de "Las luces del estadio" y "Buenos Aires Hora Cero", con un imbatible: "¡Aguante cheeeee, son las luces del estadio!".

Victoria Di Raimondo y Julieta Laso, voces intensas y volcánicas
Victoria Di Raimondo y Julieta Laso, voces intensas y volcánicas Crédito: Ricardo Pristupluk

En agosto entrará a grabar el nuevo álbum de la orquesta, bautizado Ahora y siempre, en los estudios ION. "No son tangos machistas, están pensados para mí y eso me encanta." Su estilo más cercano al gesto interpretativo del punk sigue el ritmo agitado de la orquesta. "Es una fuerza muy grande y hay que estar a la altura. Es como un sonido ramonero con mucha rabia y las letras cada vez más tienen un sentido más social, hacia la queja y el reclamo. Tiene esa cosa aguerrida, es como un cachetazo, un grito furioso", dice lacónica Julieta.

Por su parte, Victoria Di Raimondo emergió como una voz autoral de peso en la escena tanguera hace más de quince años con el grupo Altertango, del que se desvinculó hace un año y medio. Sus canciones fueron cantadas por bandas hermanas, como el grupo 34 Puñaladas y la Orquesta Típica Julián Peralta, para el álbum Un disparo en la noche. Vol. 2. Su nuevo proyecto musical junto al Cuarteto La Púa la reivindica como una intérprete capaz de ponerles crudeza y verdad a esos tangos sociales del conurbano que integran el flamante disco Mariposa muerta. En ese disco, Victoria explora un repertorio íntegro de tangos nuevos con un fraseo filoso que eriza la piel y mete miedo en canciones como "Ocaso", "El aparecido" o "Puente Pueyrredón", un clásico de Pablo Sensoretta que también grabó la Fernández Fierro. "No sabía nada del conurbano porque soy de Mendoza, y nada más alejado de esa realidad. Pero después de un año y medio yendo todos los días a ensayar con el Cuarteto La Púa y todos los viajes en tren empecé a comprender lo que decían las letras: la pobreza, el hambre, la gente durmiendo en la calle, todo se magnifica en el conurbano", cuenta Victoria.

Ambas son cantantes guerreras y se transforman sobre el escenario. Abajo son tímidas. Victoria tiene una elocuencia filosófica ligada a sus estudios de literatura. Julieta es más barrio, aunque refleja una teatralidad en cada movimiento. Pero lo que resalta en las cantantes es ese estilo volcánico producto de otras influencias culturales. "Nuestra intensidad tiene que ver con el mundo que nos toca transitar. El volumen de la voz no sé de dónde viene, quizá tenga que ver con que somos una generación atravesada por el rock y traemos esa potencia, Yo escuché con la misma pasión a Jorge Falcón y PJ Harvey", reflexiona la ex Altertango.

Para Julieta Laso, su colega, fue también una referencia, entre tanto circuito tanguero transitado por años. "Frente a los estereotipos que ha dado el género, Victoria es honesta, sin poses, y tiene una actitud irreverente." Victoria Di Raimondo, la cuyana, también elogia a su colega: "Me gusta Julieta y como está parada en el escenario. Es una voz que siempre va al frente, así directo".

Las dos poderosas gargantas del tango actual están resfriadas. No es casualidad. Siempre cantan al borde, como si llegaran hasta el límite de sus posibilidades. "Anoche me quedé hasta tarde", traga saliva Julieta, que prende un pucho y se prepara un café negro. Mañana tiene ensayo con la Fernández Fierro.

"¿Cómo voy a hacer? Salgo a la cancha. Ahí saco energía de donde sea."

Victoria, en cambio, tiene un hilo de voz y no está yendo a los ensayos en Banfield con el Cuarteto La Púa. "Me recomendaron que no hable más, pero no puedo", se excusa, mientras toma un té. "No se trata sólo de cantar tangos. Es una forma de vida, una manera de interrogar el mundo."

Otras dos voces que merecen oírse

  • Natalia Lagos : La cantante del grupo Alto Bondi sorprende en el disco del grupo Lymbo, con una aspereza y una intensidad que refleja las crudas letras del grupo
  • Natalí Di Vicenzo : La autenticidad barrial de su voz es una pieza clave en el Quinteto Negro La Boca. Su aporte tanguero al cover punk “Ya no sos igual” es fundamental.

Un festival contemporáneo

El Festival Facaff serán nueve noches con la rica escena del tango contemporáneo, por donde pasarán alrededor de unas cuarenta bandas. El festival se realizará en el CAFF (Sánchez de Bustamante 772), entre el jueves 10 y el sábado 26 de agosto. Además de música (la programación completa se puede seguir en la página de la Orquesta Fernández Fierro) habrá danza, muestras fotográficas, proyecciones temáticas sociambientales, feria de libros e intervenciones a cargo de Fundación León y Augusto Ferrari. La entrada tendrá precios populares. También se pedirá un alimento no perecedero que será donado a organizaciones sociales.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.