Se entregaron los Latin Grammy 2017: una fiesta de reggaeton y reclamos sociales