Tendencias del tango actual y monotonía discursiva

El colectivo instrumental TangoContempo se presentó en el Colón
Pablo Kohan
(0)
22 de agosto de 2012  

La noche gris y húmeda remitía, sin escalas intermedias, a la bella poesía de Cadícamo, aquella que se entretenía por alrededor de las sombras de la noche, de la garúa penetrante y de aquella tristeza invicta a la que Troilo le puso sonidos inigualables. Pero en el Colón no había lugar para nostalgias. Dentro de Tango Buenos Aires Festival y Mundial, lo que iba a tener lugar era, precisamente, TangoContempo, un proyecto que, según lo explicó Gustavo Mozzi, el director artístico del Festival, pretende demostrar las distintas tendencias dentro de las cuales se desenvuelve el tango de la actualidad. Con todo, y por una suma de razones, lo transcurrido dentro del Colón no pudo escapar de cierta monotonía discursiva y también estética que, estamos convencidos, no revela la totalidad del presente del tango.

Con el Colón abarrotado, aunque poco efervescente, el espectáculo comenzó con el ingreso de la Orquesta de Cuerdas Elvino Vardaro. La veintena de jóvenes que la integran se ubicó en el proscenio, por delante del telón diseñado por Gabriel Kuitka y Julieta Ascar. Y para tocar junto a ella, que ahí habría de quedarse hasta el final del concierto, se fueron presentando, sucesivamente, distintos grupos que, casi sin excepción, interpretaron, cada uno, dos tangos. El desfile arrancó con el Nicolás Guerschberg Sexteto y le siguieron el Quinteto El Descarte, el Quasimodo Trío, el Trío Boero-Gallardo-Gómez, el Quinteto Viceversa y, por último, el dúo de Cristian Zárate y Leonardo Sánchez. Como invitados, llegaron el violinista Leonardo Ferreyra, el bandoneonista Julio Pane y el violinista Pablo Agri. Y aun cuando la enunciación general deja de lado aspectos propios y mínimas diferencias, de principio a fin, todos juntaron sus fuerzas y sus esfuerzos del mismo modo, otorgándole a la orquesta la tarea de ordenar un colchón armónico de sonidos largos, además, no siempre ajustados ni balanceados en lo estrictamente sonoro. Un director musical, con o sin batuta, hubiera sido necesario para ajustar tiempos y entradas y para equilibrar sonidos cuyos balances no siempre fueron satisfactorios.

La pareja de tangos que cada grupo expuso, casi sin excepciones, se ajustaba a la misma modalidad, al mismo perfil: uno laxo, el otro machacón, en uno u otro orden. Es menester señalar que el quinteto Viceversa fue el único que se apartó de la rutina y denotó una saludable vocación por ofrecer algo diferente. Claro, para que esto sucediera tuvieron que aparecer los hermanos Greco, Emiliano, en el piano y la dirección, y, sobre todo, Lautaro, un estupendo bandoneonista, sin lugar a dudas, la figura descollante de la noche. Ni siquiera los solistas invitados pudieron apartarse de la inercia instalada. Leonardo Ferreyra, por momentos inescuchable, no atinó a ensamblarse con el conjunto. Julio Pane, un bandoneonista cargado de glorias, estuvo absolutamente encadenado a la partitura, casi como un bandoneonista de fila, categoría que, obvio, no es la de él. Y Pablo Agri reiteró aquel formato instalado por su padre, hace unas décadas, que consiste en interpretar tangos de un modo levemente virtuoso, acompañado por cuerdas.

Como los nuevos grupos de jazz que, en sus recitales, sólo tocan sus propios y desconocidos temas, el repertorio de TangoContempo, de una a otra punta, estuvo integrado por tangos tan novedosos como mayormente extraños, una decisión lícita y respetable por donde se la mire. Pero no hubiera venido mal demostrar cuáles son los modos contemporáneos para recrear tangos antiguos, una práctica que, además, permitiría establecer otros lazos con el público, provocar más entusiasmos y promover la generación de alguna identidad. "Garúa", por ejemplo, podría haber sido uno de ellos.

Agenda del día

Hoy, a las 12

Campeonato de tango escenario

Rondas clasificatorias del Mundial de baile. Centro de Exposiciones, Figueroa Alcorta y Pueyrredón.

Hoy, a las 15

Encuentro con los campeones

Clases de baile a cargo de Betsabet Flores y Jonathan Spitel. Técnica de parejas y secuencia en velocidad. Centro de Exposiciones.

Lunes y martes: entradas agotada

Finales del campeonato mundial

El gobierno de la ciudad informó que se agotaron la entradas gratuitas para el Luna Park.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.