The Jacksons y un intenso viaje retrospectivo a puro funk

Gabriel Hernando
(0)
22 de marzo de 2019  • 03:43

Fue como un viaje hacia atrás en el tiempo. Más precisamente a los últimos años de la década del sesenta y principios de los setenta cuando, de la mano de su mentor, Berry Gordy, el sello discográfico Motown se adueñaba de los primeros puestos de todos los rankings de Estados Unidos y de gran parte del planeta con una catarata de hits de música negra que quedarían en la historia gracias al talento de una plantilla de artistas excepcionales. Allí sobresalían, entre muchos otros, The Jackson 5. Considerada la primera boy band de la historia, la agrupación estaba integrada por cinco hermanos de un promedio de 12 años de edad que conquistó al mundo con sus canciones, sus llamativos y coloridos vestuarios, sus pasos de baile y, fundamentalmente, por el carisma de un pequeñín Michael Jackson en la voz principal.

Con motivo de sus 50 años de trayectoria, y homenajeando además al fallecido Rey del Pop, los ahora denominados The Jacksons emprendieron una gira mundial celebratoria que los depositó por primera vez en la Argentina y en medio de una gran controversia generada a partir del estreno de Leaving Neverland, un documental en el que dos hombres acusan a Michael Jackson por un supuesto abuso sexual cuando eran niños. Sin hacer declaraciones al respecto y reducidos eventualmente al formato de trío por cuestiones de salud de Jermaine (quien debió abandonar el tour) fueron entonces Marlon, Jackie y Tito los que irrumpieron en el escenario de un Luna Park desprovisto de populares y en modo teatro para brindar un espectáculo dinámico, colorido e intenso y en el que recorrieron gran parte de su auspiciosa y recordada carrera.

The Jacksons en el Luna Park
The Jacksons en el Luna Park Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez

Un video de corte documental con imágenes de los inicios del grupo y testimonios de sus padres, Katherine y Joseph Jackson, además del propio Gordy, abrió el concierto colocando el toque nostálgico y emotivo, sobre todo cuando en la pantalla apareció el rostro juvenil del creador de Thriller generando alaridos desde todos los rincones del estadio. Más allá del amplio abanico de estilos que siempre abarcó The Jacksons, incluyendo R&B, soul, pop y música disco, en esta gira el acento parece estar puesto fundamentalmente en el funk y en el deseo de invitar al público a moverse de manera constante y a olvidarse de las butacas. "Can you feel it", el popular "Blame it on the boogie" y "Enjoy yourself" destilaron un groove tremendamente contagioso que alcanzó su pico con el tributo a Michael Jackson a través de "Rock with you" y una poderosa versión del hit "Wanna be startin' somethin'".

Con un sonido que fue cobrando mayor nitidez y fidelidad a medida que transcurrieron los temas, Kyle Bolden (guitarra), Shaundrin Elliott y Julius Linsey (teclados), la contundente base de Chad Wright (batería) junto a Brandon Brown (bajo), más el aporte de dos coristas, conformaron una sólida red de contención instrumental para el eficaz desempeño de unos atildados hermanos Jackson que se mostraron en buena forma y luciendo rigurosos atuendos negros con motivos de lentejuelas plateadas.

The Jacksons en el Luna Park
The Jacksons en el Luna Park Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez

Desde la guitarra principal, Tito (que se adueñó del micrófono en "We made it", un tema propio en plan solista) le aportó el soplo funky a la propuesta mientras que Jackie y Marlon se encargaron de las voces principales y de cautivar al público (en especial el inquieto y ágil Marlon) con las características coreografías y pasos de baile que, algunos años más tarde, popularizó y perfeccionó a escala planetaria el propio Michael.

"I want you back", ""ABC", "The love you save" y la irresistible "Dancing machine" dieron vida a un segmento que reunió los primeros éxitos de la banda para luego calmar los ánimos de la mano de baladas soul como "Never can say goodbye" y "I´ll be there".

The Jacksons en el Luna Park
The Jacksons en el Luna Park Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez

"Muchas gracias por estar aquí esta noche. Los amamos", expresó Marlon antes de despedirse bien arriba con la incandescente "Shake your body (down to the ground)" y la impronta rockera de "State of shock". Secundados por una puesta en escena sencilla y sobria, y haciendo especial hincapié en lo rítmico, The Jacksons paseó por Buenos Aires su rico historial musical con la frente en alto aunque erigiéndose a la vez como otro claro ejemplo de lo que, de manera muy acertada, el crítico inglés Simon Reynolds definió hace algunos años atrás como retromanía o la adicción del pop a su propio pasado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.