Amanda Bynes, sobre su retiro: "Estaba segura de que no debía estar nunca más frente a una cámara"

La actriz explicó cómo dos de sus películas más populares la afectaron, al punto de llevarla a retirarse de la actuación
La actriz explicó cómo dos de sus películas más populares la afectaron, al punto de llevarla a retirarse de la actuación Crédito: instagram.com/papermagazine/
(0)
27 de noviembre de 2018  • 18:53

Durante su adolescencia, Amanda Bynes fue una de las actrices juveniles más populares de Hollywood. Sin embargo, como sucede con muchos chicos en el mundo del cine y la televisión, la presión de la fama fue más fuerte que todo y terminó recayendo en las drogas y el alcohol. En una entrevista con la revista Paper, la mujer de 32 años reflexionó sobre su carrera y el punto de quiebre que vivió en 2013, cuando fue internada en un centro de rehabilitación para tratar sus adicciones.

Durante la nota, Bynes habló sobre el trauma que le causaron dos de sus films más exitosos, Una chica en apuros y Se dice de mí. En el primero pasó la mayor parte del largometraje vestida de hombre, lo que según contó afectó su salud mental. "Cuando se estrenó la película y la vi entré en una gran depresión que duró entre cuatro y seis meses, porque no me gustaba cómo me veía de varón", reveló. "Nunca antes le conté esto a nadie". Amanda le dijo a la revista que la imagen de ella con pelo corto le hizo vivir una extraña experiencia extra corpórea que la puso en jaque.

Con Se dice de mí se llevó el reconocimiento del público y los críticos, que alabaron su trabajo, pero esto no fue suficiente ya que su percepción era distinta. "Realmente no soportaba mi aspecto en el film y no me gustó mi actuación", contó. "Estaba totalmente convencida de que necesitaba dejar de actuar después de verla. Había fumado marihuana cuando la vi, y por alguna razón me comenzó a afectar demasiado. No sé si fue una psicosis causada por la droga o qué, pero afectó mi cerebro en una manera diferente que en el resto de la gente. Cambió mi percepción de las cosas por completo".

Después de esto, la actriz se convenció de que era hora de dejar la carrera e irse de Hollywood. "Estaba segura de que nunca debería estar frente a una cámara de nuevo, y me retiré oficialmente con un anuncio en Twitter que, como saben todos, fue algo estúpido", reflexionó. "Si me iba a retirar lo que debería haber hecho era lanzar un comunicado de prensa, pero... ¡Lo hice en Twitter! Muy elevada mi actitud", agregó irónicamente.

Hoy en día, Bynes pasa sus días estudiando en el Instituto de Moda, Diseño y Accesorios de Los Ángeles y no ha vuelto a filmar ninguna película desde Se dice de mí (2010), en la que fue contrafigura de Emma Stone.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.