Coronavirus: la angustia de Marina Calabró y Mariano Iúdica por la lejanía de sus hijos

Los conductores expresaron su angustia porque están pasando la cuarentena alejados de sus hijos
Los conductores expresaron su angustia porque están pasando la cuarentena alejados de sus hijos Crédito: Instagram
(0)
25 de marzo de 2020  • 10:36

Marina Calabró y Mariano Iúdica están atravesando la cuarenta obligatoria por la pandemia del coronavirus con una angustia extra: ambos están alejados de sus hijos. En el caso de la conductora de Confrontados, su hija Mía, de 10 años, está viviendo con su hermana, mientras que Iúdica tiene a su hija Bernarda viviendo en España: "Recé mucho estos días de aislamiento porque tuve miedo de que le pasara algo".

Marina Calabró

Calabró habló en el programa Lanata sin filtro (Radio Mitre) sobre su hija , Mía, fruto de su relación con su expareja, Martín Virasoro, y reveló que está al cuidado de su tía Iliana : "Mía tiene 10 años y tendría que estar sola desde las 9 de la mañana hasta las 6 de la tarde. Lo cuento y me angustio. Yo vivo sola con la nena, y por eso decidí que se quede con mi hermana".

Recordemos que la conductora está al frente de Confrontados en la pantalla de elnueve todas las tardes y por la mañana cumple su rol de panelista de espectáculos en Lanata sin filtro . En este sentido, aseguró que sufre diariamente por la distancia con su hija: "Estoy muy angustiada con esto porque la extraño mucho . Hacemos FaceTime , me cuenta lo que hace en el día, pero es difícil",

Además la periodista contó que también la entristece no poder vivir este momento junto a su pareja, Martin Albrecht : "La cuarentena nos agarró separados. A diferencia de otros, yo daría la vida por poder pasarla con él. Tenemos el proyecto de ensamblar la familia, quizás vivir juntos. Probablemente todavía no sea el momento porque Mía tiene diez años y queremos que crezca un poco".

Mariano Iúdica y su hija en España

Iúdica compartió en sus redes sociales una captura de pantalla de la videollamada que hizo con su hija, Bernarda, de 23 años, que se fue a vivir a España el año pasado. Tras algunas horas de no poder comunicarse con la joven, el conductor mostró su preocupación por la situación crítica que se vive en Europa con el coronavirus.

Cuando finalmente pudo concretar la comunicación, Iúdica escribió emocionado: "Escucharte es todo, pero poder verte y charlar, sentirte sana y serena me sanó el alma. Gracias Dios por escuchar mis ruegos, gracias por la señal del celular de Bernarda en el medio de la montaña en una islita".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.