Isabel Sarli y Armando Bó: una pasión marcada a fuego