Jimena Buttigliengo presenta a sus mellizos, Lynda Rose y Willy Andrea

“Willy me acompañó todo el tiempo durante el parto. Él se fue con los bebés a hacerles los controles mientras yo me recuperaba”, dice la modelo y fotógrafa.
“Willy me acompañó todo el tiempo durante el parto. Él se fue con los bebés a hacerles los controles mientras yo me recuperaba”, dice la modelo y fotógrafa.
Los pequeños nacieron por cesárea el 11 de septiembre –un mes antes de lo esperado– en el hospital Necker de París
(0)
9 de octubre de 2017  • 08:33

Tenía fecha de parto para el 10 de octubre. Por eso, a Jimena Buttigliengo (33) le sorprendió, después de pasar un domingo “muy tranquilo” en familia, sentirse tan cansada. Imaginó que su avanzado embarazo le estaba pidiendo que parara un poco. Pero a la mañana siguiente –el lunes 11–, hubo cambio de planes y partió al hospital junto a Willy Rizzo, el diseñador de interiores y desarrollador inmobiliario italiano con el que comparte sus días desde hace un año. “En el camino, no hablamos mucho, creo que estábamos canalizando nuestra ansiedad. Nos internamos y a las 10:05 escuché el primer llanto, el de Lynda. A los dos minutos, el de ‘mini Willy’. Morí de amor inmediatamente. Los tuve por cesárea y todo salió bárbaro. El hospital Necker-Enfants Malades es excelente, me trataron muy bien. Estoy viviendo el momento más hermoso de mi vida”, cuenta Jime a ¡Hola! Argentina desde París.

Los mellizos Lynda Rose y Willy Andrea pesaron 2,700 y 2,800 kilogramos, respectivamente, pero como nacieron un mes antes de lo previsto, debieron quedarse una semana internados junto a su mamá. “Haber decidido tener a mis hijos acá fue un acierto. Hay mucha contención hacia la madre por parte del Estado. La seguridad social, sinceramente, es algo increíble. Existe la figura de una mujer que te acompaña durante todo el embarazo y te cuenta cuáles son los cambios que vas a vivir. Luego, en la vuelta a casa, sigue viniendo para controlar a los bebés y a mí”.

¿Qué dice la modelo sobre las primeras dos semanas como mamá? “Es raro convertirse en madre, pero me surgió un amor que desconocía. ¿Viste que dicen que las mujeres nos convertimos en ‘leonas’?, me pasó eso. Es pura entrega y dedicación. Además, me siento acompañada por Willy, que es el hombre de mi vida, mi gran amor y un muy buen papá, por mi mamá, mi suegra y mis cuñadas. Y tengo alguien que me ayuda.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.