La conmovedora lucha por ser mamá de Tyra Banks

A los 42 años, la modelo y conductora tuvo un hijo mediante un vientre de alquiler
(0)
29 de enero de 2016  • 10:03

Tyra Banks había perdido las esperanzas de convertirse en madre. Después de muchos intentos, la modelo y su pareja de hace tres años, el fotógrafo Erik Asla, estaban cerca de bajar los brazos cuando apareció una alternativa, y ahora, a los 42 años, Banks se convirtió en madre de York, a través de un vientre de alquiler.

Así lo anunció en su cuenta de Instagram la presentadora de televisión. La manera de dar a conocer al pequeño fue mediante una imagen de un gorrito y estas palabras: "El mejor regalo por el que nosotros hemos trabajado y rezado de forma muy insistente está finalmente aquí. Él tiene mis dedos y mis grandes ojos y la boca y barbilla de su padre Erik. Por lo tanto, tenemos que dar las gracias al ángel que es la mujer que ha llevado para nosotros nuestro bebé milagro; rezamos para todos aquellos que luchan por alcanzar esta alegre joya. York Banks Asla, bienvenido al mundo".

El fotógrafo y la modelo se conocieron en las grabaciones de un reality en Noruega. Ella hace tiempo que quiere convertirse en madre, incluso el año pasado se quebró al aire contando su drama. Tyra había hechos tratamientos de fecundación in vitro sin éxito. "Estoy muy cansada de ver en mis redes sociales ‘¿Por qué no tienes hijos?, ¿por qué no tienes hijos?’", había dicho en ese momento entre lágrimas.

Pero, ahora todo es felicidad para ellos.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.