Miguel Ángel Cherutti, sobre su separación de Fabiola Alonso: "Se terminó el amor de pareja"

Miguel Ángel Cherutti, sobre su separación de Fabiola Alonso: "Se terminó el amor de pareja"
Miguel Ángel Cherutti, sobre su separación de Fabiola Alonso: "Se terminó el amor de pareja"
Liliana Podestá
(0)
9 de octubre de 2020  • 20:23

Fue una semana movida para Miguel Ángel Cherutti, que arrancó armando el show que presentará por streaming, Son formidables, y terminó con su apresurado debut en el Cantado 2020, junto a su hija Bianca. Y fue justamente en el reality de eltrece que se animó a contar que está separado de Fabiola Alonso, después de un matrimonio de 22 años. "Estaba muy nervioso, muy emocionado y muy movilizado porque cantar con mi hija fue fuerte. Quizá por eso pasó todo lo que pasó después", le revela el humorista a LA NACION.

-¿Estar tan emocionado hizo que te atrevieras a contar sobre tu separación?

-Sí. Siempre fui muy reservado con mi vida privada. Y me salió de adentro. Mi mujer es una mina de oro, una gran mujer, el amor de mi vida. Las cosas se terminan por algo pero esta vez fue consensuado, sin problemas, no hay terceros en discordia. Fueron 22 años de mucho amor, de cosas hermosas que pasamos, de bancarnos en las buenas y también en las malas, pero siempre juntos. Le deseo todo lo mejor. Sé quiere ir a España a ver a nuestra hija Luján, y me parece estupendo. Yo no puedo viajar por mi trabajo. Fabiola es una mujer muy leal, muy honesta, con una personalidad tremenda. Pero lo privado queda en lo privado. Nos pusimos de acuerdo y está todo bien porque el vínculo con nuestros hijos tiene que continuar.

-Hablás con mucho amor de ella pero... ¿Se terminó el amor de pareja?

-Exactamente es así. Con Fabiola se terminó el amor de pareja. Soy un capricorniano muy pasional y nostálgico, de emocionarme fácilmente, y resulta que hay una cantidad de cosas que uno tiene que analizar después de un duelo. Tengo 63 años y me tengo que dar cuenta que, muchas veces, mi trabajo me expuso en cosas que no correspondían. A veces mi trabajo es una vidriera muy complicada que no ayudan a la pareja. Pero siempre cumplí como jefe de la casa, nunca faltó nada, los chicos tienen un buen estudio. Ahora hay que transitar este momento que no es fácil. No sé qué pasará en el futuro. No puedo decir nada porque en este momento estamos negociando cosas que son privadas y muy intimas.

-¿Ya iniciaron los trámites de divorcio?

-Sí.

- En estos tiempos de cuarentena, ¿conviven?

-No, yo estoy solo en casa con Santino, y Fabiola está en otro lugar. Hablo con sinceridad y puedo decir que no voy a dejar nunca desamparada a mi señora ni a mis hijos. Somos una familia.

-¿Cómo reaccionaron sus hijos cuando les contaron que se separaban?

-Santino lo tomó bien. Y Luján también. Pero sé que en el fondo sufren. Hasta Antonella y Bianca [fruto del primer matrimonio de Cherutti], que no son hijas de sangre de Fabiola, sufren porque la quieren mucho.

-¿Y vos cómo estás?

-Trato de llevar todo adelante pero no es fácil cuando estás en un lugar tan expuesto. Intento tener la cabeza fría, de pensar en mi trabajo. Camino mucho, me tiro al pasto, hago gimnasia, ensayo.

Miguel Ángel Cherutti presenta su show en streaming Son formidables
Miguel Ángel Cherutti presenta su show en streaming Son formidables

- Ya se viene la fecha de streaming, ¿podes adelantar algo del show?

-Es el 17 de octubre, a las 21, por la plataforma de Plateanet y también pueden adquirir las entradas en mi Instagram @cherutti_miguel. El show se llama Son formidables porque la idea es que, cuando termine el espectáculo, la gente diga que lo que vieron de mí es formidable y de mis personajes también. Me escriben de todos lados, hasta de Israel, donde me conocen desde el 2003 por mi personaje en Rebelde way, donde interpretaba al famoso Octavio, papá de Marizza (Camila Bordonaba) y profesor de historia. Yo no lo puedo creer. Mucha gente de Miami también que va a ver mi unipersonal. Confío en que va a andar bien. Es un respiro para mí, porque necesito trabajar, reinventarme y este es el comienzo. También tengo arreglado hacer autoteatro en Escobar en noviembre, y después en San Isidro, La Plata, Canning, Cañuelas, y es posible que haya opciones para hacer en Mar del Plata y Carlos Paz. Me parece que es lo que se viene, porque temporada de teatro no va a haber.

-Lo positivo es que te pueden ver desde distintos puntos del planeta, pero no vas a tener aplausos...

-Trabajé en salas de café concerts, en teatros, para mil personas y también para diez, y tenía que salir al ruedo. Se trata de buscar la forma, como me dijo el Polaco Goyeneche hace muchos años. Antes de ser profesional, trabajé en Michelangelo. Yo era un pibe, un cararrota y oficiaba de maestro de ceremonias de un espectáculo en el que estaban el Polaco, Violeta Rivas, Néstor Fabián... Un día el Polaco se dio cuenta de que había un grupo de extranjeros que no entendían nada de mi rutina y había un silencio tremendo. Se dio cuenta de que estaba tenso y me dijo: 'Pibe, no te hagas problema, estuviste bárbaro. Vos tenés que imaginarte que tenés delante muchas fotos. No le des bola si no se ríen'. Y aprendí eso y es verdad. Por ahí tenés un público frío y hay que imaginarse que trabajás para gente que no es efusiva pero vos estás haciendo las cosas bien e, imaginariamente, sentís el aplauso y la risa. El streaming va por ese lado y hay que adaptarse.

- Al principio de la cuarentena te contagiaste de Covid, aunque sin síntomas. ¿Cómo te rearmaste?

-Yo hice de todo en esta cuarentena: pinté paredes, puertas, arreglé enchufes, armé mi equipo de sonido, caminé por las paredes y los techos, iba al parque, corría. No fue fácil pero traté de distraerme aunque no imaginé jamás que iba a durar tanto. Estoy contento porque hay llamados para hacer eventos el año que viene y eso es importante.

-¿Y cómo se dio tu participación en el Cantando 2020, junto a tu hija?

-Me llamó el Chato [Prada] y me contó que Charlotte Caniggia había dado Covid positivo y que necesitaban a alguien con urgencia. Sé que hay posibilidades de quedarnos y ojalá se dé, más que nada por Bianca. Las cosas se dieron así: Bianca es muy movediza, y solita se fue armando sus videítos, los subía hasta que un día me mostró algo que me encantó y entonces le dije que le iba a dar una mano. Ella nunca fue con el apellido a ningún lado. Marcelo Tinelli y Fede Hope vieron un trabajo suyo y les gustó. Sin tener una gran amistad con Marcelo, un día lo llamé y le dije que la tuviera en cuenta, cuando pudiera y si se podía. Y el hombre cumplió, la hizo llamar, pasó la prueba y por eso hicimos el trío con Ivana Rossi. Tuvimos 24 horas de ensayo. Quería que se luciera mi hija.

-Comentaste que tenés 63 años... ¿Cómo te cuidás?

-Me cuido mucho haciendo ejercicio y en las comidas porque Doña Rosa te quiere ver bien, si no te critica. Me siento bien, de alma joven y de la cabeza atenta. Por eso digo que hay que seguir para adelante.

-Durante muchos años trabajaron juntos con Nito Artaza y formaron un dúo muy exitoso. Después se distanciaron, se reconciliaron... ¿Cómo está hoy la relación?

-Con el correntino está todo bien. Hemos hablado poco últimamente pero está todo bien. No es fácil decir que nos vamos a juntar para trabajar porque él está en pareja con Cecilia [Milone] y hacen un show muy lindo, y por mi lado tengo que generar mi trabajo. Pero la relación de amigos está buena. Nos hemos reconciliado hace muchos años.

-Tenés más de 35 años de trabajo como humorista e imitador, ¿te costó adaptarte a los cambios en el humor? ¿En qué pensás a la hora de armar un nuevo show?

-Hay que adaptarse a los tiempos y ser prudente en cómo rematar una historia, un monólogo, un chiste. Hoy tampoco se puede jugar mucho con el doble sentido de la pandemia aunque mi espectáculo va a tener algo sobre el tema. Pero si armo un chiste desde alguna imitación, lo voy a decir con la mayor sutileza posible. También es verdad que hay que tener cuidado en cómo te dirigís, en general, a la sociedad cuando decís algo. Trato de ser equilibrado y no meter la pata, de analizar y consultar. No podés decir cualquier cosa porque corrés peligro de que después no solo te maten en las redes sociales sino que no puedas entrar a un canal. Todo tiene que ver. Hay que cuidarse mucho más, pero siempre hay un camino para seguir y hacer cosas distintas.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.