Mirtha Legrand: “No sé si Juanita está muy feliz de reemplazarme”

En diálogo con LA NACION, Mirtha Legrand contó que se ausentará de su programa las próximas dos semanas, en sintonía con las medidas y sugerencias del Gobierno Nacional
En diálogo con LA NACION, Mirtha Legrand contó que se ausentará de su programa las próximas dos semanas, en sintonía con las medidas y sugerencias del Gobierno Nacional Crédito: Gentileza StoryLab/ Rodrigo Mendoza
Pablo Mascareño
(0)
17 de marzo de 2020  • 20:35

Luego de conducir las primeras tres emisiones de la temporada 2020, Mirtha Legrand decidió no continuar al frente de sus cenas y almuerzos televisivos por eltrece para preservarse en medio de la pandemia de coronavirus que azota al mundo.

"Por lo menos durante dos semanas no haré mi programa", explica la diva a LA NACION recluida en su piso del barrio de Palermo y evitando el contacto con el mundo exterior, algo infrecuente en ella debido a su intensa agenda laboral y social. "Fue una decisión mía. Se lo comenté a Nacho Viale y estuvo inmediatamente de acuerdo. Las autoridades del canal encontraron que era atendible mi pedido. Quería alejarme en este momento tan difícil que estamos viviendo los argentinos, me parecía que no tenía que estar en televisión. Además, por solidaridad, considero que era un acto que tenía que realizar. Nadie me indujo a hacerlo, fue por propia voluntad".

-Usted es un referente, así que su ausencia se convierte en todo un mensaje.

-Esa era la idea, dejar un mensaje y que muchas personas hagan lo mismo. No es una cuestión de salud personal, porque, por suerte, estoy muy bien. Simplemente, pensé en que estamos viviendo circunstancias dramáticas y era oportuno tomar esta decisión. No estoy cansada, pero fue más fuerte el deseo de dejar, de abandonar. Argentina está pasando un momento muy difícil.

Estamos luchando contra un enemigo invisible, por eso estamos todos expuestos

-E inusual.

-Lo que estamos viviendo es terrible, parece una película de terror. Además, estamos luchando contra un enemigo invisible, por eso estamos todos expuestos. Hay mucha gente que no se da cuenta lo que está sucediendo.

-De hecho, se formaron colas de automóviles con turistas de dos kilómetros para ingresar a la ciudad de Monte Hermoso para pasar los días sin actividad.

-Es increíble, recién lo estaba viendo por televisión. Hay que tomar conciencia de lo que se vive y respetar a nuestros congéneres. Los argentinos tenemos que respetarnos un poco. Yo creo que este terrible momento servirá para que nos unamos más. Ha sido un referente muy bueno que el Presidente haya invitado a Axel Kicillof y a Horacio Rodríguez Larreta para anunciar medidas. Fue un gran gesto. Esto no es politizar lo que pienso, sino decir lo que siente mi corazón y mi cerebro.

-¿Cómo evalúa las medidas sanitarias tomadas desde la órbita estatal?

-El Gobierno está haciendo muy bien las cosas, se está preocupando mucho. Esto no es servilismo al Gobierno, pero me parece que ha conformado un comité de médicos especialistas que está muy bien. Y, en pocas horas, el Presidente va a recibir a la oposición. Me parece que es lo que corresponde.

-¿Qué imagina qué sucederá con la programación televisiva?

-Creo que se irán ausentando las figuras. La Asociación Argentina de Actores ya prohibió que los intérpretes de ficción vayan a grabar. Quizás, los canales comiencen a pasar programas grabados o sólo se emitan ciclos periodísticos. Incluso algunos conductores y periodistas, como Moria (Casán) y Carlos Monti ya trabajan desde sus casas. Es una buena idea.

-Su reemplazo será su nieta Juana Viale, quien ya ocupó su lugar en alguna otra oportunidad.

- Me gusta que me reemplace Juanita , aunque no sé si ella está muy feliz de hacerlo, pero lo hace con mucho encanto.

-¿De quién fue la decisión?

-De Nacho Viale. Se lo comunicó al canal, y las autoridades estuvieron de acuerdo.

-¿Hablará con ella?

-Sí, para desearle buena suerte.

-Imagino que extrañará mucho hacer el programa, sobre todo porque recién comienza la temporada.

-Creo que lo mejor fue retirarme y solidarizarme con todos los argentinos. No soy una heroína ni nada que se le parezca, sino una mujer que tomó esta determinación.

-¿Tiene miedo?

-No, tengo preocupación, porque no sabemos muy bien cómo seguirá este drama, si aparecerá una vacuna o no. ¿Serán dos meses o todo el año? No lo sabemos. No tengo miedo a enfermarme, tengo angustia. Me despierto y tengo angustia por no saber cómo el mundo llegó a esta situación. Es la humanidad la que está herida.

-¿Qué cuidados preventivos toma?

-Ayer me lavé las manos más de ocho veces. En mi dormitorio tengo mi frasco con alcohol en gel en la mesa de luz.

-Usted es muy creyente, por lo tanto, comprenderá que hay algo del orden de la fe divina que se activa con más énfasis en estas circunstancias. De hecho, ayer, el presidente Alberto Fernández se detuvo unos instantes a rezar.

-Sí, lo vi en la capilla de la Casa de Gobierno. Desde luego hay que encomendarse a Dios porque esto es dramático. Y, desde ya, confiar en la ciencia.

-¿Cómo son sus días en medio de esta pandemia?

-No salgo de mi casa, ni viene gente a visitarme. La única defensa que tenemos es no juntarnos con nadie.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.