Tras la polémica, Verónica Ojeda aseguró que tiene un certificado para circular

Verónica Ojeda y su novio Mario Baudry, que es el jefe de gabinete de Sergio Berni
Verónica Ojeda y su novio Mario Baudry, que es el jefe de gabinete de Sergio Berni
(0)
6 de julio de 2020  • 17:15

Hace algunas semanas Verónica Ojeda estuvo en el medio de una polémica porque fue acusada de romper la cuarentena y de tener un permiso trucho. En ese momento ella prefirió el silencio y no brindó declaraciones al respecto. Sin embargo, esta semana decidió que era hora de dar su versión. "Tengo un permiso que me permite circular para llevar a mi hijo a sus terapias; Dieguito Fernando tiene también su certificado único de discapacidad y su permiso para circular", dejó en claro en Intrusos (América).

"La semana pasada no quise hablar por respeto al ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, y a mi novio, Mario Baudry, que trabaja con él. No entiendo nada de política y no me interesa y tampoco soy funcionaria pública, como dijeron. Mi novio sí trabaja con Sergio Berni y todo lo que se dijo fue para embarrar la cancha. Soy mediática y se agarraron de eso.Quisieron pegarle políticamente a mi novio y a Berni", insistió Ojeda y sumó: "Tengo el certificado para circular y mi hijo también. Me paró el control municipal, mostré mi permiso, lo escanearon y seguí. No tengo multas, ni infracciones, ni me secuestraron el auto. Todo lo que se dijo fue por política".

El reencuentro de Dieguito con Maradona

Por otro lado, Ojeda también habló del reencuentro de Dieguito Fernando con su papá, Diego Maradona. "El primer encuentro fue una semana antes del día del padre. Un día recibí un llamado desconocido, me dieron el teléfono de Diego porque el último que tuve fue el que usaba en México. Lo llamé, me atendió el propio Diego, que se quedó sorprendido y arreglamos que viera a nuestro hijo. No fui yo la que armó y desarmó sino que al encuentro lo armamos ambos, papá y mamá. Recibí ese llamado y no voy a revelar de quién, el mismo día que escuché a la hermana de mi hijo (Dalma Maradona) diciendo que la habían bloqueado", contó.

Y agregó: "Fui al barrio, pero me dieron mal la dirección: estaba a 40 minutos. Finalmente llegué y no me dejaban entrar. Llamé a Diego muchas veces, no me atendía y llamé a un asistente. Me dio un ataque de nervios porque mi hijo quería ver al padre. Un señor de seguridad del barrio me ayudó y fue a buscarlo en su camioneta. Después hizo que lo siguiéramos hasta un centro comercial. Me pidieron que no sacara ninguna foto porque sino lo echaban y no saqué. Diego estaba con un seguridad que no se movió de su lado. Me pasé a la camioneta que estaba Diego, me dijo que estaba cansado, aburrido, depresivo por la situación de cuarentena. Dieguito lo abrazó y le dijo: ¿vos estás vivo, estás bien? ¿No te vas a morir? Se abrazaron, Diego se puso a llorar de una manera terrible y también yo me quebré".

Luego aseguró: "Fue emotivo y triste ver a mi hijo consolando a su papá, muy fuerte. Le conté qué hacía en la escuela, de sus amigos, de las terapias. Diego decía que es igual a él, que tiene su espalda. Es el calco de su papá. Diego se disculpó por no verlo y no estar con él. Le dije que no permitiera que nadie corte esa relación y él me preguntó por qué no nos habíamos visto más. Le dije que si no sabe de mí es que me cortan la comunicación".

Al finalizar este relato, Ojeda dijo que con Maradona en ese momento arreglaron para verse en el día del padre, pero ese reencuentro no pudo ser. "Quedamos en vernos el día del padre, al mediodía, para llevarle un regalito. Tenía todo combinado hasta el permiso de entrada al barrio. Salí de casa a las 9, con mi hijo dormido, llegué a Bella Vista, llamé al asistente, salió el de seguridad y me dijo que Diego estaba durmiendo. Sugerí que Dieguito lo despertara con el regalo y el tal Charly dijo que no. Me re enojé y me dijeron que la noche anterior se habían acostado tarde, con unas copas de más. No me quise hacer más problema, dejé los regalos para Diego y me volví a mi casa".

Sin embargo, Ojeda contó que más tarde la llamó Maradona y, si bien Dieguito en ese momento no quiso hablar con él, pudieron concretar un nuevo encuentro: "Se volvieron a ver el viernes pasado y muy bien todo. Ojalá que sigan teniendo ese vínculo siempre".

¿Quién filtró el polémico video de Maradona? Luego de que se difundiera un polémico video de Maradona bailando junto a ella, poco se tardó en señalarla como una de las responsables de que ese video se hiciera público. Pero ella negó categóricamente esta posibilitad: "Estaban mis padres, que son sagrados, me han visto llorar muchas veces y siempre fueron imparciales porque son los abuelos de Dieguito. ¿Cómo voy a querer exponer a mis padres y a mí así? ¡Tengo muchos videos lindos de México y justo voy a querer mostrar ese! Un periodista me dijo que el video le llegó del lado de Matías Morla y después me dijeron que fue (Rocío) Oliva. Después me dijeron que fue alguien del entorno de Diego, muy allegado, y, de sangre, que le sacó el teléfono con la excusa de mandarlo a arreglar y nunca se lo devolvieron. De sangre directa y es mujer, pero no lo puedo decir".

Finalmente, dijo que no se uniría a Dalma y a Gianinna para iniciarle acciones a Diego con el objetivo de cuidar su salud. "Si tengo que hacer algo no lo voy a hacer con ellas sino en forma personal. Me gustaría que mi hijo disfrutara el día a día con su papá. Lo que veo hoy es que Diego se está recuperando, tiene una genética tremenda".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.