Tras la denuncia por violencia de género, Vicky Xipolitakis se cruzó con Javier Naselli en Tribunales

Vicky Xipolitakis y su exmarido, Javier Naselli, se encontraron en Tribunales para, entre otras cuestiones, resolver su divorcio y determinar la tenencia de su hijo en común, Salvador Uriel
Vicky Xipolitakis y su exmarido, Javier Naselli, se encontraron en Tribunales para, entre otras cuestiones, resolver su divorcio y determinar la tenencia de su hijo en común, Salvador Uriel Fuente: Archivo
(0)
1 de noviembre de 2019  • 16:23

Hoy fue un día clave para Victoria Xipolitakis. Luego de varios meses de no ver a Javier Naselli, la exvedette se volvió a cruzar con su exmarido en una audiencia que se inició por la mañana, en Lavalle 1212. Los motivos principales estuvieron relacionados con la tenencia de su hijo, Salvador Uriel, determinar un régimen de visitas y una cuota alimentaria, la liquidación de bienes de sociedad, divorcio, compensación económica y el vencimiento de la restricción perimetral que impuso la Justicia sobre el empresario.

Hace unos días, Naselli llegó al país con la ilusión de poder ver al pequeño, presentarse en la audiencia y comenzar a solucionar los problemas con su exmujer. Según trascendió, Martín Francolino, actual abogado de Xipolitakis tras la renuncia de Fernando Burlando, pediría pericias psicológicas para el empresario por los episodios de violencia que fueron denunciados en su momento por la vedette.

"Voy a presentar una renovación de la perimetral para que la señora Xipolitakis se sienta segura", le adelantó a LA NACIÓN. "Pasó situaciones complicadas que fueron denunciadas y por eso queremos tomar medidas tanto para ella como para su hijo", aseguró el letrado.

Por otro lado, la rubia afirmó: "Hace tres meses soy una mamá sola que está criando a su hijo. Gracias a Dios tengo la ayuda de mi familia, que me acompaña y que es incondicional. Lo que va a suceder mañana tiene que ver con el futuro de mi hijo, me tiene muy movilizada. Hay un montón de cosas que no voy a dejar pasar", le confió a este medio.

Por su parte Guadalupe Guerrero, abogada de Naselli, aseguró que no puede hablar con los medios porque tiene un bozal legal que respetar, y que todo lo que tenga que decir lo hará en la Justicia.

Si bien Xipolitakis y Naselli no compartieron sala, sí se encontraron en el pasillo y hubo un clima muy tenso. Al parecer, ella no esperaba cruzárselo ahí. De hecho, la cara de sorpresa al entrar al juzgado cuando los periodistas le confirmaron la presencia de su ex lo dijo todo.

A la salida, la vedette no quiso hablar: "Firme confidencialidad, perdón". Francolino, en tanto, recalcó que "no se puede decir absolutamente nada, esto sigue con una audiencia la semana próxima".

Según indicaron en Intrusos, "hubo una especie de acuerdo primario" entre las partes: "Más allá de lo económico, Vicky pide que le retiren una denuncia que recibió de parte de la abogada de Naselli, que tiene que ver con una desobediencia, y lo culpa a Burlando por eso".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.