Tras su internación, Chiche Gelblung rompió el silencio: "Hay Chiche para rato"

Chiche Gelblung, emocionado por los mensajes de cariño
Chiche Gelblung, emocionado por los mensajes de cariño
(0)
1 de julio de 2020  • 14:40

Tras varios días de internación por un cuadro de neumonía y sepsis, Chiche Gelblung fue dado de alta ayer. En su casa y en plena recuperación, el conductor de Chiche 2020 habló en su programa de Crónica TV y aseguró que el lunes vuelve a trabajar.

Con buen semblante y muchas ganas de hablar, el periodista contó cómo se encuentra de salud vía skype: "Acá sanito, vivito y coleando. La recuperación fue más rápido de lo que parecía, pasa que los medios son difíciles. Yo miraba la tele y veía: 'Chiche en grave estado' y yo estaba comiendo pollo en ese momento. Estuve 48 horas dormido y complicado, pero ahora me siento bien. Estoy bárbaro", aseguró.

Tras asegurar que por el momento se encuentra con internación domiciliaria, el conductor de Chiche 2020 agradeció las muestras de cariño recibidas en este difícil momento. "No puedo creer lo que produjo esto. Recibí miles de mensajes, cadenas de oración, rezos desde distintas partes del mundo, fue una cosa muy conmovedora. Llegué a llorar por gente que nunca conocí. Fue de tal impacto que me emocioné", confesó casi incrédulo de ser tan querido.

"Tengo cincuenta años de carrera y nunca he recibido tanto amor. Siempre me sentí muy cómodo en la calle, sé que la gente me valora, me respeta, pero uno no llega a darse cuenta de la magnitud del cariño. Fue algo muy conmovedor, me cuesta hablarlo sin quebrarme. Gente desconocida, políticos, periodistas y sacerdotes preocupados por mí", agregó emocionado.

Mientras sus compañeros, a modo de broma, se disputaban el rol de conductor en el programa, el periodista aseguró que "hay Chiche para rato" y que el lunes vuelve al ciclo: "Yo no tenía previsto esto. Sé que Leo Arias (uno de los periodistas que lo acompañan en el ciclo) está luchando por el liderazgo del programa, pero por ahora que se la banque. Hay que hacer mucho mérito (...) Esto cambió mi visión personal, igual ojo que el Chiche que vuelve va a ser el de siempre. El lunes voy a estar trabajando a más tardar. Me tienen prohibido salir aunque los médicos siguen mis indicaciones".

Hay Chiche para rato""

Ya en un tono más serio, Gelblung se remontó a días atrás y explicó los motivos de su internación. "Me agarró algo que no pude saber qué era. Lo que pasó aparentemente -no sé mucho porque no me acuerdo- es que mi mujer me descubrió medio confuso. Sabe que hablo boludeces todo el día, pero se fue a bañar y cuando vuelve se ve que seguía. Vino el SAME para hacerme el test de Covid y simultáneamente la ambulancia de Los Arcos y me llevaron. Ahí no sé qué paso porque me desperté dos días después", indicó.

Mientras relataba cómo fueron sus días internado, Chiche recordó algunas travesuras que hizo en el sanatorio: "Creo que no me dieron el alta sino que fui echado en parte porque tiré el aparato del suero. Hice un movimiento raro al atender el teléfono y me olvidé que tenía el aparato colgado. Hice un desastre en la habitación. Creo que ahí decidieron que haga internación domiciliaria", bromeó, entre risas.

Y agregó: "No me dejaban tener el teléfono, tuve que hacer cosas incontables para poder tenerlo. Hice una trampa muy terrible. Utilicé una influencia muy fuerte con mucho poder para que me lo dejen usar, pero no puedo contar quién es. Es alguien de la política". Muy intrigados, sus compañeros intentaron adivinar la identidad de la persona en cuestión y, tras dar a entender que el nombre rondaba entre el presidente Alberto Fernández o la vicepresidenta Cristina Fernández, el periodista dio más detalles: "Una persona llamó y dijo: 'En media hora el teléfono tiene que estar en manos de Gelblung porque yo necesito hablar con él'".

Sin revelar la identidad de la persona que lo ayudó a volver a estar conectado, el conductor explicó para qué quería tener su celular: "El sanatorio Los Arcos es un sanatorio Covid. No entra ni el loro. Yo tenía que tener el teléfono para comunicarme con mi mujer, con mi familia, no para ver los ratings. Es muy difícil para una persona que vive conectada estar sin teléfono".

Es muy difícil para una persona que vive conectada estar sin teléfono

"Me pusieron en una sala de aislamiento, pero nunca tuve Covid. Entraban astronautas que te deprimen un poco, no les conocés la cara, todos tienen distintas voces, llega un momento en que todos son iguales. Cuando me desperté me dijeron que hacía dos días que había estado dormido, me dijeron que estaba bien y me preguntaron en qué día y año estábamos a modo de examen. Todo el mundo me trató muy bien", advirtió mientras recibía un mensaje de Alberto Crescenti en su celular.

Si bien sus intenciones son volver a trabajar y reincorporarse al ciclo el próximo lunes, el periodista no pudo con su genio y se encargó personalmente de una entrevista con el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.