Por el camino independiente

Adriana Franco
(0)
26 de mayo de 2003  

Mick Hucknall, líder de Simply Red, decidió tomar el toro por las astas y, tras casi veinte años de grabar para grandes compañías discográficas, crear su propio sello, simplyred.com, para editar su nuevo álbum, "Home".

Quizá debería haberlo hecho mucho antes, cuando las precisas canciones de la banda británica de soul pop convertían en éxito seguro cada uno de sus lanzamientos.

Justamente, muchos de esos temas componen "The Essentials", un disco doble en el que, bajo el sello de Warner, se compilan los grandes éxitos de la banda. Que no son pocos. Todos con la marca inconfundible de este inglés colorado cuya alma y voz parecen alimentadas por los sonidos de la música negra.

El primer tema que los puso en órbita fue "Money´s Too Tight (To Mention)", que ya habían hecho trepar en los rankings los Valentine Brothers, unos años antes. Y, en otros temas futuros, contó con la colaboración, en la composición de algunos de ellos, de Lamont Dozier, figura de Motown.

También hicieron versiones de temas conocidos. Entre otros: "Ev´ry Time We Say Goodbye", de Cole Porter; "If You Don´t Know Me By Now", de Harold Melvin and the Bluenotes; "Night Nurse", de Gregory Isaacs, que grabaron con Sly and Robbie, y "Mellow My Mind", de Neil Young.

Además, supo conseguir buenas compañías a la hora de armar la banda. En un momento pasó por sus filas el guitarrista Aziz Ibrahim, un inglés de origen paquistaní que tras dar sus primeros pasos con Simply Red se convirtió en el reemplazo de John Squire en los Stone Roses ("el trabajo más difícil del mundo", según comentó alguna vez Noel Gallagher). Tras su partida, enroló al brasileño Heitor T. P., que había trabajado con Milton Nascimento. El baterista japonés Gota Yashiki (que había trabajado con Sinead O´Connor y Soul II Soul) participó en "Stars".

Ahora, y por las suyas, la banda presenta "Home", con temas nuevos y una versión de "Money in My Pocket", del músico reggae jamaiquino Dennis Brown.

"Este álbum me recuerda a nuestro primer trabajo -comentó recientemente Hucknall- por hacerlo de manera independiente y porque lo grabamos de una manera muy similar a como hicimos nuestros primeros tres discos: en una sala con los músicos."

La sala de grabación está en su propia casa, en las afueras de Londres. De allí, claro, el título del álbum. "El estudio estaba desde antes y tenía un gran espacio de recreación, con remeras de fútbol, mesa de pool, juegos de video y ese tipo de cosas. Así que mudamos los instrumentos allí, como se hacía un álbum en los sesenta o los setenta. Ensayábamos, grabábamos y mezclábamos más tarde. Así, cuando tocamos en vivo suena igual al álbum."

Un buen dato y una observación apropiada porque, aunque su anterior trabajo, "It´s Only Love", se editó en 2001, Simply Red estuvo alejado de los escenarios por tres años. Ahora, con su disco nuevo, ha vuelto al ruedo y a los conciertos. Hucknall reconoce que hasta temió por su voz. "Tres años sin usarla intensamente te crean la preocupación de si todo andará bien. Pero sí, todo salió como esperábamos."

Según el cantante, la idea de generar un sello propio venía dándole vueltas en la cabeza desde hacía unos cuantos años. "De esa manera, si nos va bien, será más reconfortante y satisfactorio", dice.

Los negocios no son ajenos a la vida de Hucknall, ya que es uno de los dueños de una cadena de restaurantes italianos. "Se llama Manray y mis socios son Sean Penn, Johnny Depp, John Malkovich y algunos más. Hay uno en París, uno en Nueva York y esperamos abrir pronto otro en el Caesars Palace de Las Vegas." La música y los negocios, sin contradicción.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.