Cinco razones por las que esperar ansiosamente el estreno de Crazy Ex Girlfriend

Rachel Bloom protagoniza esta comedia musical televisiva que aún no tiene fecha de estreno en la Argentina
Rachel Bloom en Crazy Ex Girlfriend
Rachel Bloom en Crazy Ex Girlfriend
Rachel Bloom protagoniza esta comedia musical televisiva que aún no tiene fecha de estreno en la Argentina
Daniela Pasik
(0)
19 de julio de 2016  • 11:37

Crazy Ex Girlfriend es una comedia en la que se canta ocasionalmente, con números musicales muy buenos. Es un musical –uno de verdad, como lo fue la poco apreciada Smash, con la que tiene en común la seriedad con la que trata al género y la excelencia del resultado– pero graciosísimo, como Flight of the Conchords (con la que comparte la conciencia de estar haciendo un musical y parodiarlo mientras se hace, igual, con profesionalismo).

Estrenada en 2015, su primera temporada tiene 18 episodios y ya fue renovada para una segunda, que se estrenará en octubre próximo en los Estados Unidos. Su cocreadora y protagonista, Rachel Bloom, ganó un Globo de Oro como mejor actriz en un musical o comedia. Aunque muchos ya vieron Crazy Ex Girlfriend, todavía no tiene fecha de estreno oficial en la Argentina. Mientras esperamos que encuentre un lugar en la grilla de los canales, cinco motivos por las que la espera debería estar repleta de ansiedad.

La historia es simple. Rebecca Bunch (Bloom) es una joven y exitosa abogada de Nueva York que, sobrepasada de estrés y responsabilidades, cree encontrar su salvación en un viejo novio de la adolescencia. Entonces se muda a West Covina, un pueblito en California, para estar "casualmente" cerca y enamorarlo, o algo así. Pero es mucho más. En realidad, la serie es una comedia extrema que trata sobre la amistad, los enojos, el despecho, el romance, los encuentros y los desencuentros. Todo eso llega al máximo, y su punto culminante son las canciones. Que son muy divertidas. Por ejemplo, aquí, con "The Sexy Getting Ready Song" (o "la canción sexy de prepararse para salir").

La revelación que es Rachel Bloom. Actriz, cantante y guionista, subía videos geniales de producción propia a su canal de YouTube y, entre otros hits, hizo en 2010 Fuck me, Ray Bradbury, por el que ganó un Hugo a la mejor presentación dramática corta, pero, sobre todo, se llevó un comentario elogioso del escritor de ciencia ficción, que seguía siendo un genio que entendía todo.

El talento de Aline Brosh McKenna. Gracias a su éxito en YouTube, la señal joven The CW le propuso a Rachel Bloom que creara una serie, que la unió con McKenna (autora del guion de El diablo viste a la moda, entre otras) y juntas levantaron la apuesta con esta comedia musical, que une lo mejor de la desfachatez millennial de Bloom con la efectividad probada de McKenna.

El delirio va de menor a mayor. Crazy Ex Girlfriend va acrecentando su delirio capítulo a capítulo y la temporada entera resulta una locura hermosa que habla no sólo de amor y desamor, sino también de las fobias modernas como el miedo al compromiso, la percepción del propio cuerpo y las exigencias sociales, todas ellas narradas con tanta gracia como pericia.

Cada personaje es central. Ningún personaje está de relleno en esta ficción y hasta el del papel más pequeño tiene una historia, algo interesante que mostrar. Los actores que los interpretan son casi todos desconocidos, por lo que Crazy Ex Girlfriend es, entonces también, un gran semillero de talento. Entre ellos se destacan Vincent Rodriguez III como el objeto de deseo; Santino Fontana como Greg, la contrafigura masculina, una suerte de Mr. Darcy pero tarambana; Donna Lynne Champlin es la amiga confidente y aún más demente; Gabrielle Ruiz es la novia de cuerpo infernal de Josh; Vella Lovell es la vecina grunge y desinteresada de Rebecca y Pete Gardner es jefe del estudio jurídico, un tonto que no lo es tanto.

Para descubrir más musicales en TV

El recurso de quebrar el género en el que revista la serie con un capítulo en el que todos cantan siempre sorprende a la audiencia fiel de esa ficción. Para paliar la espera, episodios musicales tan memorables como improbables en series que no lo son.

Buffy the Vampire Slayer: Once More, With Feeling, el séptimo episodio de la sexta temporada, fue estrenado el 6 de noviembre de 2001, y sigue siendo uno de los grandes momentos de la serie y de la historia de la TV. Aquí, uno de sus mejores momentos, cuando Spike canta "Rest in Peace".

Six Feet Under: el décimo capítulo de la primera temporada ( The New Person) fue aquel en el que David Fisher (Michael C. Hall) se planteaba salir finalmente del clóset, imaginando cómo sería su vida mientras pasaba la aspiradora.

Dr. House: el capítulo 17 de la séptima temporada – Bombshell– fue emitido el 7 de marzo de 2011 y aquí Hugh Laurie hace gala de su oficio en el song and dance con un homenaje a un clásico de Judy Garland.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.