Netflix: Ellen Page y la guionista de Orange Is the New Black, en una historia sobre la diversidad sexual

En Historias de San Francisco, la showrunner Lauren Morelli revive una historia con un enfoque mucho más queer que el de la miniserie de 1993
En Historias de San Francisco, la showrunner Lauren Morelli revive una historia con un enfoque mucho más queer que el de la miniserie de 1993 Fuente: Archivo - Crédito: Netflix
Milagros Amondaray
(0)
19 de junio de 2019  • 17:52

Historias de San Francisco (Tales of the City, Estados Unidos, 2019). Creada por: Lauren Morelli. Basada en: la saga Tales of the City, de Armistead Maupin. Elenco: Laura Linney, Olympia Dukakis, Ellen Page, Paul Gross, Murray Bartlett, Zosia Mamet, Charlie Barnett. Disponible en: Netflix. Nuestra opinión: buena.

Historias de San Francisco es una serie sobre la aceptación. Comienza con esa filosofía en primer plano y concluye fiel a ese planteo. Esa capacidad de aceptación, aquí, presenta muchas aristas, como trabajar sobre la identidad, aprender a vivir en comunidad, y hacer las paces con el pasado. La serie de diez episodios de Netflix está basada en la serie de novelas del escritor Armistead Maupin. Esta es una secuela libre de la miniserie de 1993 escrita por Richard Kramer y dirigida por Alastair Reid.

La encargada del relanzamiento es Lauren Morelli, productora y guionista de Orange Is the New Black (producción insignia de la plataforma de streaming que llega a su fin el 26 de julio), quien ahora toma el mando por sí sola de una historia que casi tres décadas atrás fue liderada por dos protagonistas excluyentes, que hacen su regreso para esta continuación.

Olympia Dukakis como Anna Madrigal
Olympia Dukakis como Anna Madrigal Fuente: Archivo

El punto de partida de la serie es la vuelta de la ya adulta Mary Ann Singleton ( Laura Linney) a la famosa casa de Anna Madrigal (Olympia Dukakis), una figura mágica para la comunidad LGBTQ, una mujer trans que en la San Francisco de los 60 compró un pequeño edificio en la calle Barbary Lane para darles refugio no solo a las minorías sino también a cualquier persona que estuviera en un proceso de transformación y necesitara un espacio propio (como el caso de Mary Ann). A diferencia de la producción de los 90, Morelli decidió ampliar el panorama y correr el foco de la amistad entre esas dos mujeres -si bien les brinda algunas de las mejores escenas- para que Historias de San Francisco represente la diversidad sexual desde todas las subtramas que aborda, con mayor y menor éxito.

De esta forma, nos encontramos con Shawna Hawkins ( Ellen Page ), mujer bisexual, hija adoptiva de Mary Ann, con quien mantiene una relación tensa; con Michael Tolliver (Murray Bartlett, en un rol similar al que interpretó en la tempranamente cancelada serie de HBO, Looking), un hombre gay que se rehúsa a aceptar su vida adulta; y, entre otros, a Jake Rodriguez (Garcia), un joven trans que va definiendo su identidad sexual a medida que se va animando a salir al mundo. Todos ellos conviven en ese edificio que simboliza un lugar de protección y seguridad, todo aquello que los personajes no siempre logran obtener en el afuera, donde las etiquetas y los prejuicios todavía siguen sin poder erradicarse.

Trailer de Historias de San Francisco - Fuente: Netflix

01:48
Video

Morelli les da espacio a esos viajes de autodescubrimiento, entrecruzando las experiencias con el propósito de enriquecerlas, pero trastabilla al configurar la imagen de Anna. Si bien todos la definen como una mujer que marcó sus vidas -y los salvó de sus infiernos personales-, eso es algo que el espectador no ve, al punto tal de que el rol de Dukakis se asemeja más a una hoja en blanco, carente del carisma que supo tener en la miniserie original. Por lo tanto, no es casual que el mejor episodio de Historias de San Francisco sea "Days of Small Surrenders", escrito por Morelli, que está enteramente dedicado a mostrar cómo fue la llegada de Anna a esa ciudad en un momento donde los transexuales era víctimas de la brutalidad policial.

El capítulo es significativo cuando uno nota que, si bien hubo cambios, los trans continúan padeciendo agresiones de una parte de la sociedad que los considera desechables. En este sentido, es más que acertada la incorporación de la chilena Daniela Vega, protagonista de la película ganadora del Oscar Una mujer fantástica, quien representa la otra cara de la moneda, una mujer que -a diferencia de Anna- le puso el cuerpo a su comunidad cuando eso implicaba arriesgar su propia vida.

Laura Linney, Olympia Dukakis, y una amistad entrañable
Laura Linney, Olympia Dukakis, y una amistad entrañable Fuente: Archivo

Cuando Historias de San Francisco explora qué significa ser queer hoy en contraste con los 60, se vuelve mucho más vital y necesaria que cuando incluye ribetes novelescos como un enigma vinculado a una persona que chantajea a Anna, y cuya identidad se resuelve sobre el final con un trazo grueso que no le hace justicia a lo que Morelli quiere -y efectivamente puede- contar.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.