Netflix: Wu Assassins tiene toda la acción, pero no toda la lógica

Wu Assassins, la nueva serie de Netflix creada por John Wirth y Tony Krantz
Wu Assassins, la nueva serie de Netflix creada por John Wirth y Tony Krantz Crédito: Netflix
Hernán Ferreirós
(0)
15 de agosto de 2019  • 16:16

The Wu Assassins (Estados Unidos/2019). Creadores: John Wirth y Tony Krantz. Elenco: Iko Uwais, Bryon Mann, Li Jun Li, Katheryn Winnick, Lewis Tan, Tommy Flanagan, Lawrence Kao y Marc Dacascos. Disponible en: Netflix. Nuestra opinión: buena.

Los relatos de artes marciales quizás sean el género más parecido al porno: no solo por las acrobacias que los protagonistas son capaces de realizar con sus cuerpos sino porque nadie, ni el público, ni los realizadores, da demasiada importancia a lo que ocurre entre las escenas de acción. Desde luego hay excepciones, a veces dentro del rubro, como algunas de las películas que revivieron durante la década pasada el Wu Xia (los relatos clásicos de caballería china) o las que usan las artes marciales un poco irónicamente dentro de otro género, como Matrix o Kill Bill.

Las otras, la mayoría, son juzgadas por sus espectadores exclusivamente de acuerdo a la calidad de sus peleas. Según este criterio, esta nueva serie de Netflix, creada por dos veteranos productores de Hollywood pero utilizando talento asiático (como el experimentado realizador Stephen Fung), resulta una entrada extraordinaria. Las prolongadas coreografías de artes marciales son complejas, van a la velocidad del rayo y, a la vez, resultan perfectamente comprensibles (a diferencia de las secuencias de acción que se volvieron norma, en las que el movimiento frenético y caótico de todo hace imposible decodificar qué sucede). El artista marcial indonesio Iko Uwais, protagonista también de la superlativa saga La redada, va en camino a convertirse en la nueva superestrella del rubro y esta serie renueva sus credenciales. Aquí, interpreta a un personaje que recuerda a los de Jackie Chan, un inofensivo cocinero de food truck que, arrastrado por las circunstancias, resulta ser indestructible en el combate cuerpo a cuerpo.

Aquello en lo que esta serie no es extraordinaria es en todo lo demás. El argumento cansado visita otra vez el tropo del "elegido": el chef en cuestión recibe, a causa de su "buen corazón", el espíritu de mil maestros para convertirse en el asesino Wu, que deberá enfrentar a seres sobrenaturales con el poder de los elementos. Estos monstruos, para unificar la trama fantástica con la policial, son jefes de las tríadas chinas que dominan el bajo mundo de San Francisco.

El argumento es rudimentario y tiende a esquivar la coherencia: insólitamente, Uwais no pelea mucho mejor luego de recibir los mil espíritus (que, además, están encarnados por uno solo, el excampeón de Kung Fu Marc Dacascos) que cuando solo era un chef. La narración es errática (se vuelve un poco más ágil al promediar la temporada, luego de que se saca de encima presentaciones y diálogos informativos) y los efectos especiales son convencionales. Pero todo se enciende en las peleas. No sería raro que, luego de un par de episodios, los espectadores, como en una porno, salten los diálogos y avancen hasta la próxima.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.