Top Five: los hombres más hot de la televisión

Mads Mikkelsen y una sensualidad más contenida en Hannibal
Mads Mikkelsen y una sensualidad más contenida en Hannibal Fuente: Archivo
Una mirada a esos nombres que les suman atractivo a las historias que protagonizan
Milagros Amondaray
(0)
25 de abril de 2014  • 00:00

Desde un calculador y ascético homicida pasando por un vampiro con gusto por lo perverso, hasta un justiciero contemporáneo con estilo western, las series actuales están dominadas por personajes que reniegan de lo unidimensional y que tienen más de una faceta. A continuación, un repaso por algunos de los hombres más magnéticos de la pantalla chica.

*1. MADS MIKKELSEN (Hannibal)

El juego que lleva a cabo Bryan Fuller, el creador de Hannibal, está siempre signado por una ley que se cumple a rajatabla: Hannibal Lecter y Will Graham se van estudiando, midiendo, alejando y acercando, pero siempre funcionando uno como espejo del otro, incluso en los instantes de mayor distanciamiento. Will es quien normalmente cae en la debilidad, mientras que Hannibal se posiciona como el más fuerte en esa lucha por imponerse con sus objetivos. Lo que hace Mads Mikkelsen es de una sutileza tal, que incluso cuando apenas sonríe ante el resultado de sus creaciones homicidas, el impacto es más fuerte que cualquier explicitud gore. Asimismo, el actor coquetea con esa tensión homoerótica que lo une al personaje de Hugh Dancy y lo hace sosteniéndose en miradas sugestivas que dicen mucho sobre la necesidad imperiosa que tiene Hannibal del afecto de Will, una de las aristas más atractivas de una serie magistral.

*Mads Mikkelsen psicoanaliza a Hugh Dancy en Hannibal:

*2. JAKE JOHNSON (New Girl)

Jake Johnson, el punto fuerte de New Girl
Jake Johnson, el punto fuerte de New Girl Fuente: Archivo

No es sencillo que una sitcom sea comandada por personajes con una tesitura más espesa, un tanto alejada de esos lugares comunes que les quitan identidad a esos programas que parecen cortados por la misma tijera. Por lo tanto, si New Girl no es una comedia televisiva más es, en gran medida, por el personaje de Nick Miller. Estamos hablando de un hombre realista – con cierta misantropía omnipresente – que de todos modos se permite sus momentos lúdicos, aquellos en los que revela su niño interior eterno. Nick es una gran contradicción (parece ser autosuficiente pero su libertad no siempre se traduce en total independencia) y es en ese moverse entre dos polos donde radica su principal atractivo. En consecuencia, el gran acierto de la sitcom es la interpretación de Jake Johnson, quien en la película independiente Safety Not Guaranteed ya había demostrado que podía personificar a un hombre que, con sus imperfecciones a cuestas, igual estaba listo para hacerles frente a fuerza de un carisma incuestionable.

*Jake Johnson, adorable en New Girl:

*3. MATTHEW RHYS (The Americans)

Matthew Rhys se saca chispas con su co-equiper en The Americans, Keri Russell
Matthew Rhys se saca chispas con su co-equiper en The Americans, Keri Russell Fuente: Archivo

La estructura de cajas chinas de The Americans, el drama de Joe Weisberg que ya va por su segunda temporada, es irresistible porque no da lugar a que podamos dilucidar con claridad las motivaciones de sus protagonistas. Siempre una intención o un sentimiento está supeditado a otro y, de esa manera, es complejo llegar a los momentos genuinos que definen a esos individuos. La historia, claro, no podría contarse de otro modo. Dos espías soviéticos encubiertos deben posar como marido y mujer mientras realizan su trabajo y, en esa doble identidad, confunden sus emociones hasta el punto de lo insostenible. Matthew Rhys es Philip Jennings, una de las partes de ese binomio que completa Keri Russell en el papel de Elizabeth. Ambos tienen una química que eleva el potencial de la serie (y que los llevó a enamorarse por fuera de las cámaras), una que no se centra tanto en la política como sí en el peligro de vivir escindido entre un hogar y otro y en hasta qué extremo se pueden defender los ideales si se pierde la esencia en el camino.

*Matthew Rhys levanta temperatura en The Americans:

*4. TIMOTHY OLYPHANT (Justified)

Timothy Olyphant y una actuación magnética en Justified
Timothy Olyphant y una actuación magnética en Justified Fuente: Archivo

Para rastrear la fuerte impronta de Timothy Olyphant, tan solo basta con mirar una comedia dramática como Catch and Release, donde el actor no apela a las características prototípicas del héroe romántico sino que más bien se aleja de la norma con total naturalidad. El resultado, como en otros roles de su carrera, es el del hombre rudo que eventualmente tiene su punto de inflexión. Su carisma, a diferencia del de Jake Johnson en New Girl, proviene de la coraza que se pone su personaje para enfrentar el mundo. Esa es la premisa de Justified, la serie en la que Olyphant interpreta a Raylan Givens, ese oficial salido de la enorme pluma de Elmore Leonard. Givens es una figura esencialmente anacrónica, una suerte de justiciero que parece haberse escapado de un western. Olyphant toma todos esos rasgos presentes en las historias de Leonard (como Fire in the Hole, Pronto y Riding the Gap) y los hace propios con una interpretación que siempre está en su punto justo y que en la temporada de premiaciones ha sido continuamente pasada por alto.

*Timothy Olyphant dispara en Justified (cuidado: ¡video con spoilers!):

*5. ALEXANDER SKARSGARD (True Blood)

Alexander Skarsgård, más conocido como Eric Northman, el vampiro más irresistible de la televisión
Alexander Skarsgård, más conocido como Eric Northman, el vampiro más irresistible de la televisión Fuente: Archivo

¿En cuántas oportunidades uno mira una serie tan solo por un personaje? Cuando en 2008 Alan Ball dio a conocer la primera temporada de True Blood, su relectura de la saga literaria de Charlaine Harris (The Southern Vampire Mysteries), hubo un solo hombre/nombre a quien era imposible quitarle los ojos de encima. Eric Northman, el vampiro interpretado por el actor sueco Alexander Skarsgård, no solo oficiaba de necesario contrapeso para la parquedad del Bill Compton de Stephen Moyer, sino que también era la figura histérica por excelencia. Sus idas y vueltas con Sookie Stackhouse terminaron por convertirse en uno de los arcos narrativos más interesantes de True Blood y Skarsgard supo cómo meterse a la audiencia en el bolsillo gracias a sus hilarantes one-liners y a su modo de jugar con los vaivenes (casi insostenibles) de las seis temporadas que lleva la serie hasta el momento.

*Las mejores frases de Alexander Skarsgård/Eric en True Blood :

Participación. ¿Qué otros galanes de la televisión sumarían al conteo?

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.