Sin Nahuelito, pero con mucha historia

El lago Nahuel Huapi, por un estudioso
(0)
2 de mayo de 2003  

Lleva más de 40 años de estudio y recopilación de datos sobre el lago Nahuel Huapi y sus alrededores. Y mañana, en la Feria del Libro, presentará uno de los resultados de tanta dedicación: Crónica histórica del lago Nahuel Huapi, libro de editorial Del Nuevo Extremo, en su 4a. edición, aumentada.

Cuesta no relacionar al autor con el sur del país. Su nombre es Juan Martín Biedma y es el director de la Escuela Argentina Modelo. Desde chico se sintió atraído por la Patagonia. "No nací allá, pero soy patagónico por adopción –explica–. Mis ancestros fundaron ciudades e hicieron expediciones a la región. Por ejemplo, un primo hermano de mi padre, José Biedma, fue oficial de armas y sirvió en la Conquista del Desierto." Francisco de Viedma, fundador de Carmen de Patagones, es otro de sus antepasados. En su homenaje, bautizaron Viedma a la ciudad del otro lado del río Negro. Es que con be larga o ve corta, la familia es la misma; por entonces, el apellido se escribía de manera indistinta.

Bien documentado

La obra repasa la evolución de la zona del lago desde el siglo XVI hasta estos días. Los capítulos abordan diversos temas: el descubrimiento del lago por el capitán español Juan Fernández, en 1620; la colonización, la evangelización, la conquista militar, la fundación de San Carlos de Bariloche, los logros científicos y los primeros hoteles, entre otros. No por nada los anteriores libros de Biedma son consultados por guardaparques, guías turísticos y medios locales como fuente casi obligada a la hora de informar con precisión.

"Es una obra muy documentada. Obtuve datos en archivos, bibliotecas, charlando con antiguos lugareños. Quise resaltar la obra de los que crearon la comarca y se sacrificaron por ella desde sus inicios hasta ser lo que es hoy: una ciudad universitaria de primer nivel, una meca del turismo, un inigualable Parque Nacional", precisa.

Si se le pregunta por el monstruo lacustre que despierta la curiosidad de visitantes y pobladores de la zona, Biedma sonríe. "Es una fábula. La mía es una obra que ayuda a conocer objetivamente el lugar. Si hasta tuve entre mis manos material de primera línea, como libretas y libros diarios de los ayudantes del perito Moreno, cuando iban dibujando el mapa de la región. Una joyita."

Otra leyenda es la de la Ciudad de los Césares. Del libro de Biedma se desprende que la expedición que descubrió el lago Nahuel Huapi tenía un propósito claro: dar con los Césares y con unos náufragos españoles perdidos en el lugar. Los Césares fueron los míticos habitantes de una ciudad fantástica, situada en un lugar desconocido de la Patagonia. Los indígenas describían a los españoles una ciudad encantada: murallas con fosos, puente levadizo y artillería, templos cubiertos de plata y cientos de objetos de oro. Pero nunca los encontraron.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.