Alfredo Martín: un notable adaptador

Moira Soto
(0)
4 de marzo de 2017  

Silvina Ocampo, Roberto Arlt, Mary Shelley, Haroldo Conti, Franz Kafka..., y siguen las grandes firmas versionadas creativamente por Alfredo Martín -actor, director, psiquiatra, dramaturgo, docente- durante más de 10 años, experimentando desde la escritura y la puesta en escena. Este hombre todoterreno que se formó en su faceta artística, entre otros maestros, con Alberto Ure, Ricardo Bartís, Raúl Serrano, lleva más de 20 años trajinando de diversas formas las tablas. Hay que decir que Martín mantiene afinadamente dos vidas paralelas que se retroalimentan y que conviven en su casa de Parque Centenario, donde atiende su consultorio y, en cuyo subsuelo, ha instalado un pequeño y bien equipado teatro: las sesiones como psi vienen bien para aportar a la producción de sus creaciones teatrales. Que incluyen, por ejemplo, Niños de madera (sobre el clásico Pinocho, de Collodi), Detrás de la forma (versión muy lograda de Ferdydurke, de Gombrowicz) o Lo que llevo de ausencia (obra bellamente inspirada en Conti). Por otra parte, Martín coordina desde hace 3 décadas el equipo de salud mental del centro público Ramón Carrillo. Entre los numerosos intérpretes -algunos realmente notables- que ha dirigido, vale destacar el nombre del gran Marcelo Bucossi, actualmente en dos recomendables adaptaciones: La tempestad, de William Shakespeare, los domingos, a las 19, en Andamio 90, "una obra que nos acerca a la potencia sanadora del perdón y al carácter constructivo de la responsabilidad", según Martín, y la futura reposición en abril, en La Revuelta, de Los derechos de la salud, de Florencio Sánchez, donde los espectadores pueden acomodarse en la zona del escenario que elijan, modificando la perspectiva habitual del público.

Por: Moira Soto

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.