Coronavirus: cierran salas alternativas porteñas

Graciela Camino y Emilia Bonifetti, las directoras de Oeste Usina Cultura, del Mercado de Progreso, una de las salas que està atravesando una dura situación.
Graciela Camino y Emilia Bonifetti, las directoras de Oeste Usina Cultura, del Mercado de Progreso, una de las salas que està atravesando una dura situación. Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo
Alejandro Cruz
(0)
18 de junio de 2020  • 16:36

En el circuito de salas alternativas de la ciudad de Buenos Aires hay dos entidades que agrupan al sector: Artei (Asociación Argentina del Teatro Independiente) y Escena (Espacios Escénicos Autónomos). Naturalmente, la articulación entre estos espacios como entre estas entidades es permanente, y mucho más en este contexto de pandemia: con salas cerradas desde el 20 de marzo, la situación es crítica. Ayer, Escena, que agrupa a unas 40 salas porteñas, emitió un comunicado que alerta sobre la desaparición de espacios.

"Los tiempos burocráticos de organismos e institutos, para efectivizar los pagos de recursos ya asignados, lejos de acelerarse, se incrementaron; dejándonos en una situación crítica. En estas condiciones absolutamente evitables, los cierres de espacios se harán exponenciales. Estamos atravesando un momento excepcional que requiere de respuestas rápidas y ejecutivas. No podemos esperar ni un día más, así como tampoco, brindar contraprestaciones artísticas cuando no tenemos para cubrir necesidades básicas", afirma, en referencia a los subsidios que otorga el Ministerio de Cultura de la Ciudad (Proteatro, Fondo Metropolitano, Prodanza, Bamúsica y Bamilonga). La entidad, en tanto, pide al ministro Enrique Avogadro "la inmediata aceleración de los pagos adeudados y la declaración de la emergencia cultural, con carácter de urgente". En el ámbito de Escena confirman que son tres salas las que cierran sus puertas.

Artei agrupa a 104 salas de la ciudad. En sintonía con la situación planteada por Escena, pone el foco en el crítico panorama que atraviesa el sector. "Al día de la fecha ninguna de nuestras salas ha cobrado el aporte de emergencia que la Ciudad había prometido, tampoco se han realizado diligencias para acelerar los tiempos habituales de los subsidios anuales de funcionamiento que otorga Proteatro. A casi tres meses de comenzado el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, las salas solo hemos recibido meras promesas por parte del Ministerio de Cultura de la Ciudad", afirma el comunicado.

La actividad escénica fue una de las primeras en paralizarse. Sin funciones y sin poder dar clases, las salas igual deben hacer frente a los gastos mensuales. El panorama es alarmante. "No podemos perder un minuto más y debemos abocarnos de forma urgente a la implementación de un verdadero Plan de Reactivación que nos ayude a prepararnos para cuando se pueda disponer la reapertura de nuestros espacios. Los Estados, tanto el local como el nacional, no pueden quedar ajenos a esta realidad y tienen el deber de acompañarnos desde ahora para que todas las salas lleguemos en condiciones, para que ninguna tenga que cerrar", señala la entidad que preside Liliana Weimer. "Por si hace falta insistimos en remarcar el valor que tiene nuestro teatro, que de hecho ubica a Buenos Aires como capital mundial del Teatro Independiente. Son décadas de inversión social, estatal y colectiva que debe ser resguardada y sostenida para que cuando logremos atravesar esta pandemia, la vitalidad de nuestra actividad siga vigente", concluye el comunicado de Artei.

Desde prensa del Ministerio de Cultura afirman que desde el martes los pagos de Proteatro ya empezaron a cobrarlo algunas salas aunque no haya alcanzado a la totalidad. Remarcan que del presupuesto aprobado para ese organismo de fomento tuvo un refuerzo de 27.200.000 pesos y que todas las semanas el equipo del Ministerio se reúne con distintos representantes de sector cultural no solo por los subsidios sino también para trabajar sobre otras medidas de acompañamiento.

No se trata de la primera señal de alarma. A principio de este mes las dos entidades firmaron otro documento junto a MECA (Movimiento de Espacios Culturales y Artísticos), Clumvi (Cámara de Clubes de Música en Vivo) y Abogados Culturales, agrupaciones que completan la radiografía de los espacios dedicados a la cultura independiente de la ciudad. En aquella oportunidad dieron a conocer un informe que abarcaba a 120 espacios culturales, teatros alternativos, clubes de música y salas de circo (no de milongas, por tratarse de un circuito itinerante). El resultado de ese sondeo interno ya marcaba un dato alarmante: solo el 22 por ciento de estos espacios había podido pagar el alquiler completo de abril. Las proyecciones para este mes indicaban que solamente el 7,5 por ciento pagará la totalidad del alquiler. Esa misma semana se anunció que El Freire se convertía en el primer centro cultural alternativo en cerrar. Este tan vital como débil entramado ahora suma nuevas víctimas.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.