El Cultural San Martín también anunció una programación interesante para el año próximo

La dama de rosas, con Pepe Cibrián Campoy
La dama de rosas, con Pepe Cibrián Campoy
La lucha femenina a lo largo de la historia es uno de los ejes temáticos, con propuestas interesantes y abarcativas hacia todos los géneros de las artes escénicas
Leni González
(0)
14 de diciembre de 2018  

El género, cuestión que atravesó todo 2018, será uno de los ejes principales de la programación 2019 del Cultural San Martín, con obras sobre la lucha femenina a lo largo de la historia, tema que dialogará con todas las otras propuestas en música, cine, fotografía y letras. Presentada el martes pasado por Diego Pimentel, el director general del Cultural -a quien acompaña un equipo curatorial integrado entre otros por Gabriela Gobbi, la especialista en artes escénicas-, además del género, también el espacio, el cuerpo, el juego, el renacer y lo electrónico serán las excusas para interpelar el presente, desde distintas perspectivas contemporáneas.

Siempre muy cerca de proyectos pertenecientes al universo de la cultura independiente, se priorizarán los estrenos por sobre las reposiciones: solo se repetirá una obra con respecto a 2018 y será J. Timerman, el thriller político de Eva Halac sobre los hechos concentrados en una semana de octubre de 1971 cuando se casaba la hija de Lanusse, entre ataques de la guerrilla y la influencia del diario La Opinión. Habrá otra reposición pero externa, proveniente del Complejo Teatral de Buenos Aires y luego del Konex: Saltimbanquis, la exitosa adaptación y dirección de Pablo Gorlero del clásico infantil de Sergio Bardotti y Luis Bacalov que vuelve en mayo, antes de las vacaciones de invierno, pero por primera vez en este espacio, con el mismo elenco encabezado por Magalí Sánchez Alleno, Julián Rubino, Mariano Taccagni y Mariela Passeri.

Habrá dos coproducciones con el Festival Internacional de Buenos Aires (FIBA): Yo no muero, ya no más, una instalación y performance sobre la violencia de género de Fernando Rubio, con Gabo Correa, Andrea Nussembaum y Nayla Pose, entre otros; y Mi fiesta, una creación de Mayra Bonard dirigida por Carlos Casella: un unipersonal que cruza monólogos y acciones de gran exigencia física, con la colaboración del Centro de Experimentación y Creación del Teatro Argentino de La Plata (Tacec).

Otra coproducción con la novedad de ser estrenada en dos salas, una a continuación de otra, es Yo escribo, vos dibujás, de Federico León, que se verá primero en el Teatro Nacional Cervantes y después en el Cultural San Martín, ambos productores junto con Zelaya (la sala de León en el Abasto), Wiener Festwochen (Viena), Fitei (Porto), Teatro do Bairro Alto (Lisboa) y el apoyo de Iberescena. El público ingresará en un espacio caótico, entre kermés y feria callejera, y pronto descubrirá que se encuentra ante una escuela donde se practican rituales, juegos de la infancia, recuerdos y fragmentos de sueños.

Yo no muero, ya no más, de Fernando Rubio
Yo no muero, ya no más, de Fernando Rubio

Si bien todavía no se confirmaron fechas de estreno, la primera novedad será a mediados de marzo con Blanca, de Natallia Villamil y dirección de Cintia Miraglia, con Monina Bonelli, Leticia Torres, Mariano Sayavedra, Marcelo Pozzi y Héctor Bordoni. El drama sucede en una casa del conurbano bonaerense donde Blanca llegará sorpresivamente a lo de su hermana Estela que vive con su pareja, Jony, y una transexual, La Negra. Se estrenará el 8 de marzo, con entrada gratuita por el Día de la Mujer.

El género musical continúa representado en el Cultural con distintos referentes. Por un lado, La dama de las rosas, de Pepe Cibrián Campoy, con música de Santiago Rosso y escenografía de Vanesa Abramovich, contará una historia de amor entre dos mujeres en la París de los años veinte, con el mismo Cibrián, María José Demare, Damián Iglesias y Tiki Lovera, entre otros. Por otra, parte del equipo de Random, los creativos que renovaron el musical independiente con La Parka y Alicia en Frikiland se reúne en CEPO -Centro Experimental Para Oscuros-, de Diego Corán Oria, interpretado por el talentoso Ángel Hernández, con música de Jorge Soldera y la coreografia de Agustina Seku Faillace: el centro CEPO, fundado en 1955 en el Chaco, nunca cerró y continuó hasta hoy sus experimentaciones con personas que padecían ciertas patologías traumáticas contra "lo normal".

Otra propuesta musical será Hotel Neurotik, dirigido por Gonzalo Castagnino, el mismo de la multipremiada Asesinato para dos. Con Omar Calicchio, Federico Barón y el piano del maestro Juan Pablo Schapira para abordar con humor las obsesiones cotidianas, según la mirada de Christian Simeon, creador del exitoso Cabaret de los hombres perdidos.

Para público adolescente, Les triangles, dirigida por el músico Gabriel Chwojnik, y textos de Alejandro Escaño y Mica Ghioldi pondrán en juicio las lógicas binarias. Y Diego Ramos, que debutó como director en el musical de Broadway Falsettos y prosiguió con Tommy, continuará la experiencia en Los Fantásticos, con el protagónico de Juan Rodó, en una versión simulada de Romeo y Julieta, con música de Harvey Schmidt y las letras de Tom Jones.

También se conocerá una obra del autor alemán Marius von Mayenburg, El feo, con Roberto Peloni, Celeste Gerez, Sebastian Holz y Julián Marcove, con la dirección de Tatiana Santana.

El ciclo Invocaciones, curado por Mercedes Halfon y Carolina Martín Ferro, tendrá otra edición de interesante diálogo entre directores de teatro de Buenos Aires con directores de la historia del teatro del siglo XX. Esta vez, Armando Discépolo será invocado por Maruja Bustamante (con Agustín Rittano, entre otros) y el ruso Konstantin Stanislavski por Ciro Zorzoli (con Paola Barrientos, Diego Velázquez y muchos más).

El director Daniel Veronese, siempre con presencia tanto en el off como en el circuito comercial, tendrá a su cargo Experiencias, en dos presentaciones basadas en textos de David Foster Wallace. Una, La persona deprimida, con María Onetto, y la otra, Entrevistas breves con hombres repulsivos, con Marcelo Subiotto y Luis Ziembrowski.

Con curaduría de la dramaturga y directora Cynthia Edul, el ciclo Territorios familiares aborda ese lugar plagado de imágenes, relatos y secretos, con dos trabajos: Joey, el monstruo moreno, de Cecilia Bassano, sobre un músico frustrado fanático de los Ramones, preocupado por la caída del glaciar Perito Moreno, que vive con su pequeño hijo. Y El placer, de Jorge Eiro, acerca de una familia de clase media alta que decide viajar a la casa de veraneo meses después de la muerte de su padre.

Por último, una propuesta doble, obra de teatro y película, ambas encarnadas por los mismos personajes: Rubios, del grupo Krapp, dirigido por Luis Biasotto y Luciana Acuña, junto con el cineasta Alejo Moguillansky. Entre muchos proyectos especiales, es importante remarcar que el Cultural San Martín será sede nuevamente de la Bienal de Perfomance BP19, organizada por la Fundación Babilonia para las Artes, la Ciencia y la Cultura; y el Noviembre electrónico, con múltiples propuestas. En conjunto, una programación muy nutrida, con vocación de ampliar públicos e intercambiar miradas con la realidad.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.