Ingeniosa e intensa espiral de relaciones

Susana Freire
(0)
31 de mayo de 2019  

Preferiría no saberlo

Nuestra opinión: buena

Libro: Fabián Saad. Elenco: Mariana Bruno, Luciano Farías, Federico González Bethencourt, Cecilia Lucas, Rocío Pérez Silva. Dirección: Jorge Noguera. Funciones: Viernes, a las 23.30. Sala: Timbre 4, México 3554. Duración: 66 minutos.

¿Sexo, sentimientos, fidelidad? De todo esto trata la comedia de Fabián Saad, pero también de honestidad, mejor dicho, la falta de ella, no solo con los demás, sino también con uno mismo. Escapar de la realidad y caer en la ceguera emotiva son moneda corriente. Como si el no querer ver ni sentir los verdaderos sentimientos protegiera de lo que en realidad se es, aunque se aparente ser otra persona.

Una fiesta es el ámbito para que Saad elabore una ingeniosa trama, una espiral de relaciones que involucran a todos los personajes. Es el cumpleaños de Elías, festejo que organiza su esposa y en el que participa un matrimonio amigo, Silvana y Mariano. Además está Rosa, puntal en la obra, una mucama que sirve para señalar los prejuicios que se instalan en diferentes estratos sociales.

La trama, que comienza con el descubrimiento de una infidelidad, da pie a una serie de peripecias para mostrar que cada uno de los integrantes tiene motivos, o no, para engañar u ocultar situaciones que se van develando poco a poco hasta el minuto final.

Buen trabajo de Cecilia Lucas y Rocío Pérez Silva, y cabe señalar la labor de Mariana Bruno, como la mucama. En cuanto a Luciano Farías, como protagonista, tiene la posibilidad de elaborar variados matices que no aprovecha. Federico González Bethencourt, correcto, aunque por momentos pierde credibilidad. La puesta es acertada en el espacio reducido de la sala, donde Jorge Noguera logra imprimir un ritmo activo a las acciones, dándole la dinámica que precisa toda buena comedia.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.