Llega una Carmen más realista, menos idealizada

Nadia Muzyca y Edgardo Trabalón protagonizan la versión de Wainrot de esta historia de pasiones
Laura Chertkoff
(0)
29 de junio de 2013  

Mauricio Wainrot creó en 2007 una versión de Carmen para el Royal Winnipeg Ballet de Canadá, reelaborando el guión de la ópera de Bizet. Junto a Luis Gorelik, al frente de la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires, seleccionaron las diferentes obras que musicalizan esta Carmen que ya conmovió el escenario del Teatro Colón en 2012.

Durante cuatro funciones, el Ballet Estable del Teatro Colón desplegará un reparto numeroso que incluye grupos de soldados, cigarreras y gitanos, suma a la madre de Don José y le da más cuerpo al rol de Micaela. Todos ellos enlazados por el Destino.

Esta reposición tendrá una sola Carmen en la piel de Nadia Muzyca. Y dos Don José: Juan Pablo Ledo en las primeras dos funciones y Edgardo Trabalón en las dos siguientes. "Me resulta muy interesante compartir mi Carmen con estos Don José diferentes - expresa Nadia Muzyca-. Ambos tienen mucho temperamento, cada uno con su energía. Yo me siento comodísima con los dos, más allá de que los quiero y son mis amigos".

Así, los primeros bailarines Nadia Muzyca y Edgardo Trabalón vuelven a encontrarse con esta pasional versión de Wainrot un año y medio después. En ese tiempo, Trabalón recibió el Premio María Ruanova 2013, que otorga el Consejo Argentino de la Danza. Por su parte, Muzyca siente que la experiencia de ser madre de Valentino le dio más herramientas para interpretar a esta mujer que hace lo que le dicta el corazón.

Los dos están muy agradecidos con Wainrot por la libertad que les dio para explorar cada personaje en una dimensión más realista, menos idealizada. Disfrutaron de poder aprender la coreografía desde la voz de su creador, sin intermediarios. Y también valoran el lugar que la puesta le destina a cada género: "Me gusta que el rol femenino tenga peso en la escena -señala Muzyca-. Me fascina hacer Carmen porque es un personaje muy terrenal". En cuando a los roles masculinos, Trabalón remarca lo interesante que le resulta esta versión "por todo lo que tienen para bailar los varones. Tienen partes grupales muy fuertes de gitanos o soldados, con una energía muy masculina".

La versión del coreógrafo y actual director del Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín tiene muchos más dúos que la original y en el caso del rol del partenaire tiene algunos desafíos físicos más complejos. "No son levantadas convencionales, hay una que estoy de rodillas, por ejemplo", advierte Trabalón.

"Y tiene mucho compromiso emocional, quedamos extenuados -agrega Muzyca-. Mi abuela se quejó: «¿Otra vez vas a morirte?». Me encantan los dramas porque tienen mucho para explorar como intérprete. No es lo mismo tirarse aleteando desde una roca, que extinguirse en la tuberculosis o ser víctima de un asesinato."

El vestuario respeta el diseño original de Carlos Gallardo y ronda el imaginario de lo gitano, sobre todo en los roles femeninos. La escenografía, también de su autoría, remite a una plaza de toros que se complementa con elementos multimedia proyectados en altura.

La combinación de compositores elaborada por el propio Gorelik incluye a Georges Bizet, Isaac Albéniz y Joaquín Turina. "He bailado otras versiones de Carmen y noto diferencias sutiles en la música -asegura Trabalón-. Por ejemplo, cuando Don José encuentra a Carmen con Escamillo, la música tiene un color más árabe. Bizet es más sanguíneo, acá el dramatismo llega desde otro lado."

En un código más cercano al lenguaje cinematográfico, la obra incluye algunos momentos oníricos. Y empieza con una premonición que luego se va cumpliendo en un acto único de 80 minutos.

Es una pena que solamente sean cuatro funciones. Es factible que todos nos quedemos con gusto a poco.

Carmen

De Mauricio Wainrot

Teatro Colón , Libertad 621.

Funciones , mañana, a las 17; martes, miércoles y jueves, a las 20.30. Desde $ 35.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.