Tita Merello, en la piel de Virginia Innocenti

En el Maipo Kabaret, con dirección de Luciano Suardi
(0)
18 de julio de 2010  

El Maipo reabre su espacio Kabaret (en el segundo piso), y lo hace homenajeando a una de las figuras más destacadas que pisó su escenario mayor: Tita Merello, la actriz y cantante que llegó allí hace muchos años, presentada como la "vedette rea", y a quien ese punto de partida le significó el inicio de una carrera que desarrolló con notable éxito en el teatro y el cine, fundamentalmente.

Otra actriz y cantante, Virginia Innocenti, es la encargada de conducir ese homenaje. En Dijeron de mí , que estrena el jueves próximo, con dirección musical de Diego Vila y dirección general de Luciano Suardi, no intenta hacer un repaso biográfico de la Merello, sino que apuesta a rescatar valores de su vida personal y artística.

"Tita Merello es un personaje encantador por muchas cosas -dice la actriz-. Fue, realmente, una grande. Y me permite hablar de nuestra heredad, hacer un humilde homenaje, a través de ella, a todos nuestros grandes actores. En su momento, fue comparada con Bette Davis, con Ana Magnani y hasta con Edith Piaf, por su manera de cantar y por como fue desarrollándose su vida. Ocupó un lugar como artista que pocas figuras femeninas tuvieron en nuestra historia. Encabezaba todas sus películas y dejó una galería de personajes extraordinarios."

Está sumamente consustanciada. La tarea no es sencilla. La historia y la imagen de Tita Merello son muy fuertes. "Su mejor personaje fue ella misma", acota la intérprete, y de inmediato recuerda algunas frases de ella, siempre contundentes. En este caso, con las que buscaba definir su trabajo -"una actriz dramática se llora a sí misma sobre un escenario"- o a ella misma: "Soy lo que era en un mundo inhumano".

Pero hay algo más que la conmueve, desde su ser actriz: "Ella y Luis Sandrini tenían la capacidad de manejar registros muy intensos y tenían el aval del público. Manejaban lo trágico, el melodrama, ponían una cuota de acidez, de humor, de picardía. La gente estaba llorando y se reía, también. Tenían esa posibilidad de tomarte de la nariz y llevarte por el tren de las emociones".

Dijeron de mí tuvo un primer boceto argumental que escribió Innocenti y que luego se amplió, con la colaboración de Diego Vila y Luciano Suardi. A lo largo del espectáculo, 17 temas musicales irán dando vida a un entramado de situaciones que posibilitarán al espectador tomar contacto con aspectos de la vida de aquella actriz. ¿Por qué partir de las canciones? "La música tiene eso de maravilloso y de cruel. Alguien es capaz de recordarte toda la vida por una canción y no así por todos los trabajos cinematográficos que realizaste. El arte del actor es un poco efímero, aunque las películas puedan volver a verse. Una canción se puede seguir cantando generación tras generación. Soporta de manera contundente el paso del tiempo."

Una vida y unas canciones buscarán recuperar a una de las figuras más emblemáticas, quizá, del espectáculo porteño. Tita Merello regresa a su primer escenario. Un cuento que, tal vez, nunca se acabe. De jueves a sábado, a las 21, y domingos, a las 20.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.