Una sala cordobesa vende su vestuario para salvar al teatro

Una sala teatral cordobesa se desprende de su vestuario para poder afrontar la crisis económica
Una sala teatral cordobesa se desprende de su vestuario para poder afrontar la crisis económica
Alejandro Cruz
(0)
3 de agosto de 2020  • 13:16

En el actual escenario de pandemia por coronavirus, las salas teatrales de todo el país están cerradas desde el 20 de marzo. Para el circuito alternativo la falta de actividad ha puesto a un sector sumamente endeble en una situación crítica que no llega a revertir la ayuda estatal (cuando llega). Como parte de este escenario el Teatro La Llave, de la ciudad de Córdoba, vende sus costosos trajes y elementos de utilería de sus diversas producciones para intentar salvar al espacio.

Se trata de unos 30 trajes que han sido nominados a premios locales que fueron confeccionados por Alejandro Babiaczuck y Beatriz Cave. De origen ucraniano, el padre de Babiaczuck fue el que lo impulsó para que siguiera sus pasos. En 1985 ingresó como sastre y vestuarista del Teatro del Libertador San Martín de la ciudad hasta que se retiró. Junto a su esposa en todos estos año estos dos prestigiosos profesionales trabajaron para producciones cinematográficas como para otras propuestas escénicas. Los trajes que ya están a la venta son piezas elaboradas con telas de primera calidad (sedas, tules, satenes) con botones forrados a mano y diversos detalles de alta costura teatral.

Con buena parte de estos tesoros de la indumentaria escénica la compañía de teatro musical para la infancia que dirigen Ivanna Martin y Franco Pozzobon (dueños del Teatro La Llave) ha puesto en escena 12 obras en los últimos 7 años, la mayoría de libro y música originales. Muchas de esas obras ya no podrán volver a escena ya que sin los trajes que están a la venta no será posible reponer varios de esos títulos.

La historia de estos trajes se cruza con la de la sala ubicada en el barrio Villa Belgrano, zona norte de la ciudad de Córdoba Capital. Antes de la actual gestión funcionó durante 15 años bajo el nombre de Galileo, hasta que su dueño, Oreste Gaido, falleció en 2014. Gaido fue un sacerdote tercermundista en la década de 1960 que dejó los hábitos y terminó creando esta sala. A partir de su muerte, durante casi tres años el espacio estuvo cerrado, hasta que Ivanna Martin y Franco Pozzobon se propusieron salvar el teatro. No fue fácil. Recién en agosto de 2018 se hicieron cargo del espacio y desde ese momento se inició un proceso de refacción de 7 meses. Compraron las 200 butacas, nuevo equipo de iluminación, estrenaron camarines y ahorros invertidos hasta que llegó una noche de verano de 2019 en que se reabrió bajo el nombre de Teatro La Llave.

Facha del Teatro La Llave, la histórica sala salvada en otros tiempos que se resiste a cerrar sus puertas
Facha del Teatro La Llave, la histórica sala salvada en otros tiempos que se resiste a cerrar sus puertas

Pero aquello ya parece cosa del pasado. Desde la sala agregan una particularidad que no juega a favor del Teatro: "como todavía no cumplió los dos años de funciones consecutivos no puede, como otros espacios, solicitar préstamos ni ciertos subsidios o ayudas económicas que otras salas con mayor tiempo de existencia sí. Sumado a eso, el 5 de mayo falleció Edgardo Bertone, quien manejó el cineclub de la sala desde el tiempo en que se llamaba Galileo. Paradójicamente, el último día que estuvo abierto el teatro este año fue con una película que proyectó este coleccionista.

Para acceder a la campaña "Salvemos al Teatro La Llave" se realiza desde la cuenta de Facebook de la sala, donde están publicadas las fotos con la descripción de cada traje y un precio de base que va desde los 12.000 a los 25.000 pesos. Los gestores apuntan a la solidaridad de grandes benefactores, particulares o empresas, instituciones, fundaciones locales o internacionales que puedan ayudar. "Con la venta de los trajes les pedimos ayuda a esa gente de corazón generoso que tal vez nunca los va a usar, es lo más probable, pero que simbólica y prácticamente estará ayudando a salvar un espacio cultural muy importante. Por ello, cada traje irá acompañado de una carta de gratitud a quien lo adquiera", afirman desde este teatro que se resiste a volver a cerrar sus puertas.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.