Argentina, tierra de amor y venganza: Aldo, muy cerca de descubrir la verdad sobre el embarazo de Alicia

Una mentira pone a Lucía cerca de Torcuato
Una mentira pone a Lucía cerca de Torcuato Crédito: Facebook
(0)
9 de agosto de 2019  • 23:42

La guerra entre Bruno (Abert Baró) y Torcuato ( Benjamín Vicuña ) no da señales de tregua, y Lucía ( Delfina Chaves ) desespera al no tener idea hacia dónde dirigirse y a quién creerle. La mayor de las Morel decide entonces regresar a la casa de su familia, y cuidar de su madre Libertad ( Virginia Innocenti ), que está atravesando los primeros síntomas de una compleja enfermedad. Y mientras se encuentra en su cuarto, aparece el español con el pasaporte de la mujer que se había presentado como supuesta esposa de él. Según el documento, ella vive Argentina desde hace seis años, lo cual invalida que pudiera conocer a Bruno en España, cuando él llegó a este país hace menos de uno.

Lucía se muestra desconfiada a pesar de la contundencia de la prueba, pero en ese momento los interrumpe Ferreira. La joven le pide a Bruno que se retire, y luego le muestra el pasaporte a su esposo. Como es de esperar, el villano niega todo y más adelante, con la complicidad del juez, le hace creer a su esposa que el documento es falso. Lucía confía en esa versión, y una vez más cuestiona en su interior las intenciones de Bruno.

Por otra parte, el comisario Salaberry ( Luciano Cáceres ) atraviesa un difícil momento. Luego de recibir una herida de bala protegiendo a Raquel ( Eugenia Suárez ) y a su hermana, se recupera en el hospital con pronóstico reservado. Después de aguardar durante toda la noche, la polaca se entera que probablemente el oficial no pueda volver a caminar. En el hospital, recibe la visita de Aldo, y ahí ambos comparten una dolorosa despedida, en la que ella le pide que se dedique a su mujer y al hijo que ambos esperan.

De esa forma Aldo entonces decide hacerse cargo de esa vida conyugal que no desea, solo por el amor que tiene hacia su hijo, aún no nacido. Mientras tanto, en la mansión Ferreira, Gabriel (Federico Salles) va a visitar a Alicia ( Mercedes Funes ) cuando se entera que estuvo cerca de perder al bebé que en realidad, es hijo de él. La mujer se pone nerviosa porque la presencia de su antiguo amante pone en jaque su mentira, y puede dejar a la luz que el embarazo no tiene que ver con su marido, sino de Morel. Y mientras ambos discuten, Gabriel dice: "Ese bebé lleva mi sangre", una frase que llega a escuchar Aldo. El hombre se pone muy nervioso y le pregunta a Alicia a qué niño se refiere, y ella solo llega a inventar que Lucía está embarazada.

Con esa información, Aldo va a ver a Francesca (Malena Sánchez) y cuando se lo dice, Bruno entra en escena y escucha todo.Muy ansioso por descubrir si ese bebé es suyo o de Torcuato, va directo a ver a Lucía para preguntarle por su embarazo, una pregunta que a la joven toma completamente por sorpresa. Y quienes poco a poco acarician la posibilidad de una venganza, son Trauman ( Fernán Mirás ) y Torcuato, que deciden matar al "uruguayo del bigotito".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.