Chirriantes y aceleradas

Marcelo Stiletano
(0)
29 de mayo de 2003  

"Las chicas de la calle", magazine humorístico sobre una idea original y puesta en escena de Horacio Erman. Conducción: Verónica Lozano y Anita Martínez. Producción artística: Ariel Tejada. Producción ejecutiva: Gabriel Buono. Escenografía: Edgardo Bonelli. Dirección: Fernando Rolón. Por Canal 13, de lunes a viernes, a las 15.

Nuestra opinión: regular

Canal 13 lleva ensayadas casi todas las variantes posibles en la obsesiva búsqueda por encontrarle la vuelta al eterno dilema de su programación vespertina. Intentó con modelos ortodoxos (telenovelas locales y extranjeras, programas de entretenimiento puro, apuestas de tono periodístico pensadas sobre todo para la mujer) y propuestas híbridas que procuran mezclar estilos y fórmulas. "Georgina y vos", enrolada en esta última corriente y ahora reducida en su extensión a apenas media hora es el último e infructuoso intento por resolver ese enigma.

Para ocupar el lugar central que hasta el viernes último pertenecía a Barbarossa llegaron "Las chicas de la calle", curioso y en cierta medida audaz intento por unir el tipo clásico de programa de servicios y secciones más o menos fijas con el humor en primerísimo plano.

Las muchachas en cuestión son Verónica Lozano y Anita Martínez, para quienes la comicidad es sinónimo de agitación e histrionismo puro, mientras llevan todo el tiempo hasta el límite de lo soportable el tono más agudo de sus de por sí estridentes voces.

Semejante demostración de entusiasmo podría pasarse por alto atendiendo a los comprensibles nervios del debut. Pero si la excitación constante se prolonga en el tiempo -como parece mostrar a las claras la continuidad del programa en los días subsiguientes- estamos frente a una propuesta que corre el riesgo de ahuyentar a los gritos a potenciales televidentes, en vez de invitarlos a compartir el programa. Siempre es más fácil lograr adhesión a través de métodos persuasivos o sugerencias amables que por medio del grito y la efusividad exagerada.

Ritmo radiofónico

Este no parece ser el tono utilizado por Martínez, que parece haber quedado en TV definitivamente identificada con personajes de esas características (vale recordar "Despojados" y citar el actual "Mar de fondo") tal vez más propicios para cierto estilo teatral que televisivo, y por Lozano, cuya veta farandulera (que manifestó en "Siempre listos") queda aquí desplazada por el perfil cómico.

Listas en cualquier momento a encender el mecanismo chirriante que pone el movimiento al programa, el dúo instala a lo largo de 60 minutos un ritmo tan acelerado que, en términos exagerados, podríamos decir que se maneja aquí un concepto de tiempo propio de la radiofonía. Las secciones se suceden a toda velocidad tratando de mezclar aquellos aspectos propios de la actividad callejera y el mundo fashion. Así conviven supersónicamente los artesanos que llegan al estudio a mostrar su trabajo, algún entretenimiento, concursos y notas en exteriores en las que prevalece la moda y la palabra de alguna estrellita de moda.

Ideas interesantes

En medio de tanto vértigo asoman algunas ideas potencialmente interesantes, desde la utilización de personajes fijos (un mozo, un canillita, un botones de fuerte acento ruso, un policía) para abrir y cerrar secciones o la atractiva presentación de Cacho Castaña para un número musical (en playback) que semeja un sueño.

En esto tiene mucho que ver el muy atractivo diseño escenográfico que, por lejos, aparece como lo mejor del programa. Lejos de cualquier convencionalismo, la calle con esquinas, veredas, balcones y vidrieras que se muestra en pantalla trabaja a conciencia -como pocas ambientaciones televisivas- la idea de perspectiva y aprovecha muy bien los fondos.

Queda claro, pues, que hasta ahora en "Las chicas de la calle" funciona mejor el marco que el cuadro. Lozano y Martínez todavía creen que el ruido excesivo es el mejor vehículo para lograr un efecto cómico y, para peor, emplean algunos gestos inadecuados para este horario: causa desagrado ver a Martínez, personificando a un pibe de barrio bien bruto en el sketch "Luis y Miguel", con la mano todo el tiempo en su entrepierna.

5,5 puntos

Perdió contra toda la competencia y sólo le ganó a Canal 7 el lunes, día del debut.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.