Divina comida: el violento incidente de Sol Pérez en topless y a las piñas

(0)
17 de enero de 2020  • 01:04

Penúltima noche del primer grupo de Divina comida. Y con el correr de los encuentros, los ánimos se fueron relajando y comenzó a aflorar la verdadera personalidad de los cinco famosos, esa faceta menos glamorosa pero más humana.

"Vamos noche a noche adquiriendo más confianza, nos vamos llevando mejor, nos estamos conociendo más, y eso nos permite emocionarnos y disfrutar más de cada uno de nosotros", reflexionó Guillermo Coppola a la hora de resumir el cuarto encuentro con Fede Bal, Sol Pérez, Lizy Tagliani y Georgina Barbarossa.

Penúltima noche del primer grupo de Divina comida, como anfitrión: Fede Bal - Fuente: Telefe

00:21
Video

Con un menú de comida judía, y en el departamento de Carmen Barbieri, los cinco famosos comenzaron a contar experiencias cotidianas que, de una manera u otra, los afectaron. Lizy explicó cómo detectó una infidelidad por una llamada telefónica, y el anfitrión habló de la contra de tener padres tan famosos. Pero la más fuerte fue la que protagonizó Sol Pérez: "Estábamos con mi hermano en un lugar de comidas rápidas y veo cómo al conductor de atrás le empiezan a patear el auto. Yo me bajé, no era mi auto pero no me importaba, a veces soy como muy justiciera".

Era la época en que la modelo dedicaba sus fines de semana a "hacer presencia" en boliches, y todavía no gozaba de la fama que tiene hoy. De otro modo, la cosa hubiera terminado con autógrafos y selfies. Pero no, la situación se puso violenta: "Les grito: 'Ey, qué pasa'. Y de repente, piñas. Estaba mi hermano, un amigo de él, y yo con top, shortcito y descalza. Eran diez contra nosotros tres. Yo no pego nunca, pero dije: 'No voy a dejar que a mi hermano lo emboquen".

Mientras los dos grupos se iban a las manos, Sol empezó a tratar de separarlos. "El tema es que el top se me había caído y me quedé en tetas en el estacionamiento del local. Yo soy amor y paz, pero llegás a tocar a cualquiera de mis hermanos y te arranco la cabeza. Así que a uno lo agarré del cuello y lo empujé; eso sí, siempre en tetas". La situación terminó antes que del local llamaran a la policía.

Divina comida: el violento incidente de Sol Pérez en topless y a las piñas - Fuente: Telefe

00:57
Video

La anécdota de la vedette contagió a Lizy, que también explicó: "Yo igual, no pienso y soy el Látigo Coggi. Si voy a hablar, es para tragarme todo. Sino cortito, porque donde pegaste última, cag.", aunque enseguida se justificó para no dar un mensaje violento: "Yo recibía mucho tipo de agresiones, y había aprendido que si no era a las piñas no podía sobrevivir".

El anfitrión resumió: "Nadie de nosotros avala la violencia, pero te tenés que imponer cuando faltan el respeto, sentís que hay que accionar".

Confesiones en Divina Comida: Lizy Tagliani detectora de infidelidades - Fuente: Telefe

00:57
Video

Guillermo Coppola cerró con una historia que, como no podía ser de otra manera, tuvo a Diego Maradona como protagonista. "Estábamos en Italia. Una noche en un boliche había una piba que me encantaba. Y en un momento veo que se había cortado el pie con el vidrio de una copa. Dije: 'esta es la mía'. Me tiré como un vampiro, agarré una servilletita y se la puse en la herida. En eso viene uno de atrás y me dice: ' Che, cosa fai, figlio di p...'. Y de atrás veo que viene volando Diego para enfrentarlo gritando: 'Al viejo, no'. ¡El viejo era yo! Fue una pelea muy graciosa".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.