Divina comida: Silvina Escudero y Marcelo Polino, durísimos contra Jimena Barón

Elmal día de la bailarina en Divina comida, llegó tarde y no perdonó a nadie.
Elmal día de la bailarina en Divina comida, llegó tarde y no perdonó a nadie. Crédito: Instagram.
(0)
5 de marzo de 2020  • 01:36

La noche del miércoles en Divina comida no fue la mejor para Silvina Escudero . Promediando la última semana del reality, y con un grupo que no tiene medias tintas, la bailarina fue impiadosa. A lo largo de la velada arremetió contra propios y ajenos, contra famosos, y hasta contra sus compañeros.

Como anfitrión que le tocó ser, esta vez fue Marcelo Polino quien abrió la puerta de su "estudio", una imponente casa donde realiza reuniones de trabajo, pruebas de vestuario y desarrolla su actividad profesional. Puntuales llegaron CAE y José María Muscari primero, e instantes después Pía Slapka. De Escudero, ni noticias.

Mientras degustaban un trago probiótico, parte de un menú temático al gusto del dueño de casa, las dudas sobre el paradero de la integrante que faltaba comenzaron a crecer, para luego diluirse en bromas despreocupadas. "Si fuera mi cena me pongo neurótico, porque lo tomo como un desplante", dijo Muscari. Polino contó cómo, cuando recién comenzaba en la profesión, Liza Minelli lo hizo esperar 40 minutos y terminó dejándola plantada. "Si yo no esperé a Liza Minelli, no espero a nadie", razonó y dio por comenzada la velada.

La entrada ya estaba servida cuando Silvina irrumpió: "¿Vos me estás cargando, Polino? ¿Dónde tenés tu celular, Marcelo? Hace una hora que estoy tocando timbre en tu casa. Evidentemente, si no llegué puntual es porque algo pasó, así que preocúpense, fíjense en el WhatsApp, llamen por teléfono, hagan algo". Y aunque intentaron calmarla casi escupe la empanada de soja triturada, pensando que era de carne.

Luego de criticar al anfitrión por dudar de que haya cocinado ("obvio que él no cocinó nada"), dio un giro de 180 grados y ante un comentario de Pía contra el periodista arremetió contra ella: "En la casa de alguien no se lo critica en la cara". Ni la charla, ni el menú, ni la aparición de Pity la numeróloga como fin de fiesta cambió el humor de Escudero. Pero todavía faltaba apuntar contra alguien que no estaba presente: Jimena Barón.

El que tiró la primera piedra fue Polino quien, ante un comentario de CAE sobre la conveniencia marketinera de los errores y posteriores disculpas en redes de Barón, Polino sumó: "Hay un gran vuelto contra Jimena Barón, que cuando empezó a cantar se creyó que era Lali Espósito . A los dos minutos no nos dio más p…, no nos atiende el teléfono. Jimena cambió, y muchos medios le factuaron fuerte eso".

El personaje le cayó como anillo al dedo a la Escudero, que aprovechó para sacar algunos trapitos al sol: "Para los carnavales fui a hacer un show y Jimena había estado la semana anterior. Y los del hotel me empezaron a contar cosas feas de ella. Pidió que todos se vayan del hotel, que saquen a los chicos porque no se quería sacar fotos con ellos. A lo mejor tenía un mal día y había dormido tres horas. No sé". Sobre el final trató de ensayar una justificación, pero no fue para nada creíble.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.