Los Simpson, El Chavo, El Zorro y otros inoxidables de la televisión

¿Por qué los argentinos no nos cansamos de ver ciertos programas?
Los Simpson, una familia de la tele muy exitosa
Los Simpson, una familia de la tele muy exitosa
¿Por qué los argentinos no nos cansamos de ver ciertos programas?
Tomás Balmaceda
(0)
2 de noviembre de 2015  • 00:12

Aunque muy pocos lo sepan, el 8 de febrero de 1991 fue una fecha fundamental para la televisión argentina. Ése día Gustavo Yankelevich decidió poner al aire en Telefe, el canal que por entonces dirigía, unos dibujos animados pensados para niños y adultos. Hoy, casi un cuarto de siglo después, Los Simpsons acumulan más horas en pantalla en la historia de la televisión local que cualquier otro producto de ficción o entretenimiento. La familia amarilla se paseó por toda la grilla de la emisora en estos 24 años y siempre rindió en las planillas de rating. Hoy, Telefe –que está comandado por el hijo de Gustavo, Tomás- sigue apelando a este verdadero inoxidable que inunda los fines de semana, pero bien podría sumarse a cualquier horario.

Si bien existen 26 temporadas disponibles, sin contar la que se encuentra al aire en estos momentos en los Estados Unidos, los estrenos de Los Simpson escasean y Telefe prefiere poner una y otra vez episodios clásicos como el que muestra cuando un monorriel llega a la ciudad de Springfield o aquella vez en que Marge encuentra un vestido Chanel en liquidación. Son esos capítulos algunos de los más celebrados y que mantienen un buen número en las planillas de audiencia los sábados y domingos. De acuerdo al sitio television.com.ar, el mejor año de la serie fue 2004 cuando logró un promedio anual de 17,3 puntos de rating, una cifra a la que hoy ningún ciclo argentino, a excepción de ShowMatch, puede aspirar.

Otra ficción que ha resistido innumerables repeticiones es El Chavo del 8. Junto con El Chapulín Colorado y Chespirito – todas creaciones de Roberto Gómez Bolaños que en nuestro país se exhiben juntas- pudieron disfrutarse en las décadas del 80 y 90 por Telefe, quien perdió sus derechos en 2009 en manos de Canal 9. Aunque en este momento se encuentre en un horario marginal, muy temprano en las mañanas de la emisora de Colegiales, nadie puede afirmar con seguridad que sus días de gloria hayan pasado. Su año de oro fue 2005, cuando logró un promedio anual de 13,1 puntos de audiencia y una marca máxima de 19,6 por Telefe.

El Trece también tiene su propio ciclo inoxidable: El Zorro. El héroe interpretado por Guy Williams estuvo hasta el mes de junio en las mañanas de El Trece con buenos números y siempre regresa a la pantalla cuando Adrián Suar y su equipo lo necesitan. América TV, por su parte, supo sumar en varias ocasiones a Los tres chiflados a su grilla. La última vez fue el año pasado, más de medio siglo después de su filmación.

Aunque es difícil pensar cuál es el factor que tienen en común estas creaciones, Adriana Amado, doctora en Ciencias Sociales de Flacso y especialista en medios, ensayó una explicación para LA NACION. "Su éxito radica en que son productos que tienen varias capas. Tienen una lectura ingenua, para niños, basada en el humor de gag clásico, donde el golpe o la caída remite a la pantomima clásica. Para los adultos tienen algunos guiños que permiten ir más allá de lo episódico. Los Simpson tienen además ese plus que hace que el especialista encuentre la riquísima intertextualidad de cine y cultura que inspira la serie. La estructura episódica, corta, con resolución de un conflicto por episodio también hace que se pueda entrar y salir de los capítulos en cualquier momento", explicó.

El único producto local que puede jactarse de tener la permanencia de estos envíos es Casados con hijos, la adaptación de la sitcom estadounidense con Guillermo Francella y Florencia Peña. La familia Argento se ganó por derecho propio un lugar en la historia de la pantalla chica, algo que otras versiones de éxitos extranjeros de Telefe –como Hechizada, ¿Quién es el jefe? o La Niñera, por ejemplo- no consiguieron. Con menos repeticiones, Los simuladores también probaron tener pasta de inoxidables.

"Para los adultos ver un episodio de El Chavo o uno muy viejo de Los Simpson puede ser como la magdalena de Proust y remitir a momentos de la infancia, que hacen muy placentera la experiencia televisiva", puntualizó Amado. Mientras las tendencias y modas en la televisión van y vienen –como las olas de fanatismo por las novelas brasileñas, las tiras sobre narcos o el fenómeno actual de los enlatados turcos, por nombrar algunas- los inoxidables se mantienen en pantalla y el público argentino les sigue siendo fiel.

Los programas que no nos cansamos de ver

  • Casados con hijos
  • El Chavo del 8
  • El Zorro
  • Las Aventuras de Hijitus
  • Los Simpsons
  • Los Simuladores
  • Los Tres Chiflados

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.