Marcelo Tinelli superó los cuarenta puntos de rating

El programa se emitió en vivo y duró casi 3 horas
Natalia Trzenko
(0)
19 de diciembre de 2001  

Para la emisión de anteanoche de "El show de Videomatch" Marcelo Tinelli había preparado un programa de casi tres horas de duración, en vivo, que iba a servir como despedida del año y, de paso, como una primera batalla contra un enemigo de siempre: Mario Pergolini. Finalmente, Canal 13 cambió su programación, mudó la vuelta de "Caiga quien caiga" para mañana, a las 23, y por un momento pareció que el enfrentamiento Tinelli-Pergolini quedaría para el próximo año. No será así. Mañana el programa de Telefé saldrá en vivo para pelearle duro al nuevo inquilino del 13. La guerra fue oficialmente declarada anteanoche. Mientras el conductor de "El show de Videomatch" presentaba el material del día sus manos parecían tener vida propia. Mirando a cámara Tinelli hizo uso del lenguaje de los gestos para dejar claro que, para él, el cambio de horario se debió al miedo que le tienen sus competidores. Ese mensaje para unos pocos se repetiría durante todo el programa. Claro que el público también fue invitado a la fiesta. Entre las cámaras sorpresa y la visita del grupo Bandana, el especial consiguió 34,4 puntos de rating, un promedio que creció hasta los 40,6 cuando Diego Maradona llegó al piso.

Antes había pasado la nota en la que Aldo Rico se encontró con su sosias, el Aldo Rico de "Gran cuñado". José María Listorti y Campi charlaron con Rico en un tono que fue de la seriedad de las preguntas de Listorti a la gracia de las réplicas de Campi, caracterizado como su personaje -Jorge- primero, y como el Rico de la ficción, después. Lo cierto es que el sketch resultó algo fallido porque cada comentario entre gracioso y agresivo de Campi al intendente de San Miguel ("¿Me está abrazando o me está palpando de armas?") parecía hecho con más temor que ironía.

Luego llegó uno de los momentos más esperados: la visita de Maradona. Efectivo como pocos a la hora de entregar frases recordables y de crear momentos televisivos tan exitosos en materia de rating como divertidos, el futbolista habló de los políticos, de Racing, de Boca y de los homenajes que vendrán. El ex jugador, fiel a su estilo, opinó sobre las medidas económicas y hasta recomendó a la población no volver a usar el voto castigo como recurso para salir de la crisis.

Para el final del programa reapareció Bandana. Además de cantar sobre una cinta pregrabada, las integrantes del grupo se sumaron al público y los colaboradores de Tinelli para pedirle al conductor que siguiera la fiesta mañana. "Esto no es teatro", decía Tinelli tal vez en referencia a los shows de "CQC" en el Gran Rex. Pero su negativa duró sólo segundos, porque la guerra ya fue declarada y mañana tendrá lugar la postergada primera batalla.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.