171 años de la publicación de El Manifiesto Comunista

Karl Marx y su amigo Friedrich Engels
Karl Marx y su amigo Friedrich Engels
(0)
21 de febrero de 2019  • 17:39

"Un espectro se cierne sobre Europa: el espectro del comunismo", empezaba el Manifiesto Comunista de los alemanes Karl Marx y Friedrich Engels. El texto había visto la luz en 1848, en pleno auge de las revoluciones nacionalistas que sacudían a paises como Francia, Prusia, los dilatados territorios de la corona Habsburgo o Bélgica. Amplios sectores de la burguesía y obreros se manifestaron con diversas reivindicaciones, tanto de clase como nacionales. El objetivo de Karl Marx ya lo había plasmado en su famosa tesis: "Los filósofos no han hecho más que interpretar de diversos modo el mundo, pero de lo que se trata es de transformarlo".

En ese contexto se escribía El Manifiesto Comunista, traducido al inglés, alemán, francés, italiano y danés. La intención: aclarar los intereses que debería perseguir la clase obrera. "Se nos reprocha que queremos destruir la propiedad personal bien adquirida, fruto del trabajo y del esfuerzo humano, esa propiedad que es para el hombre la base de toda libertad, el acicate de todas las actividades y la garantía de toda independencia. ¡La propiedad bien adquirida, fruto del trabajo y del esfuerzo humano! ¿Se refieren, acaso, a la propiedad del humilde artesano, del pequeño labriego, precedente histórico de la propiedad burguesa? No, esa no necesitamos destruirla; el desarrollo de la industria lo ha hecho ya y lo está haciendo a todas horas".

Cuando el comunismo soviético se desmoronó hacia el final del sigo XX, autores como F rancis Fukuyama anunciaron el ominoso " Fin de la Historia". La democracia liberal había triunfado, y el capitalismo parecía la única alternativa posible. La primera ministra inglesa Margaret Tatcher había declarado años antes: "No hay opción". Había que seguir la senda de las reformas pro-mercado.

La mirada frente al comunismo sigue siendo crítica. Sin embargo, la figura de Karl Marx y sus ideas, se han visto matizadas y revalorizadas. Hasta el semanario The Economist-medio de difusión del liberalismo librecambista- le dedicó varias notas y tapas al filósofo de Trevéris. Recientemente, su obra ha tenido un auge, gracias a la promoción cultural organizada por el Goethe Institut para celebrar al filósofo que no por controversial, deja ser parte de la historia alemana . También se estrenó una película sobre su juventud en 2017. Y el gobierno chino, pese a haber creado un sistema que ni Marx ni Engels se atrevieron a imaginar, puso al aire un dibujo animado sobre Marx llamado El Líder.

Marx desarrolló sus ideas en su obra magna, El Capital, pero el pequeño manifiesto, creado para aunar las distintas luchas europeas particulares en torno a la idea de una revolución social general, sigue siendo el más eficiente texto de persuasión que se haya escrito. Como decía el historiador marxista Eric Hobsbawm, en cualquier librería del siglo XX podía encontrarse una copia del Manifiesto, y hoy todo lector informado debería leerlo. Y ya no hace falta ir a la biblioteca o la librería para eso.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.