7 trabajos insólitos que existen en la Casa Real de Inglaterra

La Casa Real de la reina Isabel II emplea a 1200 personas para distintas tareas, desde el mantenimiento de los palacios hasta cuestiones relacionadas a su alimentación y vestimenta.
La Casa Real de la reina Isabel II emplea a 1200 personas para distintas tareas, desde el mantenimiento de los palacios hasta cuestiones relacionadas a su alimentación y vestimenta. Fuente: AFP
(0)
22 de octubre de 2018  • 13:12

Se estima que la Casa Real de Isabel II emplea a 1200 personas que se desempeñan en una amplio abanico de tareas: desde lo más rudimentario, como puede ser el mantenimiento de los palacios, hasta necesidades particulares de la monarca, relacionadas a su alimentación, vestimenta y costumbres tradicionales.

Dentro de las decenas de cargos reales, existen algunas ocupaciones que sorprenden por su extravagancia. A saber:

El Grand Carver se encarga de rebanar la carne en el plato de la reina.
El Grand Carver se encarga de rebanar la carne en el plato de la reina. Crédito: Bravo TV

Cortador de carne

Por ejemplo, no se puede permitir que la reina Isabel tenga que cortar la carne en su plato. Esto es responsabilidad del Grand Carver, un puesto hereditario -hoy ocupado por el Conde de Denbigh y Desmond- creado específicamente para rebanar los cortes carnívoros que llegan a la mesa de su Majestad.

Una persona ablanda cada par de zapatos nuevos.
Una persona ablanda cada par de zapatos nuevos. Crédito: Anello

Ablandador de zapatos

Para afrontar sus numerosas actividades cotidianas, es menester que la reina disponga de un calzado acorde a las diferentes exigencias de su agenda y que sea siempre cómodo. Así, en la Casa Real emplean a una persona con idéntico tamaño de pies para que ablande todos los zapatos nuevos, caminando por los pasillos del palacio.

Todos los días, un gaitero toca debajo de la ventana de la reina.
Todos los días, un gaitero toca debajo de la ventana de la reina. Crédito: David Rodgers

Gaitero personal

Todos los días, desde las 9 de la mañana, un músico designado como "gaitero real" toca debajo de la ventana de la reina durante 15 minutos. La tradición fue impuesta en 1843 por la reina Victoria y fue sostenida desde entonces, otorgando gran prestigio a los artistas que fueron elegidos para esta posición (solo 15 personas lo lograron en la historia). Hasta fines de septiembre, el gaitero Scott Methven era el encargado de esta labor, pero le fue concedida una licencia temporal por asuntos familiares y, por primera vez en mucho tiempo, las mañanas de la reina son más silenciosas.

Existe un custodio de la colección de estampillas de George V.
Existe un custodio de la colección de estampillas de George V. Crédito: Ebay

Guardián de estampillas

George V, padre de Isabel II , fue un gran coleccionista de estampillas. Su tesoro sobrevive en manos de la reina quien, a pesar de no compartir el pasatiempo, prestó especial atención a su conservación: en los años 80 creó el cargo de guardián de estampillas, para mantenerlas en buenas condiciones y, además, viajar por el mundo en busca de nuevos ejemplares para agregar al muestrario. El filatelista Michael Sefi lleva a cabo esta misión desde 2003.

Los pajes llevan la cola de la capa real.
Los pajes llevan la cola de la capa real. Crédito: Wikimedia

Pajes de honor

En cada ceremonia, las caminatas de la reina son acompañadas por pajes que sostienen la pesada cola de su capa. Usualmente, los responsables son los hijos adolescentes de la nobleza u otros miembros de la familia real, quienes llevan un abrigo oficial de color rojo y un pañuelo blanco en el cuello.

La residencia real cuenta con una persona responsable del cuidado de sus fotos y pinturas.
La residencia real cuenta con una persona responsable del cuidado de sus fotos y pinturas. Crédito: Buckingham Palace

Inspector de fotos

Las residencias de los monarcas exhiben miles de pinturas y fotos en las paredes que, en muchos casos, pueden ser admiradas por el público en general. Por eso existe un inspector que se dedica a su cuidado y mantenimiento, como Desmond Shawe-Taylor, responsable de esta tarea desde 2005.

Todos los cisnes son propiedad de la reina, los censan y les realizan chequeos médicos.
Todos los cisnes son propiedad de la reina, los censan y les realizan chequeos médicos. Fuente: AFP

Guardián y marcador de los cisnes

Todos los cisnes de Gran Bretaña son propiedad de la reina: están oficialmente protegidos como si fueran parte de la misma realeza. Antiguamente, una sola persona estaba a cargo de su cuidado, nombrado como "guardián de los cisnes"; en 1993, se llegó a la conclusión de que se precisaba reforzar el personal, por lo que se sumó a un denominado "marcador de los cisnes". Ambos los censan y les realizan chequeos médicos, además de organizar una ceremonia anual dedicada a estos animales.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.