srcset

Ideas

A todo trapo: ideas simples para renovar rincones con géneros estampados

Laura Peirano
(0)
4 de enero de 2019  • 12:31

El fondo de un estante, muebles de guardado o el respaldo de la cama pueden tener nueva vida si los revestimos con géneros estampados. La técnica es simple y la gran ventaja es que los motivos se pueden cambiar todas las veces que querramos. Aquí, algunas ideas

Mezcla de estampas

Crédito: Laura Peirano

Un biombo armado con tres placas de MDF forradas enmarca una composición sobre la chimenea. Esta versión romántica combina tres retazos de estampas florales, pero la idea se puede adaptar según su dueño: rayas, lunares o colores plenos, todo vale. A la derecha, Un mueble con estantes móviles se puede volver el centro de atención con solo colocarle un género vistoso como fondo. Si en lugar de pegarlo lo aseguramos con unos cuantos clavos, podemos variar el género cada temporada y renovar el ambiente en pocos minutos. En este ejemplo, se jugó con el motivo de corales –bien veraniego– y la cerámica de tonos marinos.

Liencillo, lonas, lonetas o lino son los géneros más recomendables para este tipo de entelados

Todo a mano y en perfecto orden

Crédito: Laura Peirano

Un cajón rústico con alambre de gallinero y todo se convirtió en elegante botiquín con un recorte de Toile de Jouy que oculta su contenido. Al lado, una plancha de madera a la que se le agregaron ganchos se transformó un decorativo panel de guardado. En este caso, se usó en un comedor diario, pero puede funcionar también en un espacio de trabajo o bien en la entrada, para colgar bártulos varios.

Paisajes floridos

Crédito: Laura Peirano

Si lo recubrimos con un lindo retazo de tela, cualquier envase se puede convertir en florero o coquetísimo lapicero. Rápido y con poca inversión. En la foto de la derecha, un género bien fruncido en un barral obra maravillas sobre la cabecera de la cama: suma un aire de distinción romántica de manera instantánea, abierto o cerrado. Atención con este recurso para agregarle un toque especial al cualquier cuarto –especialmente el de las niñas– con la posibilidad de desmontarlo en un periquete cuando se torne cansador.

Cómo hacerlo

Consejos para tener en cuenta a la hora de poner manos a la obra, a cargo de la escuela de oficios Posdata Taller

  • Un pegamento infalible para telas se prepara con una solución de 70 % de cola de carpintero y 30% de agua. Una de las ventajas de esta fórmula es que si hay errores se puede despegar y corregir en el momento.
  • La mejor manera de aplicar el pegamento es con un pincel. Mientras, con guantes de látex se va alisando la tela con la palma de la mano.
  • Para que las telas no se arruguen, es recomendable colocar pegamento en ambas superficies y si el clima es muy seco, conviene aplicar un poco de agua con un rociador. Asi, también se evita que se formen globos de aire.
  • Al entelar, hay que empezar por el lado más alto de las piezas.
  • Para hacer un bastidor hay que tener en cuenta que no sea demasiado pesado. Lo ideal es usar listones de madera de pino de 5 x 2,5 cm y reforzar las uniones con cola de carpintero. Para fijar la placa, la medida de los clavos deben ser del doble del espesor de la madera.
  • Si se entelan latas, es necesario usar cola de carpintero sin diluir en ambas superficies y luego aplicar una laca mate para que el género no se deteriore con el uso.
  • Las panas no son recomendables para estos entelados porque al pegarlas, pierden la textura.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.