Zumba, running y entrenamiento funcional, son algunas de las propuestas que renuevan las ganas de ir al gimnasio, mover el cuerpo y motivarse por ensayar nuevas alternativas de ejercicio físico
Zumba, running y entrenamiento funcional, son algunas de las propuestas que renuevan las ganas de ir al gimnasio, mover el cuerpo y motivarse por ensayar nuevas alternativas de ejercicio físico
(0)
25 de junio de 2019  • 00:00

Los especialistas recomiendan realizar ejercicio durante todo el año e incorporarlo como un hábito dentro de nuestra rutina. Sin embargo, durante el invierno, el entusiasmo por practicarlo disminuye y ni el gimnasio puertas adentro nos llama la atención. Pero como siempre es mejor hacer algo antes que nada, si todavía no practicás ningún tipo de actividad, este es un buen momento para comenzar.

En esta nota te sugerimos cinco alternativas que pueden interesarte:

  • Grupos al aire libre. Cada vez existen más empresas dedicadas a coordinar agrupaciones para realizar actividad física en parques o plazas. Incluyen actividades aeróbicas, ejercicios en circuito y estiramiento. Además, los profesores a cargo supervisan y diferencian los ejercicios según el nivel de dificultad y teniendo en cuenta las capacidades de cada persona.
  • Entrenamiento funcional. Está enfocado y diseñado específicamente para cumplir un objetivo concreto e incluye el fortalecimiento de los músculos que pueden ayudarnos a desempeñar tareas útiles en nuestra vida cotidiana. A través de este tipo de actividad, se ejercita el cuerpo de manera integral: el trabajo aeróbico y el muscular, se realiza todo al mismo tiempo.
  • Running. Esta es una alternativa excelente tanto para los amantes de la soledad y de la autodisciplina, como para quienes encuentran un incentivo en los grupos. Correr, además, tiene un estímulo extra: la posibilidad de prepararse con mucha dedicación y con el control adecuado para participar de maratones y carreras.
  • Zumba. Si te gusta bailar y tu objetivo es quemar muchas calorías mientras te divertís, podés optar por la zumba. Se trata de una disciplina de baile que combina ritmos latinos -reguetón, salsa, cumbia, flamenco, merengue, calypso, rumba y samba, entre otros- con ejercicios aeróbicos. No hace falta tener grandes aptitudes en la danza o conocimientos previos para practicarla.
  • Deportes grupales. Los clásicos de siempre que nunca pasan de moda: fútbol, vóley, básquet, hockey. No solo realizás ejercicio, sino que también experimentás los beneficios del juego en equipo: el compañerismo, el hecho de luchar por un objetivo en común y de compartir con otros una actividad que disfrutan.

A tan solo 6 meses de entrenamiento, lograron correr 10 kilómetros

Agustina (27) comenzó a correr en mayo en 2018 junto a una profesora y a un grupo de chicas en el Rosedal de Palermo. Laura (29) empezó en septiembre y le gusta hacerlo sola. Son colegas, comparten la pasión por el running y el año pasado alcanzaron sus primeros 10 K.

Desde que empezaste a correr, ¿Notaste diferencias, tanto internas como corporales?

Agustina: Correr libera tensiones, te ayuda a gastar energía acumulada, a pensar. A mí me alegra, me pone de buen humor, me encanta seguir el ritmo de la música. Y, en el cuerpo, siento las piernas más anchas (risas).

Laura: Me hace muy bien, es mi momento para distenderme, para estar en contacto con la naturaleza, para sentir el olor a pasto y a tierra, para pensar en mis cosas y para divertirme con el programa de radio que escucho todas las mañanas.

¿Qué te mantiene motivada?

Laura: Llevo una app para medir mi rendimiento y tratar de superarme a mí misma en cada oportunidad. También creo que es motivador anotarse a alguna carrera.

Agustina: Varío la música que llevo, busco nuevos caminos, me fijo una distancia en kilómetros o un tiempo para superar. Ahora la tecnología acompaña mucho todo este universo runner.

Más consejos de OSDE para cuidar tu salud acá

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.