srcset

Antes y Después

Adelanto Living de junio. Antes y genial después de un PH de 1920 en Barracas

Lucrecia Álvarez
Josefina Serial De La Torre
(0)
26 de mayo de 2019  

Como adelanto de la revista Living de junio, con su clásico y siempre esperado dossier de Reformas, les mostramos su nota de tapa: el impactante antes y después de un PH de 1920 que dio lugar a una casa actual revalorizando, al mismo tiempo, su arquitectura y su carácter simbólico.

Crédito: Albano García

La antigua fachada, con la entrada principal en el centro y otra lateral, que iba a una unidad posterior con habitaciones de renta. Hoy, el ingreso central intacto, con los estudios de los dueños en sendas ventanas sobre el frente. La propiedad del fondo se demolió y ahora la segunda entrada se usa para pasar directamente a los espacios exteriores.

El patio recrea perfectamente el clima de época con un piso de mosaicos hechos ad hoc artesanalmente (Mosaicos Calcáreos del Sur). Le sigue el hall de distribución, con el damero calcáreo original de 1920 y tintas enmarcadas de Juan Pablo Fernández.
El patio recrea perfectamente el clima de época con un piso de mosaicos hechos ad hoc artesanalmente (Mosaicos Calcáreos del Sur). Le sigue el hall de distribución, con el damero calcáreo original de 1920 y tintas enmarcadas de Juan Pablo Fernández. Crédito: Daniel Karp

Además del paso del tiempo y el evidente deterioro, el patio era más angosto, con varios accesorios decorativos de hierro. Al quitar el pasillo lateral que llevaba a las habitaciones del fondo, se ganó amplitud. Fuera de eso, el planteo del espacio es el mismo. La galería contigua conservó el solado preexistente, así como también las aberturas y las columnas de hierro que, restauradas con todo su ornamento, sostienen la galería, aunque no la estructura de la planta alta, que es independiente.

"La rosa china es una habitante histórica de la casa. La protegimos mucho durante la obra y hubo que apuntalarla porque estaba contra la pared de un pasillo que se demolió", cuenta el Arq. Ignacio Montaldo, del Estudio Moarqs.

En la recepción, cómoda vintage. Este espacio distribuye a la galería, a la circulación interior y a los escritorios.
En la recepción, cómoda vintage. Este espacio distribuye a la galería, a la circulación interior y a los escritorios. Crédito: Daniel Karp

Cada miembro de la pareja tiene su propio estudio. Aquí, el más chico, donde se mantuvo el piso de pino tea. Tiene una mesa de campo pintada, sillas de paraíso (BLVD Furniture) y mueble rojo de chapa.

Un carpintero especializado restauró y ajustó cada una de las puertas con sus postigos centenarios para un buen funcionamiento.
Un carpintero especializado restauró y ajustó cada una de las puertas con sus postigos centenarios para un buen funcionamiento. Crédito: Daniel Karp

Los ambientes que se suceden paralelos al patio conformando la circulación tradicional de las casas chorizo se aggiornaron al destinarlos a las áreas sociales. En primer lugar, el living, con despojada elegancia, se abre al exterior para hacer de la luz natural su mejor decoración. Está equipado con un juego de sillones franceses retapizados y alfombra zig-zag tejida a mano (Elementos Argentinos). Sigue el comedor, con mesa redonda y sillas en paraíso (BLVD Furniture).

La cocina era chica, con techo bajo y habitaciones de servicio arriba.
La cocina era chica, con techo bajo y habitaciones de servicio arriba. Crédito: Daniel Karp

Plano detallado

El sector remata el patio y queda entre este y el jardín de estética silvestre, con variedad de gramíneas (Enraizando Nativas), que nos traslada del entorno típicamente porteño a una acogedora casa de pueblo.
El sector remata el patio y queda entre este y el jardín de estética silvestre, con variedad de gramíneas (Enraizando Nativas), que nos traslada del entorno típicamente porteño a una acogedora casa de pueblo. Crédito: Daniel Karp

"Rehicimos por completo este espacio para cocinar, para estar y para disfrutar del jardín", describe el arquitecto Montaldo. El amoblamiento es en pino tea recuperada, tiene mesada de mármol de Carrara (El Progreso Marmolería Mecánica), artefacto de 6 hornallas (Whirlpool), campana industrial (Teknoventilación) y mesón de madera (Rajatabla).

Hoy en galería hay una mesa de comedor para exterior (de Rajatabla).
Hoy en galería hay una mesa de comedor para exterior (de Rajatabla). Crédito: Izq. Albano García Der. Daniel Karp.

Detrás de la casa principal, la vivienda de dos pisos que correspondía a las habitaciones de renta tenía menor calidad constructiva y estaba prácticamente en ruinas. Por eso, se demolió todo, destinando el espacio al jardín. El dormitorio del fondo se conservó para huéspedes agregando un baño (que es también baño de la pileta) y una zona de parrilla.

A la nueva planta alta

La escalera se hizo con tirantes de pino tea de demolición
La escalera se hizo con tirantes de pino tea de demolición Crédito: Daniel Karp

Recuperar la mayoría de los materiales fue una premisa. Tanto desde un plano estético como moral. Un buen ejemplo es la escalera.
Arq. Ignacio Montaldo

El alero de 80cm de profundidad con postigos batientes permite regular la incidencia del sol del norte. Crédito Albano García

00:14
Video

Sin imitar las formas de la construcción original ni su lenguaje histórico, la nueva intervención se hizo con un sistema en seco de estructura metálica.

La obra del primer piso tiene una terraza perimetral que la retira del frente para que no sea visible desde la calle. Todo el volumen está revestido con chapa ‘Miniwave’ color gris pizarra (Hunter Douglas), que se instala con un sistema de empalme machihembrado y brinda control solar pasivo y soluciones acústicas.

En el cuarto principal, la cama está vestida con una manta de lana y almohadones en pura alpaca (todo de Elementos Argentinos).
En el cuarto principal, la cama está vestida con una manta de lana y almohadones en pura alpaca (todo de Elementos Argentinos). Crédito: Daniel Karp

En vez de abrirse al frente, los dormitorios invierten la circulación y miran al lateral aprovechando la terraza y la orientación Norte. Acá las carpinterías son de aluminio (Alucon) y se colocaron cortinas roller screen de Hunter Douglas con tela ‘Prisma Marshmallow’ (Solare). El piso es de pino tea recuperada.

Un jardín agreste

El arquitecto Ignacio Montaldo, en el jardín agreste.
El arquitecto Ignacio Montaldo, en el jardín agreste. Crédito: Daniel Karp

Diseñada como un estanque, la pileta de venecitas verdes tiene bordes que llegan a la superficie con un rebaje que deja a la vista una presencia mínima. Así, completa la abstracción que propone el jardín, invitando a avanzar entre la (aparente) maleza para llegar al agua.

"Este jardín silvestre planeó con especies autóctonas que se adaptaron naturalmente, requieren muy poco mantenimiento y riego. El conjunto se completa con un limonero, una huerta orgánica y una malla metálica sobre la medianera donde se plantaron zapallos", señala Montaldo.

Sorpresa desde el aire

Las instalaciones tradicionales se complementan con paneles solares para generar electricidad y térmicos para calentar agua.
Las instalaciones tradicionales se complementan con paneles solares para generar electricidad y térmicos para calentar agua. Crédito: Gentileza Javier Agustín Rojas

Por una de esas casualidades que deparan los drones, reconocimos a los vecinos de este PH, que también tuvimos el gusto de visitar.

Si querés ver esta y cientos de reformas más, recibí la revista Living todos los meses suscribiéndote online en Club La Nación.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.