Bikram Choudhury: millones de dólares, abusos sexuales y exilio en la historia del "Harvey Weinstein del yoga"

Un documental de Netflix cuenta la historia del polémico creador del hot yoga: la disciplina que se practica en salas a 42 grados de temperatura. La fortuna, las mentiras y los abusos sexuales.
Un documental de Netflix cuenta la historia del polémico creador del hot yoga: la disciplina que se practica en salas a 42 grados de temperatura. La fortuna, las mentiras y los abusos sexuales.
(0)
19 de mayo de 2020  • 10:24

El caso no llegó a ser noticia trascendente en nuestro país debido a que el Bikram Yoga todavía no se había popularizado lo suficiente en 2013 cuando comenzaron las primeras denuncias en Estados Unidos. Hoy se lo conoce más como el "yoga hot" y existen varios espacios dedicados a practicarlo . El documental de Netflix "Bikram: Yogi, Guru, Predator" cuenta la historia del polémico creador y gurú del método . Una advertencia para lectores distraídos: aquí contamos el porqué de las acusaciones judiciales y adelantamos la caída de su imperio en 2017.

Entre las múltiples categorías de yoga que existen hoy en el mundo, se encuentra el llamado Bikram que hace referencia al nombre del supuesto creador: Bikram Choudhury , que hoy tiene 76 años y no puede regresar a Estados Unidos, el país donde comenzó el negocio que lo convertiría en millonario, debido a los juicios pendientes por acusaciones de abuso sexual y violaciones.

Ver esta publicación en Instagram

Happy Birthday Bikram! #bikramyoga

Una publicación compartida por Bikram Yoga (@bikramyoga) el

El Bikram Yoga consiste en una serie de hatha yoga -yoga físico- compuesta por 26 posturas y dos ejercicios de respiración . La diferencia respecto de cualquier otra práctica es que las clases se realizan en espacios aclimatados a una temperatura de 42 grados y un 40% de humedad. Son noventa minutos de calor extremo que imitan el clima de Calcuta, en la India, el lugar de nacimiento de Bikram.

La historia "de fantasía" de Choudhury

En 1971, Choudhury se instala en Estados Unidos para abrir su primer centro de Bikram Yoga en Los Ángeles. Allí logra posicionarse como un importante gurú entre las celebrities de la época. Vestido solo con un slip negro y un micrófono pegado a la cara, en las imágenes del documental se ve al yogui dirigiendo clases multitudinarias donde el único sonido es su voz que, además de indicar los ejercicios, resulta humillante y agresiva para algunos de sus alumnos.

La disciplina se expandió rápidamente por Estados Unidos donde llegó a tener 650 estudios. A partir de los noventa, el astuto Bikram, además de las clases, aumentó su fortuna cuando comenzó a dictar cursos de certificación para quienes desearan ser instructores de su método. De acuerdo con el documental, la matrícula costaba diez mil dólares por una estadía completa de nueve semanas de formación.

Durante esos años, el gurú consolidó su fama, se ganó la confianza del público, fue entrevistado por importantes medios y nadie cuestionó la biografía de fantasía que había inventado para venderse desde su llegada a los Estados Unidos: que había sido campeón de yoga en tres ocasiones -cuando esas competiciones aparecieron mucho después de su línea de tiempo- y que él había creado la famosa serie de 26 posturas a las que "había ordenado como si fueran una melodía" cuando, en realidad, pertenecían a su maestro indio Bishnu Gosh.

Debido a la modalidad del negocio, el Bikram fue denominado como el Mc Donald's del yoga . Su supuesto creador se convirtió en los años noventa en un hombre con una fortuna de 75 millones de dólares . Sin embargo, después de cuarenta años de éxito, el imperio comenzó a derrumbarse debido a las primeras denuncias de abuso sexual y de agresiones racistas.

Abusos y exilio

En 2013, una de las asistentes a uno de los cursos de entrenadores lo denunció por abuso sexual. A ella se le unieron cinco mujeres que lo acusaron de abuso y violación a las que el gurú se dedicó a descalificar públicamente hasta que en 2016, su ex-abogada, Minakshi Jafa-Bodden, logró llevarlo frente a un tribunal para asegurar que era un depredador sexual , que elegía a sus víctimas de acuerdo a su personalidad: iba detrás de las más inseguras, tímidas y devotas de su figura.

Los jueces resolvieron que Bikram debía entregarle toda su empresa a Jafa Boden, además de seis millones de dólares y una colección de 43 autos de lujo. Ninguna de las resoluciones se ha cumplido hasta el momento. En 2017, el imperio se declaró en quiebra y el gurú desapareció de Estados Unidos , donde se lo llama el Harvey Weinstein del yoga. Lo último que se sabe de él es que se encuentra en México y que el año pasado estuvo presente en un curso de formación de entrenadores en España.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.